Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Ay tia, lo siento pero no puedo remediarlo...!!

Publicado por Juan José el 29/04/2007

Tengo 18 años muy completos, ya que aparento 25 por lo menos. Con una estatura de 1,75. Me llamo Pedrin y soy de pueblo, y mis padres se empeñaron en enviarme a la Capital a estudiar en el Instituto de Bachillerato. Mi padre tenía una hermana que vivía en la Capital de provincia y como no tenía hijos, y se habia separado hacia años de su esposo, pues le serviría de compañía y era la mas indicada para cuidarme y hacer que yo estudiara, pues tenía ella una gran cultura.. Mi tia Alba, me recibió con un fuerte abrazo y no se cuantos besos... No me esperaba yo encontrar a mi tia a la que no veia desde hacia 10 años, tan bien conservada, pese a sus 52 años. Era una mujer delgada, con curvas en todo su cuerpo aun cuando no medía más de 1,60 mts. estaba deliciosa. Eseguida me instaló en una habitación pegada a la suya, pues por el reducido tamaño de su apartamento, no había más sitio. La primera noche, después de 145 kms. de autobús, dormí como los angeles, sin dasrme cuenta de que eran las 10 de la mañana y no me habia levantado. Se encargó mi tía, de hacerlo, vestida con una bata de casa que apenas le cubría hasta la medias pierna. Estaba fresquita, pues según me dijo acababa de ducharse. Hala...holgazán, que no se puede dormir tanto. Hoy te lo permito por tu cansancio de ayer, y tambien por ser domingo. A partir de mañana, te levantarás a las 8 de la mañana, para ducharte y desayunar con tiempo suficiente para llegar al instituto. Yo me encontraba un poco cortado por la situación, me había quedado dormido, y tenía delante de mi a mi tía enseñándome parte de sus tetas y mucho de sus piernas tan bien formadas. No habia tenido experiencias sexuales, dado lo joven que era, pero si me habia hecho alguna paja, en el pueblo al ver a cualquier chica que se acercaba a mi casa... Mi tía insistió: Venga a la ducha, y a desayunar. Ya tendremos tiempo para conversar mas tarde sobre nuestros parientes de la aldea. Me tiró de la ropa de la cama dejandome destapado y solo con mi calzoncillo amarillo. Total que no tuve mas remedio que levantarme y pasar a la ducha. Observé que el pijo se me había puesto duro solo de ver a mi tia. Entré en el cuarto de baño y pude ver sus braguitas de color rosa, olvidadas en el bidé. Esto me puso muy caliente. Pero esto no fué nada comparado con la entrada de mi tia en el cuarto de baño, sorpresivamente, cuando ya me habia quitado mi calzoncillo y estaba entrando en la ducha Total, que mi tia me vió con el pijo como un garrote y totalmente desnudo, aunque yo me di rapidamente la vuelta para evitar su mirada. Ella me dijo: Toma, me olvidé de poner toallas limpias y reponer el jabón. Asi que perdona, pero como vivo sola no tengo cerrojo en ninguna puerta, aunque mañana, mendaré poner uno en el baño para preservar nuestra intimidad. Yo le respndí que por mi no se preocupara, que no hacia falta encerrarse para nada y que yo no queria causarle molestias de ningun tipo. Ella sonrío como si aquello le gustara. A continuación salió del baño y yo me duche, con agua fría, para aliviar la dureza de mi pene. Desayunamos en una pequeña mesita que tenía en la cocina. Mi tia seguia con su escueta bata, y al sentarse enfrente de mi, se le abrió la bata y pude ver una tremenda mata de pelo castaño que tapaba su concha. Ella no parecia darse cuenta. Me quedé de piedra y el pene se volvió a poner durisimo. Después del desayuno, me enseñó el resto del pisito y tambien salimos a hacer unas compras en la unica tienda de comestibles que permanecia abierta en domingo. A la noche, después de cenar, miramos la TV y conversamos de todo un poco. Ella se habia puesto otra vez la bata sin nada debajo. Las curvas se le marcaban con insistencia en todo su cuerpo. Ella estaba a mi lado en sofá y veiamos una película de risa, por lo que cada vez que se reía yo me sentia feliz, pues me pareciía que mi pobre tia estaba muy feliz conmigo en casa. A las 11 de la noche nos fuimos a dormir. Me estaba desnudando cuando entro mi tía para darme el beso de buenas noches: Que sueñes con los angelitos y duermas feliz. Mañana tienes clase, asi que aprovecha para dormir mucho... Me desvelé por completo. A eso de las 12 y media, sentí que mi tía