Categorías

Relatos Eróticos

Filial

La mamá de mi novio

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Me encontraba en cama, chupándole el pene a mi novio, me encanta hacerlo estar en medio de sus piernas bien abiertas y jugar con sus testículos, de vez en cuando con mi lengua lamerle su ano, pero lo que más me gusta es comerme su semen, aunque de vez en cuando dejo que los chorros de semen me llenen la cara por que a él le gusta observarme así y cuando estoy con toda la cara llena de semen, limpiármela con mis dedos y claro comiéndome todo el semen que cayó afuera de mi boca; todo esto era normal bueno me parece a mi, pero desde varios meses atrás en que él y yo nos metemos a la cama, veo que su mamá nos espía constantemente, fíjense que un día me di cuenta que la mamá de mi novio después de vernos se iba a su habitación y se daba unas masturbadas fenomenales que hasta estuve a punto de tratar de estar con ella.

Pues resulta que mi novio ganó un lugar para un congreso, en un centro de convenciones de gran afluencia turística, y decidió que como no podía salir, que nos fuéramos junto con él, su mamá y yo, según para que nos hiciéramos compañía, la verdad que a mi me gustó la idea una semana en la playa con todos los gastos pagados que más podía desear, pues hicimos maletas los tres y nos fuimos al llegar a donde nos tocaba quedarnos vimos que estaba precioso eran cabañas hermosas cada una con su jacuzzi, a nosotros nos tocó una que se encontraba bastante retirada de las demás, pero muy cerca de la playa, enseguida mi novio se fue al congreso dejándonos solas a su mamá y a mi.

Nos encontrábamos en la cabaña, entonces vi que ella traía unos trajes de baño demasiado recatados, se me había olvidado comentarles que ella vestía casi como monja yo no me lo explico siendo ella bastante joven y guapa como vestía así, entonces yo le enseñé un par de bikinis que traía, y una que otra tanga, le hice el comentario que fuéramos de compras y que buscáramos algo adecuado para ella, aceptó y nos fuimos de compras, ella solo se fijaba en diversos trajes de baño muy a la antigüita, pero poco a poco la fui convenciendo, al verla probar los trajes de baño me di cuenta de que tenía unas piernas fabulosas, unos senos por demás redondos y muy bonitos y que decir un excelente trasero, lo cual combinaba de manera precisa con su color de piel tan blanca, después de todo eso escogió a insistencia mía un bikini que se le veía excelente, entonces me enseñó que su vello púbico escapaba considerablemente por fuera del bikini, le dije que no había problema que podríamos ir a que la depilaran ella contestó que no, entonces le dije que para que no hubiera problema yo lo hacía, y en fin compramos de todo.

Luego nos fuimos a comer, y después regresamos a la cabaña, ya en ella le pedí que se desnudara mientras que yo preparaba todo, entonces se puso una bata, y le dije que se sentara en el sillón abierta de piernas, al verla se veía riquísima una mujer madura de muy buenas formas y abierta de piernas, al instante me humedecí, no se que me pasaba pero quería estar con ella.

Para que no se sintiera apenada yo me puse un diminuto bikini, me arrodillé entre sus piernas y empecé a depilarla hasta que quedó muy lisita, me puse de pie y entonces fui por una charola con agua y jabón, la empecé a lavar sentí que se excitó por que se sentía su humedad, pícaramente le dije solo falta la prueba de que ya está lista, entonces no pude más, acerqué mi boca y empecé a lamerla ella al principio me sujetaba de la cabeza y decía que no, pero después abrió sus brazos y después sus piernas y por mi parte le introduje mi lengua dentro de su vagina, después de un rato ella se alzó y me empezó a quietar el bikini, se hizo a un lado en el sillón e hicimos un tremendo 69, de vez en cuando ella me empujaba hacia delante y me lamía mi ano, así estuvimos largo rato hasta que ambas tuvimos un orgasmo simultaneo fue magnífico.

Después de esto, nos fuimos en bikini ambas a nadar al mar, nos pusimos a jugar y de vez en cuando dentro del agua, nos tocábamos mutuamente nuestros senos, nuestro trasero y acariciábamos nuestra vaginas; al salir del agua vimos a varios muchachos que no nos quitaban la mirada uno de ellos se acercó y nos invitó a una fiesta al otro día por la noche, y aceptamos.

Por la noche me encontraba con mi novio y le platiqué lo que había sucedido, con lujo de detalles, nunca tenemos secretos entre los dos, y le dije que su mamá estaba exquisita, de inmediato él tenía el pene tremendamente duro, a lo cual supuse que a él le excitaba la idea de estar con su mamá; al ver su erección me desnudé y me puse en cuatro, y le dije que me diera por el ano, y él de un solo golpe y creo que por la excitación de lo que hice con su mamá, me la metió hasta el fondo, yo sentía riquísimo, hasta que eyaculó, después vi la figura de su mamá que nos estaba espiando.

Por la mañana mi novio se fue, y nos dijo que nos portáramos bien en la fiesta de la noche, lo despedí, luego entre al baño y me topé con su mamá que se estaba bañando, a lo cual entré a bañarme con ella, y empezamos a tener sexo, para luego terminar en la cama con otro magnifico 69; y al igual que el día anterior salimos a nadar todo el día y en la tarde de compras.

