Categorías

Relatos Eróticos

Fetichismo

Gaby, tu y yo

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

FANTASIAS ENTRE CYBER-AMANTES Continuación de una fantasía al encontrar al hombre adecuado para dejar volar la imaginación, en un armonioso y excitante trío que ya se habían conocido antes.

Hola corazón:

He leído tus líneas y me has dejado no sólo con la boca abierta, ya que tengo el vibrador en ella, mi largo y grueso vibrador, chupándolo como si fuera tu pene mientras leo y vuelo a leer lo que escribiste, también con la imaginación desbordada. Estoy completamente húmeda después de un largo y pronunciado orgasmo porque claro que tuve que poner en acción las manos y otras ideas. . . ¡Qué forma de escribir!. Pensando en ti me he imaginado muchas cosas, deliciosas y excitantes.

Me abriste el apetito corazón, me hiciste imaginar mil cosas con Gaby, contigo, conmigo y con juguetes. Imagínate, diversión completa para tres, Gaby, tú y yo disfrutando como locos de nuestros cuerpos.

Pensé e imaginé con una total y absoluta intensidad, dejando volar libremente la imaginación, e imaginé que estábamos en un club, habíamos pasado un rato agradable, bailando y contorsionando nuestros cuerpos con música de salsa, uniendo los tres cuerpos al roce de nuestros traseros. Salimos del club y nos vamos a tu depa, ya algo mareados y más excitados que nunca. Llegamos, servimos una copa de champange para cada uno, fría y hago que Gaby se siente en uno de los sillones y abra sus piernas, quiero ver como le das un largo y rico beso, como disfrutas uniendo tu lengua a la de ella, chupando sus labios, succionándolos, refrescándote con su aliento ya acelerado, pegando tu virilidad a su cuerpo, mientras yo por detrás tuyo comienzo a chupar y humedecer tus testículos, me gustan tus bolas, grandes, rasposas y velludas, duras y listas para ser absorbidas por mi boca siguiendo un camino que me lleva hasta tu hoyito, saboreándolo y excitándolo al mismo tiempo que tu devoras a Gaby, usando manos y lengua. Estamos perdidos el uno en el otro y Gaby con nosotros. Tenerte en mi boca, tomar tu pene en mis manos, halándolo, mordisqueándolo, sintiendo cómo tiemblas al sentir mis uñas acariciándote, penetrándome con él hasta la garganta, apretándolo con las manos para sentir toda su dureza... Qué deliciosa sensación sentir el calor del cuerpo de ella, estremeciéndonos, compartiendo nuestros más íntimos placeres. Pero no me conformo con eso amor, quiero más, quiero ver como devoras sus pechos, mordiendo sus pezones mientras tal ardor la hace abrir las piernas. Hoy quiero sentir el sabor de los jugos de una mujer, quiero llenarme con ellos y con tu semen, quiero vivir la experiencia total de la satisfacción en grupo de nuevo.

Cuando estás completamente duro te hago sentarte y voy dejando caer poco a poco gotas de champange, las cuales voy recogiendo con mi lengua. Estoy en cuclillas frente a ti y tengo a Gaby acariciando mi conchita pues mi culo está al aire y ella va dejando caer gotas frescas en mi hoyito, lubricándome más si es posible en esta agradable posición en donde ella ha tomado mi conchita como si fuera el mayor de los manjares y tú frente a mí con tu pene libre para acercármelo, preparándome para invadirlo lentamente y dejarte el camino abierto. Gaby pasa su lengua de mi coño a mi culito, y regresando a mi conchita, metiendo primero un dedo impregnado de su saliva, dilatándola, chupando su dedo que ha puesto en mi boca para que yo misma disfrute de mi sabor . . . Me aferro a tus piernas y bajo mi cabeza hasta besarte la punta de tu pene, otro beso, más húmedo, más largo y jugando con tus testículos, metiéndome uno a uno en la boca, chupándolos, regresando a tu pene y succionándolo . . . qué rico, ella penetrando mi vagina y tú mi boca. Recorro todo tu pene con mis labios, con mi lengua, te introduzco, te acaricio, chupo, siento el sabor de las primeras gotas de tu excitación, y al mismo tiempo mi cuerpo tiembla en las manos de Gaby....

