Categorías

Relatos Eróticos

Fetichismo

Mi japonesita

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola mi nombre es Marco y les contaré esta historia que es 100% real.

Soy un chico normal de Costa rica de 18 años (aunque no los aparento ya que la barba me empezó a salir desde mis trece años lo cual me ha traído muy buenas experiencia con mujeres mayores que yo ) .

Todo inició cuando un amigo me dijo que si me apuntaba para hospedar a un muchacho(a) de Japón a lo cual yo accedí gustosamente dado que me encanta su cultura , tradiciones etc. Esto fue a principios de este año (2000) , en junio los tan esperados japoneses llegaron , yo me preguntaba si al que tenía que hospedar sería hombre o mujer .

Si era hombre no me importaba pero si era mujer , ¿ Será bonita como las japonesas que he visto o será fea? .

Cuál fue mi sorpresa que cuando nos presentaron mi tocó una chinita con cara de ángel y de muy buen cuerpo.

Me acerqué y le di un beso en la mejilla ella se quedó asombrada mejor dicho como asustada , claro, qué torpeza pensé ellos no son tan cálidos como nosotros los latinos ella debió pensar que soy un atrevido, luego me disculpé. Aunque mi japonés no pasaba de buenos días , buenas y otras trivialidades lo compensaba con el inglés idioma que los dos hablábamos bien. Después de un rato me dijo que se llamaba Hatsuko, bonito nombre le dije a lo que ella me contestó:

-Arigato.

De vuelta a mi casa la presenté a mi familia se instaló en el cuarto de las visitas . Luego de que se instaló, estaba descansando de su largo viaje , llegué a hablar con ella , su hermosa figura estaba recostada en la cama mientras por mi mente sólo pasaban escenas eróticas de ella cogiendo conmigo. Hablamos de la pesada agenda que tendría los próximas tres semanas de las cuatro que estaría aquí, así que me dije : Yo quiero , YO DEBO COGÉRMELA y me las ingenié para seducirla en este mes que tenía por delante .

Al día siguiente en la mañana tenía que acompañarme a mi colegio para conocer nuestro método de estudio y toda esa basura , bueno , de camino a mi colegio tenemos que tomar dos autobuses y pasar por el centro de la ciudad así que le dije que no se separara de mí ni un instante .

Ya en el centro de San José la tomé de la mano a lo que ella accedió con gusto , o al menos eso parecía porque cada vez que la miraba o nos deteníamos ella se aferraba a mi brazo y me sonreía como sólo ella lo sabe hacer.

Ya en el colegio la presenté a mis compañeros de clase . Como es lógico en el colegio no se separó de mí en ningún momento. De vuelta a mi casa traté de probar mi suerte propasándome un poco nada más , entonces cuando íbamos caminando la tomé por la cintura para después dejar caer mi mano rozando y a veces tocando descaradamente ese hermoso trasero asiático , para mi sorpresa ella no hizo nada por evitarlo , más bien , me miraba con una sonrisa pícara (me dije a mi mismo ¡ya la hice!).

Ya en mi casa teníamos tres horas para comer y prepararnos para ir a un parque nacional , era el momento para hacer mi movida. Después que nos alistamos la llevé a mi cuarto con el pretexto de recoger unas fotocopias para un amigo , la senté en la cama y empecé a hablar con ella , me dijo:

-Qué bonito es tu colegio

-Sí a mi también me gusta mucho (naturalmente yo no estaba interesado en el tema le tenía los ojos clavados en su pecho) De repente me dijo:

- ¿ Qué estas viendo?

- - -Me sobresalté y dije , yo...este... estaba viendo que te ves muy bien , hermosa diría .

- - -Ah , arigato gozaimasu , de veras lo crees

- - -Sí , le empecé a acariciar la cara mientras le decía , mucho, no , demasiado.

- - Sonrió y me dijo: - - - ¿Escuchaste?, Ya llegó la microbús para ir a el parque . Se levantó y bajó a la sala de estar. Maldición hubiera aprovechado más el tiempo.

- - La mañana siguiente transcurrió de la misma manera que la anterior con la única diferencia que cuando estábamos en el autobús me dijo que no había podido dormir bien entonces puso su cabeza en mi hombro tratando , según ella de conciliar el sueño. Dado que no pudo se recostó usando mis regazos de almohada lo único que llegue a hacer fue a acariciarle la cara y ver ese bello ángel en mis regazos . En la noche cuando regresábamos de un museo las personas de la embajada nos llevaron a un restaurante de comidas típicas costarricenses , durante la cena noté como Hatsuko me miraba mucho, luego de la cena me pidió que fuéramos a dar un paseo en el jardín del lugar que por cierto era muy amplio, le dije que sí y la tomé de la mano . En una fuente que había nos sentamos a charlar un rato

- - -¿En verdad soy tan bonita como dices?