Por mi parte compré una micro minifalda y un top también chiquito, ella me preguntó que para que, y le dije que para la fiesta de la noche, entonces me dijo que si le ayudaba a escoger, y le escogí un vestido blanco semi transparente no muy corto, pero también ropa interior; al llegar la noche ya me encontraba vestida esperándola entonces salió con ese vestido, se veía excelente y se le transparentaba su tanga y se le veía precioso el trasero, tanto que al llegar a la fiesta todos se lo veían, yo hice amistad con un chico que dejenme decirle no estaba nada mal, entonces él me decía que mi suegra estaba súper buena, le dije que si íbamos a una parte más reservada y él me dijo que si, pasé por un lado de la mamá de mi novio y le dije que si me acompañaba, nos fuimos los tres ya en privado y después de una corta plática, me hinqué al frente del muchacho y le saqué el pene y se lo empecé a chupar, le dije a mi suegra que se acercara, ella se puso junto a mi y ambas empezamos a turnarnos el pene del muchacho, de repente me puse de pie, y fui a buscar a otros dos amigos del muchacho, ellos al llegar se impresionaron se veía a mi suegra hincada chupándole el pene hasta el fondo y se veía su trasero tremendo, entonces uno de ellos se puso frente a ella, y con las dos manos controló ambos penes turnándoselos para metérselos a la boca, por mi parte me tiré al piso y le levanté el vestido e hice a un lado la tanga y empecé a chuparla, y así acostada como estaba me abrí de piernas para que el último de los muchachos me penetrara, después tomé a dos de los muchachos y me dejé que me hicieran una doble penetración, es riquísimo sentir un pene en el ano y otro en mi vagina hasta dentro, por su parte ella se montó al otro muchacho, y así estuvieron hasta que él eyaculó dentro de ella, por mi parte quería semen y les pedí que me lo dieran en la boca, primero me sacó el pene el que estaba en mi ano eyaculando riquísimos chorros dando todos junto de mi boca, y después me di la vuelta y tomé al otro y se la chupé hasta que le saqué todo su semen, por su parte mi suegra estaba como impactada viendo lo que hice. Terminó la fiesta y nos regresamos a dormir estábamos cansadas, llegó mi novio al cual lo recibí muy cariñosamente delante de ella, y después a dormir todos.

Mi novio salió por la mañana muy temprano, entonces fui con ella, y después de nuestro 69 diario, me dijo que tenía muchas preguntas que hacerme a lo cual le respondí que me dijera, primero me preguntó el tipo de relación que tenía con su hijo, y le dije que éramos novios, entonces ella me dijo que eso lo sabía, ah entonces le respondí que a él le encantaba compartirme y verme con otros hombres que él me había iniciado en esto, pero también le gustaba que lo hiciera delante de él con mujeres y que a mi me encantaba cumplir sus fantasías, le comenté que un día a petición de él lo hice con tres hombres al mismo tiempo, también le platiqué que un día me prostituyó en un bar haciendo solo sexo oral por dinero a quien pagara, y que así me comí cerca de ocho eyaculaciones en una noche y que a veces también le gustaba que me orinaran todos después de tener sexo.

Ella estaba sorprendida, entonces siguió preguntándome sobre el sexo anal, le pregunté que si su ano era virgen, ella me dijo que si, que nunca había experimentado un pene dentro de su ano, y así siguió toda la mañana, por la tarde fuimos a nadar, ya en la noche llegó mi novio y le dije que por que no íbamos al jacuzzi a tomarnos unos tragos dentro de el, el dijo que si, entonces se adelantó yo por mi parte invité a su mamá, estábamos los dos cuando llegó ella con una bata, entonces le dije que entrara al agua, se quitó la bata y mi novio al verla en bikini se quedó sorprendido, les diré que hasta su pene se puso duro, por mi parte inicié un juego en el agua donde los tres jugábamos, varias veces vi que mi novio le tocaba el trasero a su mamá; después de varios tragos creo que ya los tres estábamos mareados, entramos a la casa y en la sala, ya sin miramientos me puse a jugar con el pene de mi novio, después de estárselo chupando, le dije a su mamá que sino quería probar, ella se acercó y tímidamente se lo metió a la boca, yo me separé y los dejé solos.

Después de un rato me acerqué ya desnuda y desnudé a mi suegra, entonces él la penetró por primera vez, y yo lo empujaba a él desde atrás para que se la metiera al fondo, después cambiamos de posiciones mi suegra en cuatro patas mi novio penetrándola desde atrás y yo abierta de piernas mientras mi suegra me lamía y así pasamos largo rato.

Yo puse mi cara, justo en el trasero de su mamá, de vez en cuando él sacaba el pene y yo se lo chupaba comiéndome los líquidos de ambos, posteriormente me alcé y le dije a mi novio que su mamá era virgen del ano y vi como su pene se puso durísimo, le dije quieres que te la prepare, él asintió, me bajé y con la punta de mi lengua empecé a lamerle el ano, y después con mi saliva a lubricarlo, me puse en una posición de forma que ella no pudiera safarse, el saco su pene, se lo llené de saliva y con mi manita lo dirigí al ano de su mamá, y lo jalé hasta que entró la cabeza del pene, ella empezó a decir que no, pero ya no podía más y dejé que mi novio se la metiera hasta el fondo, por mi parte con mi mano empecé a masturbarla a ella, hasta que mi novio no pudo más y eyaculó en el ano de su mamá, se separaron vi que del ano de ella brotaba semen mezclado con una poco de sangre, ella había sido perfectamente sodomisada.

Después de esto, mi suegra accedió a entrar a nuestros juegos sexuales, ya hemos hechos orgías y de todo un poco, ahora cuando estamos mi novio, ella y yo, ambas compartimos el semen de su hijo en tremendos besos cuando terminamos.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!