Categorías

Relatos Eróticos

Autosatisfaccion

Mi ex novio Eduardo Manostijeras, que placer sexual me daba

Publicado por Emilia el 12/09/2016

Hace tiempo por casualidades del destino (así quiero creerlo) me reencontré con mi ex novio de la preparatoria, Eduardo. Hacia tiempo que no sabia de él, para ser exactos desde que ambos comenzamos la universidad. Ya estamos por concluirla y aunque vivíamos en la misma ciudad nuestras amistades y círculos sociales eran distintos. Él prefiere mantener un perfil bajo y yo soy todo lo contrario. Casualmente lo encontré un dia y acordamos salir en plan de amigos. Aunque claro, después de ver en lo atractivo que estaba y ambos sin ningún compromiso era más que obvio que me lo llevaría a la cama. Además siempre me quedo una espinita de la última vez que tuvimos sexo y fue muy rico. Después de ir por un café lo invité a mi casa la cual para mi fortuna estaba sola ya que mi madre había salido de la ciudad. Noté que no dejaba de mirarme las piernas, mi mejor atributo luego de mis muy redondas nalgas, yo a propósito movia más las piernas al caminar hasta que note que su miembro comenzaba a levantarse, al llegar a mi casa no pudo más y se acercó por detrás de mi y me dijo al oído "vamos a jugar un rato" mientras me acariciaba las piernas y me besaba el cuello. Yo le correspondi con un beso muy apasionado mientras sentía su bulto en mis nalgas cada vez más duro y sus manos recorrían mis senos. Lo senté en un sofá y luego me senté sobre el mientras nos seguíamos besando hasta que el me fue quitando poco a poco la ropa dejándome en lencería. Yo lo conocía muy bien así que ese día me puse un conjunto negro muy provocativo al lo cual el hizo un gesto de placer cuando me vio en el. Lo hice levantar para poder quitarle el pantalón y cuando lo hice lo volví a aventar de nuevo al sofá mientras sentía su bulto con mis manos y jugaba con el. El me chupaba los pesones de una manera tan deliciosa que ya los tenia muy duritos. Poco a poco fui bajando mis labios por todo su cuerpo hasta que llegué a su miembro y comencé a jugar mi lengua con el, lo sucionaba muy delicadamente y poco a poco subía el ritmo, cada vez más rápido. El gemia de placer, lo tenia muy excitado y podía ver su cara de placer. Pero era obvio que no queria que eso acabara ahí. Yo quería sentirlo dentro de mi, así que me cargó hasta llevarme a la cama y comenzó a besarme mientras acariciaba mis piernas "te voy a coger como nunca" fue lo que me dijo mientras poco a poco me colocaba su pene dentro de mi. Sus embestidas fueron lentas y profundas y yo me volvía loca del placer. Le gritaba "más, dame más fuerte, cogeme duro" y el lo hacía. Le pedí que me cogiera como a mi me gusta y no tardó en ponerme en cuatro y darme más duro. Sentía sus manos sobre mis caderas y como las empujaba hacia el. Sus nalgadas y sus gemidos de placer mientras me decía "estas bien buena, que ricas nalgas te cargas" que rico se sentía su pene dentro de mi. Él se acostó y me dijo que me pusiera sobre el, yo lo único que queria era seguir sintiendo su pene dentro de mi. Así que me di la vuelta y poco a poco lo metia. Para que el lo viera, cada vez más y más rápido hasta que el ya no pudo más y me voltio para terminar en mi espalda. Les juro que no era tanto la ocasión si no más bien la satisfacción de sacarme la espinita con él. Fue una experiencia muy placentera y hay aun más....... Les dejo mi dirección de correo si quieren saber más detalles: girlonfire023@hotmail.com

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!