Categorías

Relatos Eróticos

Fantasias

Venganza

Publicado por Kanes el 29/03/2010

Después de la terrible humillación de ver que ya dos veces se cogieran a mi esposa, incluso ser sodomizada con su consentimiento, mi rabia había aumentado y mi sed de venganza que se había frustrado y vuelto en mi contra estaba en su máximo punto, solo me quedaba buscar una mejor oportunidad para que como fuera cobrara real revancha a estos hijos de puta. Pero esta vez en lugar de reaccionar visceralmente debería planear mejor mis actos.

Judith desde esa noche y en adelante se había dedicado a vacacionar por su parte sin tomarme en cuenta regresando solo en las noches a nuestro camarote solo a dormir.

En una de esas noches que volvía borracha y me imagino que hasta revolcada por quien sabe quien la confronte.
- veo que vienes de divertirte de nuevo, todo esto salio muy bien para ti, te resulto tan fácil cornamentarme y ahora que ya das por hecho que puedes hacer lo que quieras.
- Pues que tu empezaste con la zorra esa.
- Y lo tuyo en nuestro propio camarote que fue? Dejaste que te cogieran en nuestro propio camarote!!
- ¿De que hablas? Antes de esa noche nunca te había sido infiel y eso tú lo provocaste…
- De verdad no recuerdas lo tuyo con francisco. Yo lo recuerdo muy bien, pues lo vi todo.
- Y si lo viste porque no lo detuviste o acaso te gusto cerdo…
- Lo quise detener pero estaba muy tomado apenas me tenía en pie.
- Y no crees que yo también estaba tomada y apenas me daba cuenta de nada, hasta ahora había creído que todo eso era un sueño.
- Acaso sueñas mucho con desconocidos que te cogen?
- No seas tonto todos tenemos fantasías, no solo son ustedes que ven a una tipa y se la imaginan cogiendosela de mil maneras nosotras también tenemos fantasias y sueños, eso no nos haces mas o menos infieles.
- Bueno sea como sea el caso es que tu me fuiste infiel
- Eso no importa ya, el caso es que nuestra relación no será jamás la de antes. Y lo que hagamos de ahora en adelante será cada quien por su lado hasta terminar el viaje.
- No crees que seria justo que al menos le devolviéramos la cachetada a esos tipos que nos dañaron.

Judith se quedo meditando y se fue a dormir a la recamara mientras yo dormitaba en el sofá aquel que ya tenia una pagina muy oscura en nuestra historia.

Al amanecer me levante temprano a correr un rato por la cubierta el azul del mar y el sol saliendo, junto con la brisa marina me devolvían poco de la paz que en este viaje había perdido.

Pero mi ejercicio tenia otro motivo mientras recorría la cubierta estaba muy atento buscando el puente de mando, sabia de sobra que las armas no estaban permitidos en esos viajes de placer pero si alguien tenia una era el capitán y en el puente o su camarote la debería de tener.
Mientras recorría la cubierta tuve oportunidad de ver que no era el único madrugador la bella y ahora para mi malvada sunny estaba con su bikini y un pareo esperando que el sol calentara un poco más la piscina para por fin meterse.

Y esto era algo que beneficiaba a mis planes pues éramos los únicos, había visto pasar a uno de los tripulantes hacia ya rato, asi que acercándome sigilosamente por detrás de ella la tome de el cabello mientras le tapaba la boca y la arrastre a uno de los vestidores y la amarre con su propio pareo mientras la tenia apoyada con el pecho contra una de las paredes.

-hola amor veo que ahora si tendremos oportunidad de concluir lo nuestro.

Ella reacciono por fin dándome una fuerte patada que por suerte dio en una de mis rodillas pues su objetivo era mis testículos, y le respondí con un fuerte golpe en el estomago dejándola sin aire y aproveche a sobarme mientras le quitaba la parte baja del bikini. Para mi mala suerte mi pene aun estaba adormilado asi que me lo tuve que sacudir varias veces hasta lograr una buena erección y procedí a emboquillar a sunny que aun respiraba con dificultad.

