Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Cuando nadie nos ve.

Publicado por Martin corona el 03/06/2014

Esta historia que quiero contar la habia guardado en mi mente en lo más profundo de ella. Al principio tenia cierta culpa moral por lo que había hecho pero en realidad fue.... sigue siendo inolvidable.

Me llamo martin, tengo actualmente 28 años, piel morenita, alto, medio robusto por tanta comida.... pero guapeton dice mi mamá....

Durante mi infancia crecí rodeado de muchas mujeres, hermanas, mama, tias... Solo eramos papá y yo los varones del hogar, algo que un niño no ve con malicia en esos años inocentes ya que cualquier adulto perverso diria que es una excelente oportunidad para espiar, oler prendas intimas, roces, preguntas con doble sentido...

Me hice siempre a la idea de que era normal que me bañaran las personas adultas, ya que desde que tengo conciencia lo han hecho. Llamese tia, hermana mayor, mamá... Papá no lo hacia por que se partia la espalda trabajando para mantener a tanta boca. Como cada tarde de casi todos los dias alguna mujer mayor me llamaba desde cualquier parte de la casa para meterme a bañar, yo bajaba renegando por siempre me cortaban mis guerras entre mis juguetes o peleas entre mis muñecos. Siempre recordare a mi tia Erika de 17 años, piel blanca por la familia de mamá, delgada y de excelente figura, pelo castaño y unos senos medianos pero firrrrrrrrrrrmes., ya que era la que me bañaba mas seguido, me desnudaba asegurandose siempre de tener la puerta bien cerrada alegando que no entrara frio y me enfermara; ya que me habia despojado de toda mi ropa ella se sacaba su blusa y quedaba en puro sosten dejando casi desnudos sus pechos de piel blanca, en ocasiones llegue a ver esa partesita rosadita que resaltaba sobre aquel sosten (sus pezones). Creo que mi tia era una persona muy caliente o que le gustaba experimentar con su sexualidad y formas de obtener placer; ya que ahora que lo pienso siempre andaba por la casa en ropas ajustadas y que dejaban toda su anatomia muy marcada y como habia puras mujeres en casa, no habia al parecer problemas por miradas indiscretas de varones, bueno continuo con el relato...... el agua tardaba en salir tibia y mi tia aprovechaba para juguetear conmigo, siempre queriendome hacer cosquillas y de paso darme mis roces en mi pene, yo no le daba importancia a eso ya que yo queria a mi tia y lo veia normal, Ademas de que ya entrado en el baño me lavaba todo...... en especial mi pene y mis bolas. Las cuales siempre repasaba lentamente y haciendo movimientos que no comprendia en ese momento. tiempo despues comprendi que me "masturbaba" con aquellas suaves manos. Recuerdo un dia que fue muy especial para ambos, ya que cumplidos mis 8 años casi los 9 habia amanecido con una nueva sensacion en mi cuerpo, llamada ereccion, sentia mi pito duro y se apretaba sobre mi truza, no sabia si era malo, era algo totalmenten nuevo y a la vez un poco preocupante para un niño no tan maleado por la sociedad.... jajaja.... y bueno, me levante esa mañana con miedo ya que tardo mucho tiempo en aflojarse mi pito (asi le decia a mi pene), baje a desayunar y fui a la escuela, temeroso de que me pasara lo mismo y no saber que hacer con aquella nueva experiencia de mi desarrollo, gracias al cielo y a un dia totalmente perdido en pensar que no me pasara otra parada de pito llegue a mi casa saludando a cuanta gente habia en mi camino, aventando la mochila en el suelo y quedando casi dormido por tanto pensar en aquello ocurrido en la mañana.

