Categorías
Relatos porno de Fantasias
Fantasias
Zapatillas usadas

Después de leer varios relatos me di cuenta de que no tienen ninguno de fetichismo hacia pies y tenis (zapatillas deportivas) Desde que tenía la edad de 5 anos, recuerdo que me encantaban los tenis de algunas compañeras del kinder al que yo iba. Y cada vez que podía cuando se quitaban los tenis, aprovechaba para olerlos, alguna vez lo besaba. Durante varios años hice eso. Hasta que en 5to (por los 80's), las tiendas empezaron a traer tenis ...
Leer relato erótico >

Fantasias
Humeda inspeccion

Cindy miraba en el espejo de vista trasero y vio las luces encendiendo azul y rojo. "Fabuloso," ella pensó, "justo a tiempo, yo realmente tengo que hacer pis". Ella se orilló a un lado del camino y esperó que el oficial viniera a su ventana. "¿Señorita puedo ver yo su licencia y registro? " Él estaba de pie allí, oscuro como nocturno, presentando su silueta contra las luces de la ciudad en la distancia. Ella saca los documentos pertinentes, y ...
Leer relato erótico >

Fantasias
Soñar es gratis

Todo comenzó a la edad de 30 años cumplidos, ya estaba harto de ser el chico modelo, el hermano perfecto, el hijo de quien cualquier padre estaría orgulloso. En fin, todas las actitudes de un chico perfecto que la misma familia me exigía. Soy el único hermano que tiene profesión. Bueno, como les contaba ya tenía la edad de 30 años, tengo 32 y ni siquiera sabía que era tener sexo, pues nunca lo había hecho con nadie. Eso es muy sagrado para ...
Leer relato erótico >

Fantasias
Un baño muy excitante

Tal vez esto te suene algo loco pero con todo el estrés de la vida cotidiana: ¿Te has tomado el tiempo para tomar un baño? Sí, ya sé, eres muy limpio y te bañas todos los días, pero me refiero a tomar un baño simplemente por placer, no con las típicas prisas de la mañana, donde avientas la ropa, te metes a la regadera de prisa, apenas estando medio tibia el agua. Luego de prisa te enjabonas, más automático que conciente te enjuagas, y en menos ...
Leer relato erótico >

Fantasias
Mi esclavo sexual de una noche

Me casé muy joven, y pasé de depender de un padre muy protector, a un marido celoso y posesivo. Siempre fui una niña obediente, por lo tanto no me costó adaptarme al rol de sumisión, que mi marido adoptó como manual de nuestra relación, para él nunca hacía nada lo suficiente bien hecho, y yo no soportaba que se enfadase conmigo. Sólo en la cama parece que era lo suficientemente buena, y yo me desvivía por complacerlo en todo. Hace dos años ...
Leer relato erótico >

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!