Categorías
Relatos PORNO Fantasias
Fantasias
Camino al Motel

Mi esposa tiene 28 años, no es muy alta, debe medir unos 160 cm., muy hermosa, blanca, ojos verdes, pelo negro largo... piel tersa y suave, tenues y sensuales curvas, un culo de antología, medianos y compactos senos, maravillosos pezones. Partimos a media noche, como de costumbre ... sube al auto, se acomoda y nos vamos. Al comienzo estamos como indiferentes, conversamos... no nos miramos demasiado, yo finjo poner sólo atención a conducir... sin ...
Leer relato erótico >

Fantasias
Cartas de Amor

Mi amor, te echo mucho de menos ya van muchos días sin verte, sabes te quería contar un pequeño sueño que tuve contigo mi amor, fue tan bueno que casi lo sentí real, te cuento: Soñé que estabas sentada frente a tu computador, vestida con tu camisa de dormir, entonces entraba yo y nos saludábamos con un apretado, largo y lindo beso, así seguíamos besándonos, entonces yo te tomaba por la cintura haciendo un lado lo que estaba sobre el ...
Leer relato erótico >

Fantasias
Cigarrillos para ellas

Lo había leído en una revista, uno de esos anuncios de artículos que prometen cosas imposibles, esos que se venden por correo, soy aficionado a ellos, aunque está claro que son un timo, me resulta curioso verlos, me divierto bastante pensando en la cara que pondrá la gente que los compra esperando que realmente funcionen como dice su anuncio. Hace poco compré una cámara que, según el anuncio, permitía ver a través de las paredes, VoyeurCam se ...
Leer relato erótico >

Fantasias
Sombras en la playa

La arena estaba fría, pero siempre que venía una ola se hacía más cálida y negra, y cuando el agua se retiraba se la sorbía de debajo de los pies y de entre los dedos, y ella se hundía un poco. Llevaba los pantalones remangados por encima de los tobillos, casi hasta arriba de las pantorrillas, y se veían como rocas grandes y pesadas, pues los pantalones eran de hombre y además tenían vuelta. La camisa también era de hombre, pero se la había ...
Leer relato erótico >

Fantasias
El asalto

Llevaba una vida algo desorientada, luego de ciertos impedimentos en ciertos casos descubría que los mismos eran parte de una personalidad en la que había miles de privaciones culpa de mi propia culpa. Incluso había llegado a manifestar en lo físico eso que en ciertos lugares de mi personalidad eran graves falencias. Terquedad, egoísmo. Creer que no era yo parte del problema sino damnificado. La cantidad de veces que había culpado a otros en ...
Leer relato erótico >

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!