- - -Claro , le dije , demasiado. - - Me fui acercando y le plante un beso en esos labios tan hermosos , duramos mucho dándonos ese apasionado beso le empecé a agarrar por la cintura subiendo hasta rozar los costados de sus pechos tan bien formados que tenía y volvía a bajar hasta su cintura. Le empecé a meter la mano por la blusa cuando escuché

- - -MAAARCO , HATSUUKO, ya nos vamos .

- - Nos levantamos ella se fue primero, yo me quedé pensando en lo que había pasado y me dije: ahora nada más es cuestión de tiempo para llevarla a la cama. Además tenía que esperar a que se me bajara ese bulto.

- - Los días siguientes transcurrieron normalmente sin poder llegar a nada importante por falta de tiempo y que en mas de una vez casi nos encuentran besándonos y ... jugando de manitas.

- - Hasta que llegó el sábado a los extranjeros los dejaban libres para hacer lo que quisieran los fines de semana, mi madre no estaría en todo el día al igual que mis hermanos que visitarían a un familiar que vivía muy lejos. Por mi parte yo tenía que quedarme para cuidar de Hatsuko. Hatsuko no quiso salir ya estaba muy cansada de tantos paseos así que teníamos la casa para nosotros por todo un día. Durante el desayuno no despegué mis ojos de ella como ella no los despegó de mi , me levanté me paré en frente de ella y le planté un beso pero ella al instante se separó y me dijo:

- -

-No mejor no, aún no...

- - Me sorprendí pero respeté su decisión, luego un poco pensativo me metí al baño a ducharme , mientras lo hacía no dejaba de pasar por mi cabeza lo que había pasado, de repente escucho que se abre la puerta , era Hatsuko cubierta nada más por un camisón que cubría la indispensable se desnudó y se introdujo al baño me abrazó y me dio el más apasionado beso que me han dado , sentir su cuerpo desnudo pegado al mío me puso a mil . Cuando me dijo:

- - -Perdón por lo del desayuno pero quería darte una sorpresa,

- - No dije ni una palabra y la besé de nuevo tomándole por su trasero mojado subiendo luego por su espalda mientras ella me tomaba por el miembro masturbándome suavemente con esa delicadeza distintiva de ella, me la agarraba nuevamente y se la pasaba por su cuevita, ¡Dios qué placer! le agarraba esos pechos con delicadeza los besaba , los lamía , los pellizcaba suavemente, mientras ella sólo alcanzaba a gemir de placer. Me arrodillé y le empecé a lamer ese hermoso coño que tan sólo tenía unos pocos vellos , hacía círculos , le chupaba el clítoris , le metía un dedo , mientras ella me decía que no parara nunca le seguí chupando hasta que se corrió en mi boca gritaba y gemía como desesperada hasta que por fin se calmó, me dijo que me levantara y dio otro beso inolvidable.

- - No lo podía creer le había mamado el coño a esa diosa asiática que me traía loco desde el primer día en que la vi , y aún me esperaba más... Salimos del baño ella me secó y yo la sequé . Nos vestimos y me dijo:

- - -Vayamos a algún lado ahora que estoy de humor

- - -¿A donde quieres ir? le pregunté

- - -A donde tú quieras

- - Bueno vayamos a algún mall a dar vueltas , me dijo que estaba bien y nos dirigimos hacia al mall.

- - El autobús en el que fuimos estaba repleto de gente entonces nos tuvimos que ir hasta el fondo de éste, durante el transcurso yo me puse detrás de ella y Hatsuko respondió pegándome todo su culo en mi bulto lo cual en segundos me encendió , me le acerqué aún más agarrándola por la cintura , ella se empezó a mover cada vez más rápido mientras yo le agarraba uno de sus hermosos pechos, de repente se dio vuelta y me abrazó muy fuerte abrazo al cual yo le correspondí , se separó un poco y me dio un exquisito beso , cuando nos separamos todas las personas nos miraban indiscretamente.

