Categorías
Relatos porno de Filial
Filial
Mi prima es como mi mejor amiga

me llamo luis, y tengo 20 años, siempre he tenido una relacion muy buena con mi prima aunke es 4 años menor q yo,. mi prima habia dejado de ser la niña inocente, y comenso a desarrollarse convirtiendose en una mujer muy atractiva, con unos senos no muy grandes pero bien parados, y con un trasero parado q siempre se kise penetrar. un dia estaba solo en mi casa y tocaron la puerta, era mi prima kien se habia escapado de la escuela y ...
Leer relato erótico >

Filial
Complaciendo a mi madre

La historia que voy a contar es totalmente real y a pesar de que ya pasaron varios días del suceso todavía tengo dentro de mí un dejo de culpa y a la vez excitación. Como decía esto sucedió hace unos días atrás estando en casa de mi madre. Voy a contar un poco mi situación. Soy el segundo de tres hermanos, tengo 28 años, mis padres están separados desde hace quince y tanto yo como mis hermanos quedamos en casa de mi padre. Mi madre es una ...
Leer relato erótico >

Filial
Algo Natural

A mi madre le había tocado un viaje de un fin de semana a París para dos personas, y como no tenía con quien ir, pues de hecho no había vuelto a tener pareja estable desde su divorcio, fuimos los dos juntos. Llegamos el viernes por la tarde al hotel, la sorpresa al llegar fue que sólo había una cama de matrimonio, circunstancia a la que mi madre no dio importancia, dijo que ya nos arreglaríamos, pero a mi me incomodó bastante, ya que por ...
Leer relato erótico >

Filial
A la fuerza

Cuando sucedió esto yo acababa de cumplir los 19 años y ya había superado mi mayoría de edad, por el contrario mi hermana Sandra estaba ya próxima a alcanzarla, aunque a la vista de todos ella era toda una mujer, tenía diecisiete años, era morena, pelo corto y para su edad su cuerpo era precioso con un culo respingón y pequeñas tetitas con grandes y puntiagudos pezones. Su cara con sus ojos obscuros y su boca sensual producía morbo y la hacía ...
Leer relato erótico >

Filial
Mis hermanas me pervierten

Me estaba bañando y ni me había dado cuenta que había dejado la puerta abierta. De repente, a través de la rendija abierta entre la puerta y la pared vi un ojo celeste. Atiné a taparme y después pensé: juguemos un rato, que podría pasar? Ya me había lavado el pelo de modo que decidí empezar a jugar con el jabón. Me lo pasé alrededor de los pezones durante un rato hasta que se pusieron duritos, luego en el estómago, siempre muy despacio...... ...
Leer relato erótico >

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!