Llego la tarde y como era de esperarse mi tia erika llamo a mi puerta para llevarme a bañar por encargo de mamá. Yo antelandome a esa practica vespertina, me habia dejado en puros calzoncillos algo que mi tia noto al toque cuando abrio la puerta y de la mano me llevo a la ducha. Siendo aun mas especial el dia ya que llevaba puesto un pantalon deportivo pero muy muy arriba de donde normalmente los usaba. Dejando notar esa linea vaginal que jamas olvidare. Saliendo el agua tibia yo ya estaba desnudo en mi intento de asearme pero mi tia endurecio los juegos y toques hacia mi pene los cuales tuvieron el efecto que mi tia buscaba, mi pene empezo a ponerse duro y mis mejillas las sentia calientes por tanto cariño de mi tia, la cual al notar aquel crecimiento de mi pene solo atino a sonreir picaramente y mirarme con algun tipo de lujuria controlada, paso todo el baño y casi por teminar me di cuenta que no apartaba la mirada de la vagina de mi tia, la cual al parecer me tenia hipnotizado con aquella mitica apariencia deboramentes.... mi tia sabia que yo le miraba la entrepierna y hacia movimientos para que se le marcara mas y hacerme mas dura mi ereccion, no sin dejar su casi topless que en ocasiones miraba, pero aquella vagina me tenia controlado como un perrito a la espera de un bocado.

Aquella experiencia aun no habia acabado aun, ya que a la hora de secarme yo tenia el pito duro como una estaca, lo cual tomo mi tia como una señal que no debia dejar pasar por ningun motivo y meterme a un mundo de placer al que moralmente un niño de 9 años no deberia pertenecer aun.... Ufff..... mi tia tomo mi pene con su mano derecha, ella estaba sentada sobre el retrete casi al borde dejando ver de nueva cuenta aquella vagina que denotaba unas gotitas de humedad (ahora lo dedusco), mi tia se habia calentado a mis espaldas y por tanto manosear mi pene, al mirarme a los ojos senti una ondanada de calor recorrer desde mi pene hasta mi nuca dada la suavidad de las manos de mi tia que movian lentamente mi pene hacia atras.... hacia adelante.... asi duro por casi un minuto, sin decir ni una palabra, solo me veia a los ojos con un dejo de lujuria. Yo paralizado mentalmente pero mi cuerpo reaccionaba a aquel placer nuevo y tan repentino, todo parecia irreal hasta que mi tia me hizo reaccionar diciendome que si me gustaba lo que me hacia, yo torpemente respodi: "si tia, me gusta..." ella al notar mi voz temblorosa se paro y me abrazo tiernamente, repegandome a aquellos senos suaves y tibios que solo incrementaron aquella nueva sensacion de sentir su cuerpo casi desnudo con mi piel.... pero un detalle me hizo aun mas feliz, al momento del abrazo mi pene erecto quedo entre las piernas de mi tia, casi rozando aquella zona tan gloriosa de toda mujer, su vagina.... ella jamas hizo nada por despegarse al contrario sentia como buscaba jugar con mi pene entre sus piernas lo cual hizo aun mas dura esa ereccion, yo no sabia que si era malo o bueno, yo solo me sentia bien de todo aquello que pasaba.

Mi tia pasados unos segundos se aparto de mi volviendose a sentar y mis ojos nuevamente se fueron a su vagina, la cual ya denotaba una enorme marca de agua, mi tia ni tonta perdio el tiempo y se boto su brasier dejando al aire esos tersos pechos que captaron mi mirada y me petrificaron, tenian una forma casi perfecta dada su juventud. llevando una de mis manos a su pecho y haciendo que mis ojos se cerraran dada aquella nueva sensacion... mientras que con su mano me seguia acariciando mi pene que ya no podia ponerse mas duro, abri los ojos solo para descubrir que mi tia se mordia el labio, mientras los humedecia con su lengua y captaba mi atencion.... yo seguia pensando que todo era un tipo de sueño o fantasia, pero no gente linda, aquello estaba pasando y yo estaba a punto de experimentar lo mejor de mi vida.