- - Cuando entramos en el mall estuvimos dando vueltas por todo el lugar hasta que le dije que tenía que ir al baño le di indicaciones para que no se moviera , entré al baño y como a los cinco minutos entró Hatsuko cerró la puerta y se me abalanzó abrazándome y besándome , mientras yo le agarraba el culo , se empezó a agachar con una pícara sonrisa me abrió el pantalón y me sacó la picha , empezó a recorrer el tronco con la lengua llegando hasta el glande en donde se detenía por un gran rato hasta que se metió la puntita , era increíble como succionaba , la mamaba demasiado bien , fue y ha sido hasta el momento la mejor mamada que he recibido. De repente cuando estaba a punto de correrme se levanta y me dice con una voz súper sensual :

- - -Vamos a casa

- - Yo quedé con cara de idiota y solo pude asentir afirmativamente. De regreso a casa ella entró como apresurada y se metió a su cuarto , ya solo pensé y a está que me deja con una calentura increíble y luego se va a dormir, me tardé un poco en entrar a su cuarto , creo que estaba un poco enojado por lo que me hizo de repente escucho:

- - -Marco qué estás haciendo ven un momento

- - Llegué a su cuarto estaba acostada , pero apenas entré se sentó en la cama y me dijo , ven, me siento a la par de ella y me dijo :

- - -Perdona por lo que paso en el mall pero quería que lo guardaras todo para mí sola no quería que se desperdiciara ni un poco

- - Quedé un poco asombrado , pero reaccioné rápidamente al ver que no despegaba sus ojos de los míos, me fui acercando lentamente a sus labios , la besé tiernamente , seguidamente rodeó con sus brazos mi cuello y yo puse los míos en sus pechos que ya se empezaban a poner duros , le pellizqué sus pezones y luego bajaba para tocar sus piernas , se separó de mí y se acostó sofriéndome , en otras palabras me estaba dando paso a lo que soñé desde que la conocí , por fin podría acostarme con ella . Acto seguido le empecé a besar todo el cuerpo , laboca , el cuello , le levanté la camisa tenía esos pechos tan preciados a un brassiere de distancia , se los besé por encima luego le quité el sujetador y al fin los tenía afuera unos pechos redondos de buen tamaño coronados con unos pezones rosados justo como me gustan , los lamí , los chupé , los mordí , en fin hice de todo, seguí bajando por abdomen pasando por su ombligo donde me detuve por un momento , bajé mas y abrí la cremallera de ese jean que le lucía tan bien , luego sus pantis quedando al descubierto ese hermoso coño que apenas tenía unos pelitos , en ese mismo instante lo besé , inmediatamente empezó a lubricar todos sus fluidos recorrían su entrepierna y mi boca , luego le metí un dedo sin dejar de chupar y manipularle el clítoris, mientras Hatsuko se limitaba a gemir como desesperada, me presionaba la cabeza cada vez más duro hasta que:

- - -AAAAHHHHHHHaahhh

- - Su primer orgasmo, de la noche me bañó en sus jugos que con placer degusté. Me dijo acércate y me besó de nuevo ,

- - -Ahora es tu turno, me dijo

- - Me bajó el pantalón y sacó la picha metiendola directamente en su boca , daba pequeños círculos con su lengua en mi glande luego la sacaba y la lamía toda de nuevo así estuvo por lo menos diez minutos hasta que se acercaba el momento , ella lo presintió y no lo dejó escapar , regándome todo en su boca y se lo tragó contenta .

- - -No hemos terminado todavía ahora quiero que me hagas tuya.

- - Claro que no hemos terminado pensé para mi mismo , la agarré por la cintura trayéndola hacia mi miembro que ya estaba otra vez bien erecto lo puse en la entrada de su cueva rozándola , luego me di cuenta que esto le encantaba . La empecé a penetrar muy lentamente al principio noté que estaba muy estrecha , una idea cruzó mi mente ¿sería virgen?, esto me calentó aún más y la metí un poco más rápido ella gemía de placer , pero llegué a una membrana , entonces si era virgen , ¿cómo era posible que una chica tan caliente fuera virgen ? sería yo quien la desvirgara ,empecé a arremeter fuertemente hasta que lo rompí ,ya no gemía ahora gritaba la dejé por un momento adentro luego di inicio al bombeo ya su dolor había sido opacado por el placer que estaba experimentando me detuve por un momento se la saqué y ahora era yo quien estaba acostado en la cama ella entendió perfectamente la idea y se me puso encima empezó a bajar lentamente hasta que ya lo tuvo todo adentro empezó a cabalgar salvajemente lo que hizo que ella y yo nos viniéramos a los quince minutos de haber empezado. Después del acto nos vestimos y besamos por un gran rato y me dijo que me amaba y que siempre me amaría yo le dije lo mismo y pensé:

- - -Todavía faltan tres semanas

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!