Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Con mi concuñada Conchi, jamás pensé que esto sucedería

Publicado por Kike el 11/02/2016

Buenas este es mi relato, mi nombre es kike y en realidad las relaciones incestuosas en mi vida han sido muchas, en esta ocasión les contare una reciente que me aconteció con mi concuñada conchi.
Como chicho de 26 años es normal que mis hormonas siempre estén alborotadas, el hecho aconteció en mi casa un dia que pasaba vacaciones pues trabajar para el estado es muy duro, el día de los hechos estaba en casa con mayo mi cuñada ella sólo se dedica a asear la casa y a ser víctima de mis folladas, ese día estando en mi cuarto llegó la cochi,como siempre con su actitud altanera me despertó de la siesta, lógicamente como estaba en mi cuarto me encontraba bastante cómodo sólo en bóxer y bastante empalmado; cabe resaltar que 23 cm de picha son difíciles de oculta.De un momento a otro siento la conversación de la cochi con mi cuñada, esta última se disponía a salir a hacer unas vueltas y la cochi le preguntó que si la casa quedaba sola y lógicamente mi cuñada le dijo que yo quedaba atento, la cochi al saber que estaba aquí se dispuso a entrar a mi cuarto cogiendome desprevenido, cabe anotar que uno hombre acabado de levantar sólo y empalmado solo se le da por acariciarse su miembro y más si Dios te da dotes de actor porno. La cochi cuando abrió la puerta se encontró con la sorpresa de mi gran miembro a su máximo esplendor acariciado por mis manos, en realidad la cara que puso fue de mujer guarra y sedienta, al instante escuchamos a mayo decir que ya se iba y la cochi respondió que ella se quedaría 5 minutos saludando al concuñado, mi sorpresa fue cuando ella se acercó y me dice: vaya frutica se como mariana (mi esposa) debe quedar llena hasta los ojos; yo jocosamente le conteste: es que tengo para ella y para ti si quieres. Con cara de asombro me contestó: y si crees que me llenarás tan bien como a ella? Además mi veteranía haría que ese pedazo de carne en menos de nada cuelgue como mis senos. En ese momento la invite a acercarse y le propuse: Apostemos algo, si yo te doy pinga hasta acerté arder y poner que ruegues para no hacerte venir más lo harás con migo cada vez que yo quiera, o si tu me mueles con ese gran chocho y me lo dejas fundido sere tu exclavo en las ocasiones que quiera eso indica que haré todo lo que se te ocurra sin reprochar. Al ver su cara de aceptación ella me dijo: hoy voy a comer bien y tu también quedarás llenito. En ese instante se arrecosto en la cama y me pegó tremenda lamida, desde el pegue del pene hasta lo más remoto de mi glande, con gran maestría subía y bajaba y luego se lo introdujo dejándolo bien mojado, se lo sacó y me dijo hoy no va a ser la chupada, sólo te doy una prueba de que la cosa va en serio; yo casi desnudo me dispuse a quitarle la blusa ,debajo de ella unos senos muy caídos típico de una madura de 47 años, con un pezon enorme negro los cuales disfrute mucho en mi boca dándole pequeños mordiscos y ella soltó un leve gemido, el cual me sorprendió y le dije: acaso no vas a aguantar el calentamiento? Ella se echó a reír y se quitó el jean, debajo de este una tanga rosada vieja de encaje y un coño enorme, quizás el más grande que había visto, con bellos semi salidos y labios prolongados; poco a poco se acercó y ya montada en la cama me puso tremenda concha en mi cara, yo disfrute chuparsela y meterle la lengua, con un clitoris grande y bastante flujos vaginales los cuales me dieron la impresión de que estaba orinando pero estaba equivocado eran flujos que demostraban la calentura de la cochi. Pasaron 5 minutos y ya cansada de los espasmos que producía al succionar su gran concha ella misma se bajo y se puso en 4, desde ahy podía apreciar esa gran concha y debajo de ella un ano muy estreco, en ese instante le introduje mi pedazo de carne, ella gemía como una perra y gozaba como ninguna; en realidad su chocho se sentía apretadito lo cual me dio la impresión de que tenía varios días sin follar, cada vez mis embestidas eran más fuertes y sus gemidos más bulliciosos, tanto fue así que la puse a morder una almohada para que no se escuchara tanto, con el tiempo del va y ven pasaron como 20 minutos tiempo en el cual la cochi gozó como nunca y sus 3 corridas lo resumen todo, ya exhausta de tanto berriar me miraba con cara de desespero pues ya sus flujos eran pocos y sentía el rose de mi picha; de embestida en embestida logre lo planeado , que ella me viera con cara de plegaria y me suplicara que parará, pero eso me exitaba aún más y fue allí cuando le di tan fuerte como pide hasta que me vine, inundando su gran concha de mi semen, y terminando el calvario de conchi.cuando saque mi arma de la concha de mi concuñada pude ser su coño enrojecido y maltratado, la cochi sólo dijo: severo polvo me haz hechado caminar hasta mi casa sería una tortura. Jalando risa la cochi sólo me dijo que era el mejor polvo de su vida y que había comido carne como para una semana pero que sin embargo apenas dejara de arderle me buscaba para hacerme las vacaciones más divertidas y también cumplir con su apuesta; con estas palabras ella se vistió y se fue no sin antes despedirse con un beso en mi picha y sacando de mi billetera la plata del taxi.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!