Mientras apuntaba mi pene al botón apretado de su ano ella suplico que no la forzara que ella solo había participado porque la habían obligado. Y además le habían prometido buen pago.
- de que hablas acaso no eres la novia de Francisco.
- No yo daba clases de yoga en este barco hasta que un dia me forzaron a ser parte de sus planes con amenaza de despedirme y acusarme de robo y como son hijos de los accionistas de la compañía hacen y deshacen como quieren y no se cansan hasta lograr lo que quieran.
- Y es que acaso nadie dice ni hace nada?
- Ya van varias parejas que engañan para cogerse a la chica en turno, tienen muchas formas usan drogas en las bebidas, trampas y hasta afrodisíacos pero nunca se les va una viva y cuando algún tipo se les a querido enfrentar lo han mandado a golpear y abandonado en cualquier puerto sin papeles ni dinero, asi que mejor no hagas nada y déjame en paz.
- Pues será lo que sea pero has formado parte de esto asi que tú también tendrás tu castigo.
Y uniendo la palabra a la acción coloque la punta en la entrada, la penetre con fuerza mientras le tapaba la boca, y aun asi logro gemir con fuerza, mientras me daba en gran banquete. Sentí como la piel suave del ano se iba relajando mientras mi pito lo abria, alcanzando la dimensión de la anchura de mi verga, me sentí más en confianza enterrando a profundidad, ella gemía, y se lo metía hasta la raíz, poco falto para que le metiera hasta los huevos, se agarraba las nalgas abriéndoselas tratando quizás de facilitar mi entrada, me empujaba con su brazo tratando de que bajara en la intensidad mis embestidas como pidiéndome que no me moviera. Yo no podía creer la escena de mi pito enterrado hasta el fondo de su culo, ya estaba que hervía de lo cachondo y valiéndome madre, empecé a darle rempujones y a sentir sus nalgas deliciosas estrellándose en mi vientre y mis huevos, ella de plano ya gemía más cabrón, ese agujero realmente estaba muy apretado, y era tan delicioso que no podía parar, le estaba propinando tremendos rempujones y restregándome sobre sus nalgas, de plano no pude más, sus nalgas, su ano, la forma en que apretaba, los restregones, todo!!! sentí venir un pinché orgasmo tan perro, y la venida no se diga, de plano le rellene de leche todo el intestino y termine ahí todavía dándole unos empujones y ella apretando con el ano mi pito.

Me quede apoyado un rato sobre ella, sintiendo su culisimo, sus nalgas sabrosas y no dude en calificar esa cogida, ese orgasmo y esa venida como los mejores de los que había tenido hasta el momento.

Le dije que si en algo apreciaba su vida no dijera nada de lo que habíamos platicado y que se apartara de mi camino que ya pronto tomaría revancha contra esos tipos. Sunny adolorida solo se acomodaba su traje de baño y asentía con la cabeza y se tallaba con una mano su adolorido trasero.

Pase el resto de la mañana consiguiendo todo lo necesario para completar mis objetivos. Por ultimo busque a Judith y la encontré muy amigable en cubierta con un tipo de los mas desaliñado pero era claro que ella no buscaba mas que continuar con esa aventura en la que se había convertido en una ramera, una cualquiera que coge con cualquiera que se lo pida. La tome del brazo con la protesta de el tipo el cual ignore y la lleve conmigo a nuestro camarote y le conté todo lo que me había dicho Sunny, dándose cuenta de la jugarreta que nos habían hecho. Pero ella argumentaba que no había marcha atrás con lo nuestro.
- pero al menos podemos evitar que vuelva a suceder.
- Y como lo piensas hacer …
- Eso déjamelo a mi solo necesito que estés conmigo esta noche y después de eso cada quien por su lado.
- OK, lo haré por aquello que pudimos ser…

