Categorías

Relatos Eróticos

Fetichismo

Mi gran amiga

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola, mi nombre es Javi y soy de Buenos Aires. Hace unos pocos días atrás les mande un relato contándoles la primera experiencia que había tenido con mi mejor amiga, Judith, bueno hoy les quiero contar una linda experiencia que me paso el Miércoles pasado, que la verdad es digna de contar en esta excelente pagina y para toda la buena comunidad de lectores de Marqueze.
Por si no lo recuerdan, el día posterior a la celebración de mi cumpleaños me había mandado flor de polvazo con Judith y así había comenzado una hermosa relación de sexo entre nosotros dos, a partir de lo que paso ese dia. Como ella viaja a Italia dentro de unos días mas, decidimos darle rienda suelta a nuestra pasión y con los pocos días que llevamos con esta relación, puedo decir que cada vez que nos vemos ahora ( y muy a menudo) nos mandamos unos polvos increíbles.
Bueno, ahora paso a contarles la historia.
Por si no lo recuerdan, Judith es una chica mas o menos de 1.65 de estatura, ojos verdes, pelo castaño, unas tetas muy grandes y un culito digno de la mejor culeada.
La cosa es que el Miércoles me llamo al celular en la tarde para invitarme a una obra de teatro que se iba a estrenar. Como sabia que después de la obra terminaríamos cogiendo en mi casa, obviamente no me hice de rogar, además como me gusta ir al teatro, iba a pasar un doble buen momento.
Llegue a la hora indicada y mi amiga estaba sacando las entradas, yo no- tenia idea de quien era la obra y de que trataba, ni siquiera sabia el nombre a lo que ella me dijo que tampoco sabia mucho, pero que actuaba una de sus mejores amigas, Cintia.
A Cintia yo la conocía de los cumpleaños de Judith, era una chica un poco alocada, me cagaba de risa con ella. Es pelirroja, ojos verdes, unas tetas muy lindas, aunque no tan grandes como las de Judith y un culo bastante lindo. La verdad nunca la había mirado mucho ya que como anda en una onda medía hevy-metal siempre usaba ropa que no le hacia marcar bien el cuerpo.
Ya viendo la obra, Cintia apareció en una escena protagonizando el papel de una diabla, o algo por el estilo, pero vestía un vestido ajustadísimo que la hacia ver muy sexy, ahí me cambio totalmente el panorama que tenia de ella.
Judith lo primero que me dijo fue: Que bien que se ve esta guacha!!!!. Yo le respondí: La verdad que si, se ve casi irreconocible. A lo que ella me dijo: No te gustaría cogertela? Y le respondí: Seguro que si, además tienen una cara de ser una calentona de mierda y una salvaje en la cama. Judith en ese momento, me dijo: Sos un potro!!!!! y me toco la pija, que a ese momento gracias a Cintia y a la conversación que tenia con mi amiga estaba bastante dura. Judith vestía una pollera hasta la mitad de las rodillas, por lo que yo le respondí la tocada de pija que me había hecho, metiendole un dedo en la falda, para mi sorpresa me encontré con que su bombacha estaba toda mojadas y ahí me calenté mucho y le dije: No tenes una idea de la que te espera cuando lleguemos a casa. Judith me respondió: No sé la que me espera ya que quería ir a celebrar el estreno de la obra con Cintia, y me guiño el ojo.
Judith ya me había contado que le gustaban las chicas también, pero que nunca había experimentado algo con otra chica, por lo que cuando me dijo eso se me vino a la mente que solo quería salir a cenar con ella.
Termino la obra y fuimos a buscar a Cintia para saludarla y felicitarla por la obra. Judith la invito a que saliéramos a cenar los tres. Al principio se negó ya que iba a salir con sus padres, que la habían ido a ver, pero los viejos de ella le dijeron que fuera con nosotros y al fin después de 5 minutos de decidirse (ya saben como son las minas) se vino con nosotros.
Cenamos, la pasamos muy bien, nos cagamos de risa, hasta que en un momento Cintia nos pregunta: Y ustedes dos se la pasan juntitos todo el dia, que mierda pasa entre ustedes? Están de novios?. Nosotros nos miramos y nos empezamos a cagar de risa hasta que Judith le dijo: Lo que pasa es que hace poco descubrí unos atributos de mi amiguito que no los conocía y como pronto me voy a Italia, la verdad es que los quiero aprovechar al máximo. Cintia entendió perfectamente y se empezó a reír y me dijo: Si habla de "atributos" es porque o sos muy bueno cogiendo o la tenes re grande porque para que ella hable de "atributos" en un tipo, es porque el tipo es realmente fuera de serie a lo que Judith dijo: Es extraordinario cogiendo y la tiene de un buen tamaño. Cintia dijo: que bien!!!! y hasta ahí llego la conversación.
Paso que se nos hizo re tarde, estaba cerrando el lugar y yo les dije que se vinieran a tomar un café a casa, aunque yo sabia que Judith se venia conmigo, pero como estaba Cintia en una de esas se iba con ella, pero ambas aceptaron.
Llegamos a casa y Cintia en vez de tomar café agarro una botella de licor de café y se sirvió un vaso, luego me uní yo a eso y por ultimo Judith, cuando me termine mi vaso me fui a la cocina a preparar el café y cuando volví, Judith le estaba haciendo un masaje de pies a Cintia.
