Categorías

Relatos Eróticos

Filial

El comentario de mi amigo, mi cuñada - Parte III

Publicado por Josue el 25/12/2015

Recostado en la cama de mi habitación, no podía creer lo que pasaba, -¡mi cuñada Lilia me la había chupado!-, las horas trascurrían muy lentas y yo seguía con la verga bien parada, solo pensaba que en unas cuantas horas me estaría cogiendo ese culo de mi cuñada Lilia.
De tanto pensar me quede dormido, pero al poco rato sonó mi alarma, me levante a realizar mis actividades rutinarias y me aliste para salir rumbo a la preparatoria, se holló que la cochera se abría, al asomarme desde la ventana mire que salía el carro de mi hermano José, una excitación me corrió por mi cuerpo y solo pensaba en salir a cogerme a Lilia, pero no quise ser tan impulsivo, me salí de la casa con rumbo a la escuela, durante el trayecto, pensaba que en mi cuñada Lilia se quedaba sola con mi sobrino y que si yo me regresaba quedaría una gran oportunidad para hablar e incluso cogérmela, así que mi morbo pudo más y me regrese a casa.
Al llegar vi que ella estaba lavando el patio, pero lo que me impacto fue como se encontraba vestida ya que solo traía una playera ajustada, unos Tenis y un cachetero blanco que me dejaba admirar ese culo encantador.
Al mirarme solo se puso roja y me dijo -¿porque estás aquí? Tu deberías estar en la escuela, pero le conteste –Tenemos un asunto pendiente- al principio solo me miro y me dijo que nos metiéramos a la sala, al entrar, me comenzó a besar y asi estuvimos como unos diez minutos, al separarnos notamos que mi sobrino de 2 años nos miraba, asi que Lilia lo llevo hacia la televisión para que la viera.
Cuando regreso a donde yo estaba yo ya me había bajado el pantalón hasta los talones, ella me miro y me dijo –en verdad que tienes una buena verga, me gusta como brilla y me dan ganas de comérmela-, así que la agarre de la cabeza y se la dirigí para que comenzara a darme una buena chupada, ella me chupada la verga con gran desesperación, se atragantaba que hasta le salían lágrimas y también me chupada los huevos, lo hacía muy bien que pronto sentí que me corría, de inmediato le avise –ya viene tu lechita y está caliente, ¿Dónde la quieres?, Lilia me dijo -en la cara como anoche- por lo que la complací, al pararnos se quitó su blusa y dejo ver sus tetas, se limpió la cara y la lleve hacia un sillón, donde le pude quitar su cachetero, la abrí de pies y me puse a chupar esa puchita que tanto había buscado, al estar ahí por un rato me dijo –sabes, nunca me habían hecho un oral y que bien esta- le conteste -¿Por qué?- y me dijo -a tu hermano no le gustaba hacer eso, dice que es sucio- yo seguía mamando mientras ella gritaba como loca, Lilia tomo mi verga y se la metió a la boca, por un largo rato hicimos un 69 hasta que ella comenzó a temblar y a venirse, tardo un rato en recuperarse y al levantarse comenzó a vestirse, pero le comente que yo también quería cogérmela, así que me sentó en el sillón, empezó a darse sus sentones, después de un rato cambiamos y la puse de a perrito, mientras miraba sus gestos por un espejo que había en la sala, así estuvimos hasta que le avise que me venia otra vez, se arrodillo ante mi y me puso su cara, por fin cumplía mi sueño, cogerme a Lilia, y todo gracias al comentario de Ernesto.
Cuando nos recuperamos le pregunte -te han hecho el sexo anal- y me dijo –no-, a lo que mi mente viajo rápidamente y note un brillo especial en su cara.
Durante ese día me la cogí 3 veces más y durante la semana solo esperaba a que mi hermano saliera de casa, me esperaba una hora por que tal vez pudiera regresar y me iba a buscarla para cogérmela tal y como estuviera.
Después les contare como me la cogí por toda la casa (en la sala, en la cocina, detrás de la puerta de la calle, en el balcón, en el patio trasero, en el baño, en su recamara, en mi habitación, en las escaleras, en el cuarto de lavado, en el garaje, en la bodega de despensa, en la habitación de mi sobrino, en el lavadero, solo me falta el patio principal y eso porque ella no ha querido) me la he cogido donde yo quiero.
La he vestido como yo quiero (de colegiala, de puta, de enfermera, de policía, de bombera, de sirvienta, de secretaria, de maestra e incluso en varias ocasiones la traigo desnuda por la casa cuando mi sobrino está en el colegio)
También les contare como una navidad se vistió de la señora Clos para regalarme su culo.
Han sido casi 10 años de puro sexo, actualmente ya no vivo con ellos pero Lilia le dijo a mi hermano que no desalojara mi habitación y que yo podía ir cuando quiera, asi que en muchas ocasiones la sigo frecuentando.
En años atrás escondía mi celular cuando me la cogía para grabar videos y cuando estaba dormida le tomaba fotos y algunos videos.
En la actualidad tengo videos y fotos cogiendo con Lilia pero ya son con su autorización, en algunos sale su cara, NO pensamos en incluir a mas, solo vivimos nuestro sexo y nuestro gran secreto.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!