Categorías

Relatos Eróticos

Autosatisfaccion

Mi gemela y yo

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Un día de Abril, recostada en mi mullido sillón jugaba con mis dedos...me
acariciaba mi rostro...tocaba mis ondeados cabellos y de repente observo
fijamente mi imagen en el espejo...de ahí provenían unos suaves murmullos...y
alguien me mirabaera mi gemela...pregunté, de dónde vienes tú, dijo:"de
tu interior, soy tu otro yo" no salía de mi asombro cuando dijo:"te
has olvidado de ser una mujer plena"...plena? pregunté, "Sí yo soy
la mujer que hay en ti...sexy, caliente, hambrienta...no tengo prejuicios, me
encanta gozármelo todo...soy una mujer de verdad y allí en su sillón, se
recostó, sentí un gemido, me miró...su lengua mojaba sus labios, sus manos
recorrían su cuerpo posándose en sus tetas blancas, pezones rosados y
perfectos...untando sus dedos en el almíbar, de un postre sobre la alfombra;
los cubría enteros, sus pezones se erectaban...se endurecían y eran como
frescas y hermosas frutillas maduras...bajaba su cabeza y jadeaba; su lengua
entraba y salía...sus caderas se contorneaban y sus largas piernas bajaban del
sillón...para abrirse por completo...a la vista quedaba una concha roja, húmeda
y brillante...palpitaba, sus dedos avezados se instalaron en ella y como manos
de un amante perfecto la tocaba...suave y lento, presionándo y rozando...su clítoris
estaba duro y altanero...crecía y su color resaltaba, sus gemidos eran
exquisitos, su cuerpo entero subía y bajaba, su lengua no paraba ...jadeaba, el
sudor se reflejaba en su piel...estaba caliente, extasiada...su cabeza hacia
abajo, sus gestos de placer daban envidia, su concha chorreaba...mojada , rica,
brillante y dispuesta, sus movimientos eran más fuertes, sus dedos penetraban
su concha caliente cada vez más fuerte...era una puta desbocada...quería
sentirlo tood...porque le gustaba...su mano tomó un falo de latex...duro y
grande...lo rozó en sus tetas suaves y mojadas...su lengua lo mamaba
incansable...lo llevó a su concha y lo metió duro...sus gemidos eran fantásticos,
su placer me estremecía...su jadeo me producía éxtasis...seguía más y más
fuerte...de pronto su cuerpo perfecto se estremeció completo, se vino en un
orgasmo tremendo, su gemido fue sublime, sacó el falo de su concha, lo chupó
entero, chupó cada uno de sus dedos....languida en el sillón me miró...su
sonrisa era de otro mundo...guiño un ojo y se desvaneció....



Yo en mi sillón excitada y perpleja...seguía extraviada, afuera llovía y
la calle estaba muy mojada...igual que yo.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!