La verdad, debo confesar que siempre me han excitado los pies y los de Cintia eran (y son) muy bellos. Cintia me vio y me dijo: Disculpa, pero como estuve todo el tiempo descalza en la obra, en un momento como que me torcí el tobillo y me dolía un poco el pie, además estos zapatos de mierda, me molestan bastante. Judith, por su cuenta hacia rato, o mejor dicho, desde que llegamos que estaba descalza y en ese momento me pregunto: No te molesta que este descalza? A lo que yo le dije: No para nada, además sabes que tengo cierto fetiche con los pies. Y se cago de risa. Yo me quede viendo a Judith como le hacia el masaje y notaba que Cintia como que se calentaba con los masajes y a mí a la vez, de solo verlas a las dos también me empecé a calentar. Fue en ese momento cuando le sugerí a Judith que fuésemos a la habitación y que yo le aria a las dos unos excelentes masajes en los pies y ambas accedieron, nos fuimos los tres a la habitación. Cuando llegamos, Cintia se tumbo en la cama y me paso uno de sus pies, yo le empecé a hacer el masaje y no pude no acercarme y sentir el aroma de su pie a lo que Judith me dijo: Sos un cerdo, no te da asco!!!!!???? y le dije: Para nada, nunca oliste unos pies? No sabes el aroma excitante que tienen.
Me dijo si era verdad lo que decía y le dije que si, por lo tanto agarro el otro pie y se lo llevo a su nariz, lo olio y me dijo: Sabes que tenes razón!!!!!.
En ese momento, yo no aguante mas y me lleve el pie de Cintia a la boca y lo empecé a lamer. Judith me imito y la guacha de Cintia se empezó a excitar y nos empezó a pedir que no paráramos. A los dos nos agarro la calentura y yo empecé a tocarle el culito a Judith y ella a mi Pija. En un momento paramos y por inercia los tres nos miramos a los ojos y nos fundimos en un beso a 3 lenguas. Yo le empecé a quitar la ropa a Judith con ayuda de Cintia, y luego las deje a las dos solitas un ratito mientras yo me dedique a mirar y a pajearme de lo lindo.
Se empezaron a besar y Judith en un momento le quito la ropa a Cintia y se puso a lamer sus pezones y a bajar por su cuerpo hasta que llego a su conchita, que estaba toda depiladita y se le empezó a chupar, mientras que Cintia empezó a gemir como una puta en celos. Yo no aguante mas y le dije: Déjate de gritar y utiliza mejor tu boca y en ese momento le puse mi pija en su boca y me dio una flor de mamada.
Luego se dieron vuelta y quedaron las 2 en posición 69, con la diferencia que Judith queda con todo su culito a mi vista, por lo cual, como ya tenia mas o menos lubricada la pija, después de la mamada de Cintia, me puse detrás de Judith y se la empecé a meter por el culo. Comencé con mete-saca re fuerte, ya que al verlas a ella, la verdad que estaba como toro y como para matar a cualquiera.
Así acabe en el culito de Judith, luego de un rato y luego de que las dos se habían chorreado como 2 cerdas con sus flujos y luego de que cada una había tenido 2 orgasmos.
No paso mucho rato hasta que Cintia me dice: La verdad que tenes una hermosa pija, quiero que me cojas. Yo no me hice de rogar, pero le dije a Judith que tenia que reactivar mi pija. Por lo cual me empezó a hacer una mamada, como solo las sabe hacer ella y Cintia la ayudo. Mientras Judith me devoraba la pija, Cintia se encargo de chuparme los huevos. A los pocos minutos ya estaba listo para la guerra. Me tendí de panza arriba y Cintia se puso encima de mí y se metió mi poronga hasta el fondo y empezó a cabalgar como una desesperada, como si fuese la ultima pija que iba a tener en su vida.
Judith, mientras tanto se puso encima de mi cara, dándome toda su concha para que le hiciera una chupada, comencé a hacérsela y mientras yo me cogía a Cintia y le chupaba la concha a Judith, Judith y Cintia se comían mutuamente las tetas y sus bocas, así, al cabo de un rato acabaron las dos.
Yo todavía quería guerra y le dije a Judith que "preparara" a Cintia. Judith le empezó a chupar el orto a Cintia y mientras tanto Cintia me chupaba la poronga. Cuando estaba listo el orto de Cintia Judith me aviso, la puse a 4 patas y de una sola le metí mi pija a Cintia. Al principio chillo como una enferma. Me decía: PARA PELOTUDO, ME ESTAS ROMPIENDO EL CULO!!!!!!!!!!! Y Judith le decía: Aguanta un poco forra que ya vas a estar gimiendo como una puta!!!!!!! y resulto ser así, a los 2 minutos Cintia no podía mas del gusto y finalmente, después de 5 minutos acabamos juntos, con la diferencia que Cintia quedo desmayada. Judith y yo nos preocupamos y la dejamos descansar y nos quedamos observándola, hasta que en un momento nos dice: Chicos, que bueno que estuvo, lo quiero repetir cuantas veces podamos!!!!!! fue el mejor premio que tuve por mi actuación, y los 3 nos caíamos de risa.
Después de un rato de estar acariciándonos y chapándonos mutuamente, nos quedamos los 3 dormidos abrazados, prometiéndonos que lo volveríamos a repetir.
No tuvimos que esperar mucho para que eso ocurriera de nuevo, tan solo tuvimos que esperar desde el Jueves, para ese entonces hasta el Sábado, pero esa será otra historia.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!