Categorías

Relatos Eróticos

Fantasias

La profesora erotica

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Lo que menos pensaba nuestro protagonista era que iba a aprobar el examen de biología de una forma un poco extraña pero que le encantó.

Era lunes por la mañana y Alfredo iba a la revisión de su examen de Biología en el que le habían puntuado con un 4 cuando él creía que estaba cuanto menos aprobado.

Alfredo tenía 19 años medía 1,85, era moreno con el pelo corto, pesaba alrededor de 78 kilos, era fibroso ya que hacía ejercicio sin mucho vello y unos ojos verdes que gustaban bastante a las chicas. Esa mañana vestía una camiseta blanca muy pegada al cuerpo y un jean que tb se le ajustaba bastante a la forma de su cuerpo.

Llegó sobre las 11 al despacho de la profesora, llamó y pasó cuando Ana, que así se llamaba la profesora le indicó.

Ana, como me has podido suspender, si el examen está como mínimo para un 6—dijo Alfredo.

Te lo enseño y luego hablamos, se lo enseñó y aunque Ana le reconocía que el examen estaba para un 6,5 no creía que debía ponérselo ya que era un alumno que aparte de hacer muchas piras mostraba muy poco interés por la asignatura a lo que él se defendía diciendo que él no estaba obligado a asistir ya que era la Universidad y la asistencia no era obligatoria.

Ana era una mujer morena, de estatura media y más bien delgada de complexión, ojos negros que destacaban por su parecido como los de una gata.Ese día vestía un vestido de algodón de tirantes, debajo del cual solamente llevaba un tanga blanco.Se había propuesto llevarse a la cama a su alumno y estaba decidida a conseguirlo como fuera.
Mira Alfredo, ya se que es la única asignatura que te va a quedar para septiembre y se me ha ocurrido un “trabajito” para aprobártela, creo que incluso te va a gustar la tarea, es que me folles, un solo polvo sería un 5, un fin de semana o 3 noches un 6, una semana un 7, 15 días un 8, un mes un 9 y si te conviertes en mi amante hasta el fin del año que viene un 10.

Alfredo se quedó de piedra, se puso a mirarla de arriba abajo, la verdad es que desde hacía tiempo se había fijado lo buena que estaba pero no quería que pareciera que estaba encantado de hacerlo pero lo único que balbuceó fue un si apenas audible.

De acuerdo dijo mientras la cogía y la daba un tremendo beso mientras con su mano la acariciaba el cuello bajando con su mano por la espalda de ella hasta llegar a su culo el cual acarició, con la otra mano deslizó el vestido fuera de su cuerpo dejando ver un cuerpo todavía más apetecible de lo que él hubiera soñado nunca mientras se masturbaba pensando en ella, mientras ella no perdía el tiempo y le desnudaba dejándolo solo con un boxer negro que marcaba la polla de él una buena herramienta de 21 cms la cual quedó liberada y erecta como un mástil según sacó ella su prenda interior, a lo que él respondió arrancándola el tanga de un golpe y separándose admiro el cuerpo desnudo de Ana, tenía la docente unos pechos medianos en los cuales destacaban unos pezones como dos fresones rosas apuntando hacia arriba como mirándole a los ojos a él, un vientre plano que acababa en un coño muy poco peludo ya que solo tenía un pequeño hilo de pelo que terminaba en unos labios menores como escondidos, un calo respingón duro y pequeño.Era un cuerpo delicioso.

El hábilmente la tumbó en el suelo boca abajo mientras se situaba encima de ella empezando con sus labios y su lengua ayudándose de las manos de un suave masaje que arrancaba de las orejas, las cuales mordisqueaba poco a poco arrancando a Ana pequeños ronroneos de placer que acababan en jadeos, ella notaba como se iba poniendo cada vez más mojada en la entrepierna mientras él tenía su verga completamente erecta, siguió el masaje por el cuello mientras las manos buscaban el culo, el cual masajeaban a conciencia a la espera de que llegase la lengua, la cual llegó poniéndose a jugar con el agujerito apretando a veces, a veces rozando mientras con un dedo penetraba el conejito de ella deslizándose como un cuchillo en mantequilla derretida, consiguiendo arrancarla un gran orgasmo que hizo que Ana se contrajese completamente y soltase un gran jadeo que retumbó en todo el despacho, ella levantó el culo ligeramente , lo que aprovechó su joven amante para apoyar la polla en el culo y de un golpe meter el capullo en el culo de ella lo que hizo que ella se dejase caer al suelo consiguiendo que la polla de él se hincase completamente iniciando un suave mete y saca mientras con su mano masturbaba el coño de ella y con la otra estiraba su pelo y le susurraba al oido lo puta que era, ella estaba gozando como una perra en celo lo que hacía que él se encabritase todavía más descabalgándola y poniéndola a 4 patas penetrándola de un golpe iniciando una fuerte carrera en pos del orgasmo, el cual consiguió corriéndose en sus entrañas mientras ella tenía el orgasmo más brutal que jamás había tenido.

Bueno, Ana yo seré el amante cuando quieras siempre que tu seas discreta y no me pongas en aprietos y tu me pones un 10 de acuerdo?.
Por supuesto,--dijo ella , ha sido maravilloso despidiéndose de él con un cálido morreo e intercambiando sus móviles.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!