Categorías

Relatos Eróticos

Fetichismo

El primero que se lo pida

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola a todos, mis amigos me dicen "PELADO" y la historia que les voy a contar es real.

Quisiera comentarles antes que esto que me ocurrió fue después de mi separación, con una chica después de haber vivido varios años juntos y que todavía ninguno de los dos le encontró motivo alguno, bastante loco, ¿no?.

Yo trabajo en una tienda, en la cual conocí a esta persona, una señora de 45 años aproximadamente, bastante atractiva a pesar de ser una mujer obesa de 100 a 110 kilos, casada hace varios años, con hijos y nietos. Ella es una clienta de la casa hace varios años y tras haberla atendido varias veces hicimos una gran amistad.

Un día llamó al negocio para hacer una consulta acerca de una mercadería y fue justo en el momento de mi separación, ella notó mi estado de animo y quiso que charlemos sobre lo sucedido, no tuve mejor idea que llevarla a mi casa y ella aceptó muy encantada y sin objeción alguna.

Tras haber charlado un buen rato y yo con la idea de cogerla ya que hacía rato que no lo hacía y para una persona que habitualmente lo hacía era muy difícil aguantar la abstinencia, me hizo en todo momento de la conversación comentario sobre sexo y lo difícil que es vivir sin él, que ella tenía que aprovechar ahora ya que los años pasan y no perdonan y siendo vieja ya no la iban a desear como antes, también me comento que su marido la había engañado y que ella tenía que hacerle lo mismo que era una materia pendiente que tenía que saldar y que todo hombre que la deseara no opondría ninguna traba para que la cogiera, es más tenía un pretendiente pero estaba un poco en dudas, en hacerlo con él porque era demasiado joven y no sabría cómo actuaría él después.

Después de haberme contado varios secretos de su vida sexual y fantasía, yo para ese momento estaba con mi pija re parada y si no aprovechaba esa situación de intimidad y teniéndola en mi casa no tendría otra oportunidad mejor. Sólo tenía la duda de cómo actuaría ella siendo una mujer casada y con una familia, el "no" ya lo tenía así que me la jugué y me arriesgué al rechazo, entonces directamente le dije sin pensarlo más que la cogería quiera o no y en un segundo nos estábamos besando muy excitadadamente.

En cuestión de instante estaba desnuda ante mí y yo con mi pija al palo. La verdad que no estaba nada mal por ser una mujer de bastante peso y edad, grandes tetas muy suaves, cola bastante formada e inmensa, pero una de las cosas que me llamó más la atención fue el tamaño de su concha, que les aseguro que ganaría cualquier concurso sobre tamaño, un puño entraría tranquilamente en ella sin dudarlo, y muy bien depilado, algo que me excitó sobremanera.

Al llegar a la cama ella atacó mi pija con total voracidad como si quisiera comerla toda sin dejara nada, como si fuera la unica pija del mundo y no quisiera perdérsela, nunca había tenido una chupada como esa; tras haber estado varios minutos haciendo el trabajo de chuparme la pija y los huevos simultáneamente quise probar el sabor de su concha y sin ningún tipo de preámbulo lo hice ataqué directamente sus labios y muy lentamente introduje mi lengua buscando sus clítoris que al primer contacto hizo que emitiera un gemido bastante profundo y tomándome ella con sus manos me introdujo más dentro suyo, como si quisiera que entrara mi persona por completo. Cosas que la hizo que llegara a su primer orgasmo provocándole un grito de placer que simulaba a un asesinato, algo que excitaría a cualquier humano.

Ya para ese momento mi pija estaba a mil y a punto de explotar. Así que sin esperar y tras los ruegos de ella que deseaba con todas sus ganas ser penetrada, lo hice, mientras que ella pedía que la cogiera más y más sin parar un instante llegamos juntos al orgasmo, nunca había tenido una acabada así no podía parar de arrojar de leche dentro de su inmensa concha y ella quería más y más. Tras haber acabado quedé exhausto, pero ella seguía jugando con mi pija como si quisiera revivirla para seguir cogiendo varias veces más. Y fue bueno el intento porque logró que mi pija estuviera viva nuevamente y con una inmensa erección que la alegró por demás.

Me beso y me pidió que por favor la coja de nuevo que no aguantaba más y que esta vez lo haga por la cola porque eso la excitaba muchísimo y que se moría por tener mi pija nuevamente dentro suyo.

Entonces hice lo que me pidió, así que ataqué su ojete, tratando de penetrarlo con mi lengua, lo comencé a chupar, la verdad no estaba nada mal, era muy atractivo tenía un rosado agujero y empecé a penetrarlo con mi lengua, cosa que la volvía cada vez más loca. Entonces decidí entrar en él, con una mano tomé mi pija y con la otra abrí sus nalgas lo más que pude para tener una mejor visión de su agujero; era una sensación hermosa tener ese pedazo de culo hasta se me hacía difícil tratar de agarrar semejantes nalgas, así que apunté mi pija y de un solo impulso la penetré provocándole un grito de dolor que a la vez era de placer porque me pidió que no tuviera cuidado y que la partiera en dos con todas mis fuerzas, y eso es lo que hice, sus movimientos eran fantásticos los cuales hacían que en cada uno de ellos entrara más y más sin dejar nada fuera. Quiero decirles que el panorama era hermoso, tener ese inmenso culo y mi pija dentro provocó una excitación tal que me moría por llenarle las tripas de leche por completo, entonces se lo hice saber. Pero ella decidió que no lo iba a hacer en su cola sino que deseaba tomar todo mi jugo y en un movimiento volteó muy rápidamente tomó mi pija en su boca y comenzó a chuparla de manera que en un segundo y tras no aguantar más la excitación que tenía envié todo mi semen dentro de su boca y sin desperdiciar nada tomó cada gota sin derramar una sola, y saboreando cada una de ella como si fuera el jugo más preciado del mundo, bebió cada una dejándome seco por completo.

La verdad que después de eso quedé exhausto y ella tambien. Me dijo que debía irse, y que para la próxima me tendría una sorpresa, y que debíamos volver a repetir la experiencia. Nos besamos y se retiró.

Ya sé que no era una modelo, ni una hembra infernal pero les recomiendo que tengan la experiencia de cogerse a una gorda que la belleza que no tiene por fuera, la van a encontrar en otras cosas como la encontré yo.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!