Categorías

Relatos Eróticos

Fantasias

Leche para todo un dia

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Un día, Gema, una niña de 14 años, fué a un bar a por tabaco, al entrar solo había hombres, la miraban todos con recelo, el camarero, le ofreció 100 euros por hacer lo que quisieran con ella, Gema aceptó al ver el gran billete de 100 euros, el camarero cerró el bar, la puso en el medio de la sala varios hombres sacaron sus penes y empezron a cascársela, otros la estaban desnudando y tocando, Gema se sentía un poco incómoda porque no le resultaban atractivos aquellos viejos verdes, pero pensó en los 100 euros y decidió seguir adelante, el dueño del bar se la metia por el coño y otro hombre se la metia por el ano, otro le metía su pene gordo y venoso en la boca, otros dos le ponian la polla en cada una de sus manos, ella se las cascaba, estuvieron así un buen rato, Gema tenía todo su cuerpo lleno de pollas, luego todos aquellos hombres se empezaron a correr sobre su cara, sus tetas, su culo, por su pelo, la boca la tenía totalmente llena, el semen no se lo queria tragar así que se le escurría por la barbilla y por el cuello, tenía una cantidad abismal de semen espeso y jugoso, los hombres la mandaron vestir, le pagaron, le dieron la cajetilla de tabaco que venía a buscar inicialmente y le mandaron marcharse toda llena de semen, por suerte para Gema nadie la vió, y al llegar a casa se volvió a masturbar aprovechando la gran cantidad de semen que tenía por todo su cuerpo, hasta esta vez se lo tragaba, ese mismo día hasta durmió así, sin lavarse, por la mañana tenía todo el semen que le había quedado por el cuerpo pegado, se tuvo que duchar y se puso a pensar en la excitante situación a la que estuvo sometida, pensó en volver a aquel bar a por tabaco tan pronto se acabara la otra cajetilla.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!