Yo seguia sobando el pecho desnudo de mi tia, mientras ella seguia relamiendose la boca y emitiendo sonidos de placer, hasta el punto en que me solto de su pecho y me la llevo hasta su vagina, protegida unicamente por aquel pantalon ya humedo por tanta exitacion, al sentir aquella maravilla de la anatomia femenina note un calor impresionante, parecia estar enferma pensé en aquel momento, pero no.... mi tia tenia la concha a punto por tanta tension sexual con su sobrinito. Sin pensarlo y saberlo, senti los labios de mi tia en mi boca humedos, con un aliento tibio e inconfundiblemente limpio, al inicio solo fue un pico, pero despues se animo a meterme lengua y todo, yo trataba torpemente de corresponder pero tantas sensaciones me nublaban mis pensamientos.... de alguna forma creo que lo hice bien ya que mi tia se apartaba por momentos y me miraba con una sonrisa seductora y dandome a entender mi buen actuar; el juego de los labios siguio por un momento el cual queria que nunca se acabara, deseaba que no se apartara esa sensacion de mi mano tocando su vagina ya bastante humeda y sus labios acrecentando aquella hermosa sensacion, pero aun faltaba lo mejor,. mi tia no pudo mas y se aparto de mi, provocando una cierta confusion, miedo, sosobra, pero solo fue para terminar de desnudarse en cuestion de unos segundo pude conocer aquella vagina que tanto me tenia hipnotizado, mi tia sabia lo que hacia, tenia todo perfectamente calculado, sabia que mis hermanas estaban en casa de una amiga de ellas, mamá perdida eternamente en su novela, papá aun no llegaba; asi que me presento completamente aquel cuerpo juvenil y perfecto, aquella vagina estaba unicamente rodeada por una delgada linea de pelitos, pero que si dejaba ver en su totalidad aquellos labios vaginales rosaditos, su vagina era pequeña, no como otras mujeres que tienen unos labios grandes y colgantes, no no, mi tia era perfecta, y ella lo aprovecho para opacar cualquier buen sentido y llevarme a un mundo del cual ya no puedo salir....

al contemplar aquella imagen que aun tengo en mi memoria, mi tia erika me pidio nuevamente un abrazo, todo aquello acontesia sin muchas palabras, eran mas las miradas, la respiracion agitada de ella. Todo eso hablaba por si solo, yo accedi a abrazar a mi tia, oh valla que no me arrepiento. Su piel suave, caliente, con un olor a perfume que me distraia por momentos de lo que pasaba, mi pene por fin tuvo contacto directo con la piel de esas delgadas piernas de mi tia, ella sin pensarlo siguio jugando pero ahora se sento y lo hacia con ambas manos, apretaba mis bolas, masturbaba mi pene y me besaba el pecho. Yo estaba en la gloria, sentia cosas que jamas imagine, mi pene lo sentia explotar, todo era perfecto, uff,,,, mi tia siguio masturbandome y de pronto me dijo mirandome a los ojos "quieres algo mejor.?" y yo tarde en contestar por que aun no salia de mi transe, solo movi mi cabeza afirmando que queria mas.......

