Categorías

Relatos Eróticos

Autosatisfaccion

Doña Flor.

Publicado por Maduras el 24/01/2015

Esto que les cuento pasó en una colonia llamada Galeana, del municipio de Zacatepec, Morelos. Ella vive el la colonia Làzaro Càrdenas del mismo lugar, tiene tres hijas y su esposo. Cuando yo tenia 25 años, ella 45 chaparrita, aclaro yo no soy alto apenas 1.68, en ese entonces se encontraba trabajando en la casa de mis padres, la cual visitaba muy a menudo precisamente por verla, tenia unos senos bastantes generosos y hermosos un poco caídos debido a la edad, un poco gordita, piernas rellenitas y gran trasero.
Todo se dio por medio de juegos ya que nos llevamos muy bien, la llegaba a espantar cuando estaba sola, que normalmente era asì ya que mis padres tienen un negocio de tortilleria, salían temprano y llegaban muy tarde, la agarraba de la cintura haciéndole cosquillas, le aventaba agua cosas de ese tipo como niños, hasta que una mañana estaba en la recamara de mis padres haciendo el aseo y entro sorpresivamente, la agarro por la cintura se sorprende empieza el juega y caemos a la cama por un momento me dijo que ese juego ya no le estaba gustando y quiso pararse, pero la atraje otra vez hacia mi cayendo de espaldas, inmediatamente me subí en ella pensando que no habría otra oportunidad, la bese cosa que al momento se resistió diciendo que no estaba bien lo que hacíamos, que le daba miedo que alguien llegara y nos descubriera o que si se enteraba su esposo, sus hijas, mi esposa o mi mamá lo mal que la íbamos a pasar. Yo le dije que no tendrían por que enterarse si nos cuidábamos bien, yo por lo tanto a provechando que llevaba puesta una bata bastante amplia, empecé por acariciarle las piernas que poco poco subía, y sentía su piel suave ella se resistía pero me permitía seguir hasta llegar a tocar esos hermosos senos por encima de la bata, la empece a besar suavemente y ella correspondió a ellos le saque la bata, posteriormente el brasier y por fin tuve a merced esos senos que los bese, mordí si llegar a causarle daño, ella gemía, proseguí a quitarle sus calzones de señora grandes e inmediatamente me desnude, no tengo un pene enorme pero lo suficiente para ella que dijo que se lo hiciera suave con cuidado y asì lo hice le abrí las piernas coloque mi verga en la entrada de su vagina que para entonces estaba super mojada ya que sentí la necesitad de jugar con su clítoris cosa que le gusto mucho, no pude más y me baje a mamar esa hermosa panocha con algo de pelos fue fascinante lo que ella me decía, que eso no se lo había hecho su marido pero que necesitaba sentirlo ya, inmediatamente obedecí a su petición la agarre de los tobillos abrí sus piernas empecen a introducir mi verga hasta llegar al fondo de su matriz, cosa que le agrado mucho subiendo y bajando su cadera a un solo movimiento ambos gozábamos, posteriormente me dijo que me acostara y ella se subió sola se acomodo la verga en su entrada hasta clavársela toda, que lindo se movía, yo le mamaba sus senos y de pronto se estremeció llegando a su orgasmo, todo esto había pasado en unos 30 min. cuando me dijo que estaba sorprendida porque yo no había terminado que su marido no duraba ni 10 min. la puse de perrito no sin antes besarle todo su culo, cosa que le gustaba mucho, se lo metí y después lo inevitable terminé dentro de esa hermosa vagina, me recosté a su lado nos besamos me dijo que deseaba esto conmigo desde hace tiempo, yo le comente que también lo o deseaba, le dije que yo quería seguir haciéndolo con ella, me contestó que todo de pendía de mi que no dijera a nadie de esto y seria mía las veces que yo quisiera, pero siempre a escondidas para no lastimar a terceras personas.Mi Flor hermosa. Actualmente llevamos cerca de 23 años teniendo relaciones, claro ya muy eventualmente.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!