Categorías

Relatos Eróticos

Fantasias

Un dia inolvidable

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hace tiempo que leo estas historias y es por eso que hoy me he decidido a mandar una esperando que os guste. Antes de nada os diré que esta historia es 100 por 100 real, y que tan sólo cambian los nombres y lugares.

Somos una pareja de Granada que llevamos tres años saliendo. Para empezar os diré cómo somos. Yo tengo 30 años y soy alto, moreno, y peso unos 80 kilos. Ella tiene 22 años, mide 1'70, es morena, muy guapa, con un culo redondito y unas tetas medianas y duritas, con los pezones en punta. Esto que os voy a contar nos pasó el día que por primera vez vimos juntos una película porno.

Mi novia y yo tenemos una casa recién comprada y casi sin muebles donde solemos ir a pasar los fines de semana. Tenemos un colchón en el suelo de la habitación y para estar más a gusto llevé una tele pequeña y un video que pusimos en el salón, donde únicamente tenemos dos sillones. Ella me había comentado que nunca había visto una película porno, así que ese fin de semana decidí alquilar una en el videoclub y llevarla para darle una sorpresa.

Estábamos allí y le comenté que había llevado la peli y que si quería verla. La verdad es que le gustó la idea, y yo creo que le excitó, así que puse la película y le dije que fuera viéndola, que yo mientras me iba a lavar. Me fui al cuarto de baño y la dejé sola en el salón.

Como era verano ella estaba en bikini y yo llevaba un bañador de pantaloneta. En fin, que me lavé, salí del cuarto de baño sin hacer ruido y me aproximé al salón... Ella estaba sentada viendo la peli, donde una pareja follaba, ella sentada encima de él. Me aproximé despacio por detrás y vi que mi novia se tocaba por encima del bikini y estaba como extasiada mirando la pantalla. Me puse a su lado y le dije:

- ¿Qué, te está gustando?.

- - Ella me miró y me dijo:

- - - ¡José, es súper excitante!, no veas cómo se la está metiendo...

- - Entonces ocurrió lo primero que me puso a cien ese día. Ella me había hecho alguna vez una mamada, pero siempre a requerimiento mío y de pronto me dijo, "espera, no te vayas", y me bajó la pantaloneta de un golpe, me agarró la polla con una mano, se la metió en la boca y empezó a comérmela como nunca lo había hecho, mientras no perdía de vista la película. - - Yo primero le quité la parte de arriba del bikini y empecé a masajearle las tetas, donde los pezones estaban a punto de estallar de duros que se le habían puesto. Bajé despacio la mano y la metí dentro de la braguita del bikini. Noté que hasta el vello lo tenía empapado, nunca había visto a mi novia tan mojada. Seguí avanzando hasta que llegué a los labios del coño y se los abrí con los dedos mientras le masajeaba el clítoris. Estaba todo empapado, hasta el bikini lo tenía lleno de flujos... al tocarle el clítoris se puso a cien y me chupaba la polla con más fuerza mientras se retorcía de gusto...

- - Entonces le dije:

- - - Espera, vamos al cuarto...

- - Cogí la tele y el video y me lo llevé al cuarto, donde la pusimos en el suelo y nos tumbamos en el colchón ya completamente desnudos. Marta tiene un cuerpo precioso y yo me ponía a cien de ver que hasta el vello de chocho lo tenía brillante y chorreando...

- - De pronto en la peli apareció una tía con el chochito totalmente depilado y a mi se me ocurrió una idea. Le dije:

- - - ¿Te gustaría afeitarte el chochito así?

- - Ella sonrió y me dijo:

- - - Venga.

- - Fuí al cuarto de baño y traje una palangana, espuma, una maquinilla de afeitar y una toalla. Se tumbó boca arriba y le puse la toalla debajo del culo. Le eché toda la espuma por el coño y me excité un montón al ver todo su chochito cubierto de espuma. Empecé a afeitarla y tuve una de las mejores experiencias de mi vida. Conforme la afeitaba notaba que la espuma se mezclaba con todo el flujo que le salía del chocho, que prácticamente le salía a borbotones, resbalándole hasta el culo. Poco a poco la fui dejando totalmente afeitada mientras ella me masajeaba la polla que la tenía a punto de estallar. Después le dije que se diera la vuelta pusiera el culo en popa. Le afeité también el culito mientras ella se masturbaba con un dedo. Cuando terminé traje un bote de crema hidratante y se lo eché en toda la zona. Se le había quedado el coño precioso, sin un solo pelo. - - Me puse sobre ella en posición invertida e hicimos un 69. Mientras yo me comía aquel coño delicioso y empapado ella me estaba haciendo la mejor mamada de mi vida. De pronto ella empezó a correrse como una loca y yo con la excitación no aguanté mas y me corrí de golpe. Siempre la aviso cuando me voy a correr, pero esta vez no me dio tiempo y recibió toda la leche en la boca. Se sacó la polla de los labios y el resto de la corrida le cayó en el cuello y las tetas. Fui a levantar la cabeza de su chochito para mirar, pero ella me agarró del pelo y me obligó a seguir comiéndoselo, así que me dediqué con esmero a chupárselo mientras le metía dos dedos por el coño y uno por el culo que estaba empapado de todos los jugos que estaba soltando. - - Comenzó a correrse de nuevo y ante mi sorpresa se metió otra vez la polla en la boca y me la lamió entera tragándose todos los restos de mi corrida. Al fin pude levantar la cabeza y mirar hacia atrás. Ella tenía mi polla en la mano, al lado de su cara, tenía los labios cubiertos de semen y también la barbilla, el cuello y las tetas, y tenía cara de estar totalmente en éxtasis...

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!