Ahora tomas sus senos entre tus manos, los acaricias, chupas esos rosados pezones mientras ella gime de placer entre tus manos y conmigo entre sus piernas. Esto es toda una fiesta, es el momento que he estado deseando esta noche, la quiero en mi boca, quiero acariciar su conchita, le abro las piernas y chupo su clítoris, abro con mis manos sus labios internos y dejo entrar mi lengua que busca frenética su vagina, metiendo un dedo y otro, haciéndola sentir como si mi mano fuera un pene desesperado por penetrarla hasta lo más profundo mientras devoro su clítoris, y así ya lubricados mis dedos, quiero penetrarle el culito, rosadito y listo para dejar entrar el gran pene que tienes, duro y firme.

Cambiamos de posición, te acuestas y ella se sienta sobre tu pene que ya la espera con ansias, lo mete en su vagina de una sola vez y comienza a cabalgarte al mismo tiempo que yo pongo mi conchita en tu boca, dejando que la saborees chupando y succionando mi clítoris, penetrándome con tu lengua, llegando hasta mi coño para dejarlo listo; ella pasa tu pene ya lubricado con sus jugos desde su vagina a su culito con los movimientos ascendentes y descendentes. Dejas que ella te cabalgue hasta que estás a punto de terminar junto con el orgasmo que le llega y la sacude completamente. Yo ya me he corrido en tu boca pero quiero que siga la fiesta, así que cambiamos de posición, ella en cuatro frente a mí, de espaldas, dándome su culito para saborearlo por detrás, y tu parado listo para penetrarme en mi culito; mientras acercas tu gran pene, yo pongo mis labios en su agujerito, formamos un trío espectacular. Me halas de los costados acercándome hasta el punto en que la grande y roja cabeza de tu pija comienza a empujar entrando lentamente y arrancándome gemidos de placer, dándome oportunidad a acoplarme a ella; yo mojo uno de los dedos de mi mano con la saliva de la misma Gaby y comienzo a meter el dedo en su vagina y el vibrador lubricado en su culo. . . mmm . . . qué ricura, los tres acoplados al mismo ritmo, bailando al son del placer. Meto y saco mis dedos de la conchita de Gaby y al mismo tiempo el vibrador en su coñito, sus movimientos me dejan ver que está a punto de dejarse ir en un orgasmo que la transporta a las nubes y después, inesperadamente, dejándose el vibrador en el culo, toma otro y lo lleva hasta el interior de mis piernas penetrándome enloquecida en el mismo baile que estás tú corazón; tú en mi coñito y ella en mi vagina con el vibrador y la lengua chupando mi clítoris.. Bailamos, bailamos y seguimos bailando, los tres acelerando el movimiento así como suben nuestras sensaciones. Es todo un placer, sincronizados para disfrutar. En cuanto la respiración de Gaby nos anuncia que llega a su nuevo orgasmo, siento como dejas entrar completamente tu pija, chocando tus testículos con mis cachetes y siento tu descarga acompañada del grito de placer.

Ya no puedo más, tu leche me ha inundado y comienza a chorrear por mis cachetes, Gaby sigue metiendo el vibrador hasta el fondo de mi conchita y moviendo su lengua sin parar y me llevan al límite del deseo; me pierdo en tan impactantes sensaciones y siento como si yo misma eyaculara por la forma en que expido tanto líquido de mi conchita. Todavía no termino de sentir los espasmos de placer cuando la bocas de Gaby y la tuya están chupándome completamente. Siento tu lengua dentro de mí, chupando y saboreando mis jugos, Gaby limpia y moja mis pechos con su boca hasta que dejo de vibrar. ¡El mejor orgasmo que pude haber imaginado! No pude quedarme con las ganas y guiándolos a acostarse uno al lado del otro, me hinqué entre los dos, a la altura de sus caderas y dejé libre mi boca, saboreando la dulzura de tu pene chorreado y su vagina acuosa de tantos jugos, de tantos orgasmos. Me deleité con tan sensuales sabores hasta que de nuevo el calor comenzó a llenarnos de movimiento. Pero bueno, eso es parte de otra historia. .

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!