Esa noche llegamos directamente a la mesa donde estaban Rubén y Francisco, y con mirada retadora le dije que quería la revancha y que tenía 3000 dólares y mi mujer como apuesta. Lo que desconcertó a Judith pero confiando en mi me apoyo quizás por ultima vez en nuestra vida de pareja.
Francisco contesto con aire autosuficiente que ella ya no era de su interés.
- eso puede ser pero no creo que seas tan cobarde para rechazar un reto de honor.
- Esta bien aceptamos participaremos de nuevo, pero esta vez será muy diferente.
- Además ya sabemos que algo tramas contra nosotros será mejor que no intentes nada raro, nos acompañaran algunos chicos de la tripulación por si se ofrece algo.
Llegamos de nuevo a un privado pero este era más grande que el anterior y al parecer estaba forrado a prueba de ruidos.
-bueno aquí no hay mesa de poker, que pretendes- le dije a Rubén.
-Mira tu chica no nos interesa pero ya que quieres revancha te la daremos.
-Sunny y Judith pelearan una pequeña pelea de gatas pero para que no sea muy violento para ellas y tengan una oportunidad las bañaremos de aceite y la que se quede mas rápido sin ropa será la perdedora y el trofeo de esta noche.
-No seria justo Judith apenas lleva una falda y blusa y nada debajo se ha vuelto una zorra desde lo que nos hicieron.
- No te preocupes entonces ya no tienes nada que perder mas que quizás tu dinero y quizás te dejemos con tu esposita en una isla desierta para que tengas tiempo de reconciliarte y al menos así sabrás que eres el único para ella…jajaja!
Las pusieron en el centro del cuarto sobre una alfombra plástica y los tres tipos de la tripulación que nos acompañaban las bañaron de aceite- mientras Judith me miraba como suplicando que detuviera eso que no parecía ser ya parte de nuestro plan de venganza, al parecer las cosas salían de nuevo de mis manos.

Sunny suplicaba que ya no quería ser parte de esto y además estaba adolorida por lo sucedido en la mañana conmigo, por lo que para que esto no fuera ventaja para Judith mandaron a llamar otra chica de las que usaban para sus propósitos ofreciéndole una cantidad de dinero exorbitante y la doblarían si ganaba el combate lo que sumado al temor de Judith ponía las cosas mas en contra.

La chica se abalanzo entonces sobre Judith rompiendo enseguida su blusa mientras ella luchaba con los pantalones de gimnasia de esta quien con eso dejaba claro que era deportista y mostraba su fuerza mientras le arrebata los pedazos de blusa, mi esposa mientras se rompía las uñas tratando de rasgar los pantalones de lycra y el top que la chica portaba, lo que con alegría para mi había logrado debajo de esto solo quedaba un calzoncito muy corto de la chica. Por una vez teníamos la fortuna de nuestro lado. Concentrándose en romper este Judith se descuido y la chica logro rasgar la falda y empezó a sacársela por un lado dejando a Judith con ojos de suplica, se aferraba al pedazo de falda para que no se lo quitara de las manos. Pero esta con un empujón logro sacárselo. Judith comenzó a llorar y exhausta se dejo caer sobre la lona esperando lo inevitable.

Sin mas Rubén le ordeno a los de la tripulación cobraran el premio, pues para el y Francisco ya no era de interés. Sacándose estos sus falos y dándoselos a chupar a mi todavía esposa quien con el maquillaje corrido por el esfuerzo y sus lagrimas comenzó a tragar, mientras estos se arremolinaban a su alrededor atragantándola apenas salía uno el otro se la hundía hasta la garganta provocando arcadas y gemidos ahogados.
Esta vez para ella no había placer solo humillación y dolor.

Uno a uno fueron llenando la cara, los pecho y su boca de semen dejándola hecha una mezcla de sudor y semen. Luego de esto al parecer tenían algo mas preparado pues la chica se la llevo a un cuartito y luego de un tiempo salio limpia y bañada de la mano la llevo de nuevo a un sofá en una esquina y los de la tripulación se retiraron mientras entraba un tipo muy alto moreno casi negroide el cual se sentó al lado de Judith y empezó a manosearla y tocar sus pechos y su cuerpo mientras la otro chica lo ayudaba.
-No te preocupes después de esto te dejaremos a ti y a tu mujercita para que se den cariño, y si ella coopera será todo mas rápido.
Judith asintió y se dejaba hacer por el tipo que se veía fascinado de tener una chica tan bella y joven a su disposición.