se quejaba de alguna manera me pareció que le habría sentada mal la cena, asi que me levanté y me fuí a su habitación por si necesitaba algo. No encendí la luz para no molestarla. Solo la del pasillo alumbraba su habitación sin molestar. Me quedé helado, pues estaba soñando como una niña y totalmente destapada por el calor reinante. Pude cntemplarla a placer aunque la luz era muy tenue pude apreciar sus tetas, su chochito peludo y todo su cuerpo que estaba pñidiendo guerra. Tuve que volver ami habitación y hacerme una tremenda paja, y asi quedarme profundamente dormido. Por la mañana, no tuvo que despertarme. Me levanté a las 7 de la mañana y pasé a la ducha. Cuando me estabas enjabonando entró mi tía completamente desnuda. Yo tuve que reprimir un grito de placer... e hice como que no la habia visto. Ella se disculpo diciendo que creyó que yo estaba todavía en cama. Pero noté que no apartaba su vista de mi pene mientras hablaba naturalmente. El caso es que no se marchaba, por lo que yo no podía salir de la mampara que era totalmente transparente. Ella, se pudo a mear sin problema. Aquello me excitó tanto que a punto estuve de correrme. Seguidamente abrio la mampara y me dijo: VEnga perezoso que yo tambien quiero ducharme. Yo no tuve mas remedio que salir disimulando con las manos tampandome el pene, para que ella no viera mi erección e intenté salir a toda velocidad para mi cuarto. Pero ella me paró en seco y me dijo: Pedrin, que no te has secado. Vas a pillar un catarro. Deja que te ayude a secarte. Para mi eres como el hijo que no pude nunca tener. Asi que deja que te ayude.... M empezó secar desde la cabeza a los hombros y seguidamene la espalda hasta las nalgas, haciéndome girar para secarme por delante. Yo no podía sacar las manos de mi polla... Estaba muy confuso. Nunca habia estado frente a una mujer totalmente desnuda. Ella no pareció darle importancia y me dijo: Hay, sobrino, vaya cacharro que tienes hijo. Ya quisera yo uno asi para mis noches de insomnio. Y siguíó secandome los testiculos, el pene, la entrepierna, y todo en general. Yo sentí que me corría..... Y le dije: Tia Alba, no sé que me pasa que me voy a correr... Lo siento, le dije casi llorando. Tu eres tonto Pedrin... Esto es completamente natural, y mas a tus años en que estás despertando al sexo. ¡¡ no me digas que nunca has estado con una chica !!... Te noto muy nerviosos, verás, deja que termine yo de secarte y agarrandome el pene, empezo a darle de arriba abajo, con ell fin de masturbarme..... Yo me corrí en sus manos como un loco.... Ella me dijo: Pedrín, como me has puesto... venga pasa otra vez a la ducha que tenemos que ducharnos para sacarnos toda la lechita que has derramado... Me agarro por los hombros y me llevó hasta la ducha. Alli nos metimos los dos bastante apretados y ella me fué enjabonando con una maestria total que me hizo pnerme cachondisimo de nuevo.... Ella tambien se enjabono pero no alcanzaba a la espalda por lo que me pidió: ahora te toca a ti, tienes que devolverme el favor de enjabonarme bien como yo lo hago contigo. No podia más..... aquello era realmente delicioso.... Comence a darle por el cuello, la espalda, las nalgas, la entrepierna.... mientras mi polla durisima se apoyaba en su culo, sin remedio. Ay, tia lo siento pero es que no puedo remediarlo. No te preocupes....Verás, tu enjaboname bien sobre todo donde estabas, se agachó un poco con lo cual mi polla ya rozó directamente en su coñito peludo... Crei morir de placer.... Ella de repente tal como estaba apretó hacia atras y mi polla la penetró sin remedio... Empezó a menearse de tal manera que enseguida noté que chillaba de placer y se corría dos o tres veces seguidas. Yo aguante todo lo que pude, pues ya me habia corrido antes, y al final conincidiendo con su tercer orgasmo me corrí dentro de su chochito maravilloso.... Aquello fué solo el comienzo de nuestro idilio. Me explicó que no habia estado con ningun hombre desde hacia seis años... Estaba muy hambrienta. Dormiamos todas las noches juntos y aprovechabamos para darnos el mayor placer. Para mi fué mi mejor maestra. Terminé carrera y tengo un cariño enorme a mi tia. Creo que estoy enamorado de ella... Aun cuando ahora mismo vivo a 500 kms. de ella. Solo nos vemos por vacaciones....

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!