Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Doble desfloracion

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola me llamo César y soy de México, DF, tengo 23 años y la verdad no estoy tan bueno como algunos dicen estar, eso si, mis primas dicen que tengo buena pompa en fin, esta es la historia de como desvirgué a mi prima por los dos lados en un mismo día.

En junio pasado llegaron dos primas del estado de Morelos, Raquel y Laura, ellas son delgadas la primera de 18 años y la otra de 16, tez clara y cabello rubio con mechas, chaparritas de 1.50 a 1.55 cm, pero eso si con buena nalga las dos, se veían muy tranquilas, aún no sabían lo que les esperaba jejejeje.

El día que llegaron no les tomé tanta importancia, de hecho solo les dije hola y me subí a mi cuarto y así siguieron pasando los días y poco a poco nos fuimos conociendo y a elevar poco a poco la temperatura de las conversaciones, en fin pasó como 4 meses y nada aunque cada vez que veía a mis primas me daban de quitarles la ropa y chuparle la chichi y masajear sus nalgas, en fin Raquel consiguió trabajo de asistenta y se quedaba casi toda la semana en la casa que trabajaba, eso me daba pie para empezar a convencer a Laura, como 3 días después de que empezara a trabajar Raquel invité a Laura a ver una película cosa normal pues ya la había invitado a ver varias películas a mi cuarto, ya era de noche ella estaba en mi cama y le mencioné de broma que si quería ver una porno a lo que ella me dijo que si un poco apenada (ya en conversaciones anteriores me había mencionado que había visto varias y que le gustaban) cuando me dijo eso se me paró en ese instante y creo que si lo notó, en fin después de ver 2 películas yo ya estaba muy caliente acostado al lado de ella que más podía pedir, sólo que se dejara, le pregunté que si ya había visto una polla en vivo y me dijo que solo cuando estaban meando los chavos de donde vivía, le dije un poco temeroso que si se la enseñaba, a lo que ella respondió que no, que le daba miedo, en fin después de eso vimos otra porno y se le notaba que estaba bien caliente después de eso ella se fue y ese día no pasó nada.

Pasaron unas semanas y llegó el día de muertos y nos dispusimos ir al panteón, ya estando ahí le pregunté por mis pompas que si le gustaban y ella dijo que si, a lo que le respondí que por ser mi prima se lo perdía, pasó ese día, en la mañana mi prima subió a lavar y como mi cuarto da al tendedero pude ver sus nalguitas y su calzón marcado sobre el pants que llevaba, ese día viendo sus nalgas me hice una chaquetilla y me dije que ese culito iba a ser mío, dos días después parecía que mi familia había preparado todo para dejarnos solos, platicando en la sala con mi prima, le volví a preguntar que si en verdad le gustaban mis pompas a lo que ella me dijo que las tenía bonitas le dije que si quería agarrarlas y ella dijo que no, que si las agarraba no las iba a soltar, que no la buscara con ella, por que se conocía bien, huy cuando escuché eso dije esta ya es mía, seguí insistiendo y ella aceptó un poco incrédula, le decía agarralas y ella si, si agarralas, si, entre puro si, si se acercaba hasta que llegó a su meta puso mi mano en mi nalga apenas tocando, le dije que agarrara bien y la obligué a apretar mi nalga, así estuvo unos 5 minutos, la sobaba más y más, ya para ese entonces mi polla ya no podía disimularla estaba bien cachondo y le dije que subiéramos a la sala del primer piso, ella se puso en un sillón y yo en el otro enseñándole las pompas y moviéndoselas para que las agarrara, ella me miraba pícaramente y le dije que si quería que no se quedara con las ganas y me las tocara, inmediatamente se sentó a mi lado y las tocó, le agarré la mano tratando que agarrara la verga, ella solo decia que no, pero ya con la calentura que tenía no podía esperar y seguí tratando de empujar su mano y solo decía que no, en ese momento me arriesgué más por la calentura que otra cosa y le di un beso en el cuello, ella no dijo nada y seguí besándole tratando que me agarrara la verga, ella me dijo que ahí nos podían ver a lo que le dije que subiéramos a mi cuarto y ella dijo que si, yo estaba en el cielo, subimos a mi cuarto y cerramos las cortinas, la empecé a besar en el cuello por que no se dejaba besar la boca y estuvimos fajando fácil una hora, entre besos apasionados y agarradas de chichi pasó el tiempo cuando le quité la blusa ella me dijo que estaba mal y le dije que si quería o no yo le seguía agarrando las chichis y las nalgas y pues ante eso y lo rico del faje ella dijo que si.