Este se saco de el pantalón una tranca de grandes proporciones y mas gruesa de lo que jamás hubiera visto siquiera en esos días de juerga para mi esposa. Y esta no dudo en chupar lo que lograba meter en su boca.

Se puso a besarla sin metérsela en la boca. Francisco la observaba y le decía:
-eso es lo que siempre has querido puta de mierda. Una verga bien grande y dura, no la mia o la de Rubén… sino la de cualquier hombre se te clave en la pucha hasta rajártela.
Ella se extrajo el pene de la boca y le unto con su saliva toda la pinga mientras le hacia una suave puñeta, entonces empujándolo contra el respaldo se coloco sobre el de espalda a este y mostrándonos su cara de puta, apoyo sus manos sobre las rodillas de el fortachón y con la cabeza descansando en el pecho de este. Este separaba las suculentas nalgas para ver como poco a poco iba entrando ese falo en las entrañas de Judith, la punta de el falo abría los labios vaginales y ella gemía al sentirse invadida por ese grosor nunca antes sentido, bajaba poco a poco dejando que ya casi la mitad de el pene disfrutara de su calido interior. Mientras la chica para relajarla succionaba con avidez los pechos de mí aun esposa. Logrando elevar la excitación de todos los presentes.

Esta no conseguía alojar en su vagina el pene de su amante en turno por lo que este ante la señal de Rubén la levanto en vilo mientras ella para no caerse se tomo de el cuello y brazos de este, provocando con esto que penetrara hasta el fondo de la adolorida vagina de Judith provocándole un ligero sangrado, gemidos y algunas lagrimas que fueron acalladas con mas besos de el fortachón y la chica, el moreno la sujetaba fuertemente de la piernas y con movimientos bruscos sumía su falo en la ya dilatada vagina de Judith, en cada embate ella lanzaba gemidos de placer y quejidos dolorosos, estaba gozando al limite con un aquel miembro de un color diámetro y largo diferente a lo que estaba acostumbrada. Este continúo las acometidas hasta que por ultimo la penetro hasta el fondo impulsando la pelvis hacia arriba y apretando lo más que pudo el cuerpo Judith a su tranca libero todo su semen llenando una vez más la pucha lacerada de mi mujer. Mientras la chica se encargaba de tallar su clítoris para mitigar un poco la calentura y el escozor vaginal que debía sentir con semejante grosor.

Una vez que ella fue colocada en el suelo se desplomo desvanecida por el esfuerzo apenas y me dedico una mirada de reproche por lo mal que había salido todo.

Y esa fue mi señal para actuar sacando el revolver que llevaba oculto dispare a Rubén primero hiriéndolo en el estomago, luego a Francisco volándole la cabeza la cual casi me salpicaba con sus fluidos. Al fortachón fue mas fácil pues al estar cansado lo más que pudo fue tratar de irse contra mí y le solté a bocajarro otro tiro en pleno pecho, la chica trato de huir y le dispare en la espalda. Ya confiado levante a Judith y eso fue mi error Pues el tiro en la panza no había sido suficiente para Rubén quien saco una Beretta y me disparo alcanzándome en la pierna y le vacié las dos balas restantes en plena cara, malherido y cargando con Judith quien estaba en shock por lo acontecido cargue con el dinero, relojes y anillos de estos fiambres y abordamos una lancha salvavidas huyendo de el barco, hasta llegar a la costa y eso fue lo ultimo que recuerdo. Me levante un par de días después en la choza de unos pescadores que me habían curado y me dijeron que apenas me vio mas repuesto la chica que me acompañaba se había ido, y para mi suerte llevándose todo, a mi no me quedo mas que descansar y pensar en lo que haría con mi vida de ahora en adelante.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!