Categorías

Relatos Eróticos

Fantasias

La madura perfecta, me pone como un burro

Publicado por Male el 27/06/2016

Mi vida estaba en un giro de 180 °, todo marcaba que seria una esposa ideal hasta los 80 años pero siempre hay imponderables en la vida , con mi pareja todo era espectacular pero empesamos a meternos en terrenos peligrosos y tenia una tienda de regalos y ahi empeso a creser mi numero de amigos y con ellos las tentaciones, mi pareja desde que nos casamos le gustaba que luciera mi cuerpo y el me insto a usar ropa ajustada y minifaldas, mis pechos son de buen tamaño y a el le encantaba verme de escotes y enseñar pierna igual me acostumbro al sexo no convencional asi nos dimos la oportunidad de hacerlo de maneras muy locas lo que nos encantaba pero una tarde fui a verlo jugar y vi a 3 tipos que me encantaron eran sus amigos, empese a fantasear con ellos y para mi sorpresa a uno de ellos le gustaba yo, empeso a buscarme y eso me ponia nerviosa aunque no me sentia capas de fallarle a mi pareja pero el me dio mas razones pues y una noche llego tomado y me platico que estuvo con sus amigos y se le ocurrio contarme que en una de las visitas al baño vio que el tipo tenia un miembro muy grande, eso me prendio, le empese a hacer mas preguntas y el se dio cuenta de mis intenciones lo que le calento asi me describio a otros 2 me puse como perrita y mientras me penetraba me hacia preguntas y demas cosas fue una noche muy rara la idea de ser de otros le prendio y a mi tan solo de pensar en coger con ellos me ponia a mil, desgraciadamente el sexo no lo es todo y empesamos a tener otro tipo de problemas que obligaron a nuestra separacion, el se fue de la cd. y yo tratando de reponerme me dedique a mi negocio, pero los lobos estaban hambrientos y el acoso empeso a ser mayor, solo que ahora me encontraba libre, no fue dificil empesar y ese aire especial que me da el sentirme tan deseada y adulada me empeso a gustar y realmente a disfrutarlo, estaba casi por cerrar mi negocio cuando una voz gruesa me saludo, era el amigo de mi ahora ex que muy puntual estaba invitandome a tomar un trago, fui y la verdad disfrute todo, sobra decir que llegue a mi casa en la madrugada y mientras me bañaba el agua limpiaba las huellas de esa noche, el coche era amplio y mis años de adolecente me habian enseñado algo asi que fue facil acceder a sus caricias y despues de disfrutar de sus labios y lengua en mis pechos y sexo, montarme en el y disfrutar de ese falo que efectivamente era enorme y rico, fue rapido y caliente su beso de despedida era para mi como el banderazo de salida y parecia que se corrio la voz entre la manada pues las invitaciones llegaban y mis oportunidades de disfrutar eran mayores, me encanta llevar esos recuerdos a mi cama y coleccionar aventuras, ver como un extraño se revuelca mientras le chupo su pene y sentir la intensidad de cada uno de ellos penetrandome y haciendome gozar dando lo mejor de si para lograr complacerme es algo adictivo, un dia llego mi exmarido a visitarme y toco la puerta del negocio, no podia contestarle pues un tipo me estaba dando una rica estocada en la bodega... lo mejor pienso esta por venir y no dejo pasar ninguna oportunidad de disfrutarlo ,

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!