Seguí desvistiéndola y la dejé sin brassier ella se tapaba y me presionaba las chichis contra mi pecho(era muy pudorosa) al momento de bajarle el pantalón no me dejó y solo se lo bajé unos 20 cms., pero se alcanzaba a ver sus nalguitas duritas, apretaditas tan suaves y en lo profundo ese ano tan rico y apretadito traté de ver su puchita, pero no se dejó, agarré mi condón lo abrí pero no me lo puse por que todavía faltaba faje, chupaba una de sus tetas y agarraba sus nalguitas las masajeaba con una mano y le metía un dedo de vez en cuando mientras con la otra le estimulaba el clítoris y también le metía un dedo preparando mi entrada triunfal a su coño, sacaba la mano de su coño y olía sus néctares, mmmm néctar virgen, la acomodé en el piso y ya ella bien caliente me pedía que se lo metiera y me dispuse a ponerme mi condón la acomodé en el piso y con los pantalones a media nalga pedía que la cogiera pero no podía entrar en su coño, así que mejor le di vuelta y le dije que si quería que se lo metiera en el culo a lo que ella dijo que si, pero que se lo metiera, nunca lo imaginé esa niña tan tranquila me había salido tan putita que pedía que la cogieran por la cola, que le partiera el culo como dicen en España, en fin ya volteada le pedí que se inclinara y me preparé para perforar ese culito tan rico, puse mi verga en su culo y poco a poco se lo fui metiendo en su culo virgen, a ella no le dolió ya que después de ese faje y la calentura no podía dolerle mmmmmm.

Estaba apretadito se sentía muy bien de vez en cuando le abría las nalgas para ver como desaparecía en su culo mi verga se veía muy chingón, yo seguía en el vaivén ella gemía de placer, mis embestidas fueron poco a poco más rápidas y si las aligeraba, ella me pedía que siguiera con fuerza que así le gustaba, seguía con el mete saca, se sentía tan bien mi pene entrando en su culo piel con piel hasta que casi me corro dentro de ella se lo saqué y esperé que pasara un poco mientras que le besaba el cuello y las tetas y le metía dos dedos en su pucha cuidando no se fueran tan adentro, ya pasado unos 5 minutos le puse mi pene en la entrada de su pucha y se lo movía como esperando que su pucha cobrara vida y se lo comiera, estaba jugando con mi primita moviéndolo de arriba para abajo, cuando ella me pidió con una voz muy cachonda que se lo metiera, pero seguí jugando un rato más me ponía más cachondo que me pidiera que la cogiera, me puse mi condón y volví a tratar de penetrarla, pero mi pene no quería se negaba a coger a una prima, hasta que me metí dentro de sus pantalones y traté de meterlo y solo entró la puntita, le dije que me lo chupara para que se parara, pero esa vez no quiso en cambio me hizo una chaqueta, ya que lo tenía parado se lo quedó viendo y le dije que se acostara en el sillón con sus piernas sobre mis hombros para que se lo metiera ya que ella por ser pudorosa no se quitaba el pantalón y en las otras posiciones no pudo entrar bien y dicho y hecho eso hizo con rapidez, le subí sus piernas en mis hombros ya con otro condón y poco a poco se lo fui metiendo, en primera por que la estaba desvirgando a la zorrita de mi prima y en segunda para que me sintiera, seguí hasta que sus jugos fueron lubricando el condón, mmmmmmm ese agujero estrecho que solo se tiene una vez, mmmmmm se lo seguía metiendo mientras ella me decía que despacito que le dolía, pero a mi no me importaba por que ya había esperado mucho y estaba bien caliente, se lo seguí metiendo y se lo introduje con fuerza para que supiera que era lo bueno, ella gemía tímidamente al principio casi ni hacía ruido, pero al llegar las embestidas parecía poseída por los ruidos que hacía no lo podía creer me estaba cogiendo a mi prima y con el bono de que era virgen, jeje, se lo seguía metiendo y le daba besos apasionados y seguía con el vaivén hasta que sentí que me aprisionaba creo que tenía un orgasmo, me sentí orgulloso de mi mismo, unos 10 minutos después me vine dentro del condón, pero dentro de ella, le pregunté que si le gustó y me dijo que si, le expliqué que nosotros solo podíamos coger y no podíamos tener nada más, a lo que aceptó sin problema.

A la mañana siguiente ella subió a lavar su ropa y yo me acerqué para platicar, ella se me acercó y me rozó la polla con la mano, ya sabía que quería, traía un pants en ese momento y me lo bajé solo la parte de la polla ella la vio y me la empezó a jalar, pero un jaloneo rico, mientras le agarraba las nalgas cuando escuchamos que habrían la puerta era mi abuelita, me subí los pantalones he hice que pareciera que estábamos platicando, mi abuelita no se dio cuenta y bajó al mandado, Laura me dijo en voz baja que quería un rapidón y pues la carne es débil, que se lo meto pero como no tenía condón, se lo hago por la cola, esta vez si le dolió, pero le encantó, bueno así termina mi historia de mi prima caliente, aunque no es la última, continuará.......

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!