Pero como podria pasar algo mejor, algo que superara a todo aquello que estaba pasando, como..?? pues mi tia tenia todas las respuestas, tenia todo preparado, todo en mente, todo armado para que todos salieramos ganando, y asi fue por que nuevamente llevo una de mis manos a su vagina humeda y super caliente, yo sentia que hacia algo bien ya que al voltear a ver a mi tia a los ojos, solo veia una cara llena de placer, exclamando satisfaccion, yo segui tocando y explorando cada rincon de esa area tan nueva para mi, mis dedos empapados por aquel fruto de la calentura del momento, me hicieron sentir que era un hombre grande y fuerte, creo que esta en el ADN de todo varon..... una de sus manos apretaba con fuerza sus pechos, los movia para todos lados, sus pezones estaban a mil. duros como una piedra, interpretando una enorme exitacion. Mi hambrienta tia, estaba dispuesta a todo, a romper las leyer morales, en un movimiento brusco se acosto en la pequeña alfombra del baño y abrio sus piernas invitandome a ser parte de aquel festin de placer, pude notar tambien que su anito era un poco mas obscuro que su demas piel, pero no me importó ya que yo solo queria estar cerca de ella..... me pidio que me recostara sobre ella, enmedio de sus piernas, con prisa y agitadamente me volvio a besar ahora mas intensamente, su lengua parecia buscar llegar lo mas adentro de mi, sus manos tocaban mis nalgas desnudas, apretando mi cuerpo contra el suyo, en ese instante mi pene aun duro como nunca se apretaba contra su aplanado vientre, mis bolas pequeñas sentia aquel estremecimiento que me hacia perderme en el tiempo. Mi tia dejo de besarme y me pidio que se la metiera, yo no entendi al principio, pero ella al ver que no reaccionaba tomo mi pene y lo froto con movimientos energicos sobre su vagina, buscando freneticamente su orificio vaginal, aquel area que tanto le provocaba placer y de un tiron entro la primer parte de mi pene, yo voy a mentir diciendo que mi pene a los casi 9 años me media 19 cm, no señores... tiempo despues y tras ciertas circunstancias supe que no estaba tan pequeño (10cm), total que al sentir aquel orificio tan caliente y humedo una corriente electrica recorrio todo mi cuerpo y el de ella, ya que solto un gemido que rapidamente apagó mordiendose los labios, y me miro a los ojos diciendome: "metelo más"... a lo cual imitando a cualquier persona adiestrada en el amor empuje mi cadera con todas mis fuerzas hacia el cuerpo de mi tia, pero me quede quieto pensando en que eso era lo que se hacia, ella con cierto enojo o desesperacion por tanto calor, me dijo "muevete hacia afuera y adentro", yo como cualquier perrito entrenado obecedi al momento y ahi estaba mi primer relacion sexual, yo seguia con ese vaiven, sentia oleadas de calor cada que entraba mi pene en su vagina, me sentia soñar..... pero todo tenia que terminar y eso me resulto en una sensacion de querer hacer pipi, se lo dije a mi tia, ella con su mano se frotaba su vagina y no me escuchaba, estaba sumergida en una extensa exitacion, hasta que le dije en voz mas alta:

--" tia.... tia quiero hacer piipiiiii", a lo cual me dijo que no era eso, que siguiera haciendo lo que hacia, no paso mas de 4 minutos creo yo, hasta que una corriente mucho mas fuerte recorrio desde mi pito hasta mi espalda y nuca, mi cuerpo se temblaba y cerre por un momento mis ojos por tanto placer, mi primer orgasmo, mi primer sexo.... no eyacule en ese tiempo, aun me faltaba madurar. pero mi tia al sentir mi orgasmo ella llego al suyo, la vi arquearse, gemir lo menos fuerte posible, apretandose sus pechos, metiendose mano en su vagina.....hasta pasados unos segundos dejo de moverse y su respiracion empezo a relajarse, sus ojos cerrados se abrieron y me miraron con una ternura que no se parecia en nada la lujuria de unos momentos atrás.... me todo por la nuca y me beso suavemente y con mucho amor... despues me dijo:

--"martinsito, esto es lo mejor de mi vida y quiero que lo tengamos solo tu y yo; no lo cuentes a nadie"; yo solo atine a decirle:

--"si tia, solo tu y yo"

Nos paramos levemente agitados, yo con mi pene rojito pero ya flojito despues de aquella sensacion tan grande. Mi tia me puso una camisita, me puso unos calzonsitos no sin antes acariciarme mi pene y me dio orden de salir lo mas tranquilo e irme a dormir, ya que papa no tardaba en llegar. Ella abrio la regadera y se metio a ducharse. Aquel dia, aquella tarde, aquel encuentro de amor puro e inocente quedo guardado en ese baño, en esa casa que despues se convertiria en un lugar magico.

Todo siguio normal, mi tia la vi en la cena, cariñosamente me daba palmaditas en la pierna, en la espalda, como si nada "malo" hubiese pasado, yo dormi tan contento, tan feliz... mi tia al dia siguiente me dijo al llegar de la escuela:

--"Hey martinsito, te veo en la ducha mas tarde", me abrazo y me beso en la mejilla diciendo al oido " solo tu y yo....."

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!