Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Mi concuñada

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Esto sucedió hace ya tiempo, mi nombre no es el real ni tampoco con que van a aparecer los personajes en este cuento veridico.
Mi esposa y yo somos profesionales en el rubro empresarial, ella trabajaba en aquel entonces en una reconocida empresa financiera y yo prestaba mis servicios legales en una institucion del estado, vivimos desde que nos casamos en una gran casa en pleno campo de la 7ma.región de chile, solo a 12 km. de Talca. En aquel entonces llevabamos 2 años de casados y no teníamos hijos. Por motivos laborales de mi cuñado, él, su esposa y su pequeña hija llegaron a vivir a nuestra casa, cambiando de dirección completamente nuestras vidas. Mi esposa y yo, siempre hemos sido muy ordenados en todas la areas, en las finanzas, y en general en nuestra casa, pero desde que ellos llegaron el desornen y el caos casi nos lleva completamente a la separacion.
Mi cuñado es realemnte un tipo muy simpatico, bonachón, amigo de sus amigos, bueno para las fiestas, tragos y comidas, sin profesión, y mi concuñada es Profesora (de Ingles) simpatica y muy hermosa, a pesar de su baja estatura, morenita, delgada pelo ondulado, ojos hermosos. Como yo llegaba a la casa solo a dormír me perdía de los tremendos encontrones que tenía mi esposa con mi concuñada por el desorden, dejaba todo tirado en cualquier parte de la casa, y le gustaba pasearse solo cubierta en toallas(como lista para la ducha). Mi esposa me reclamaba a mí en vez de decirselo a su hermano, y me consta que era verdad, porque mas de alguna vez encontré calzones tirados hasta en la mesa de la cocina. Como yo no estaba en todo el día, realmente no me importaba, es mas me provocaba un extraño gusto de ver prenjdas que no eran de mi esposa regadas por todos lados de la casa. Lo que si me descontrolaba era cuando por las noches sentía el descomunal sonido de su cama mientras hacía el amor con mi cuñado, que se escuchaba y llegaba creo a cada rincon de la casa. Ellos cupaban las tres habitaciones del segundo piso, y nuestro dormitorio estaba debajo del que ellos acupaban y que hoy ocupa nuestro hijo mayor. Digo que me descontrolaba porque imaginaba que esos gemidos de placer estaban siendo provocados por mi, y luego yo estaba despertando a mi mujer para hacerle el amor pensando que se lo estaba haciendo a ella. En todo casos mi mujer es 10 veces mas linda que mi concuñada, pero no era tan fogoza a la hora de irse como sentía que era la xime(mi concuñada).
Pasaron los meses y todo seguía igual, hasta...................
Hasta que llego el verano, y con el verano llegaron las vacaciones, que felicidad por fin un descanso a un año tan lleno de situaciones pesadas, pero como yo y mi esposa trabajamos en entidades distintas, solo estaríamos juntos como 6 dias. Mis suegros como de costumbre irían con nosotros hasta Villarica y se sumaba mi pequena sobrina pero lamentablemente yo no me podría ir sino en una semana mas. Cargamos nuestro auto y se fueron, era miercoles, estaba nublado y yo tenía que ir hasta la Corte, en Santiago, y tenía que estar antes de las doce, y ya eran las 8 de la mañana. Le Pedí a mi querida concuñadita que me fuera a dejar a la carretera y partí hacia Stgo., dormí de ída y de regreso sin nisiquiera pensar en lo que ocurriría aquel día. Cuando llegue a mi casa como a las 10 de la noche, estaba todo oscuro, solo estaba el Jeep de mi cuñado por lo que pense que estaba durmiendo. Me duche, me puse ropa comoda para aostarme, me preparé uno de mis traguitos preferidos, corte unos quesitos y me fui a mirar tv. muy tranquilo........ cuando de pronto aparece mi concuñada con la acostumbrada toalla sobre sus abultados bustos diciendome que si me podía acompañar un rato, yo accedí por supuesto al instante. Le preparé un trago igual al mio, y mirando tv, y conversando estuvimos casi hasta las 12. No fue solo hasta esa hora que le pregunte por su esposo, y me dijo que estaba de noche todo la semana. Fue en ese preciso instante que despertó en mí la maldad total........, ¡ Pajarón ! recién me daba cuenta que estaríamos solos hasta las 12 del dia siguiente...., en mi casa, en mi territorio.....y un extasis comenzó a nublar todos mis pensamientos....., comencé a recordar todas las noches en que aquella preciosa hembra gemía y gemía cuando hacía el amor con su esposoy me volvía loco. - Xime, le dije, y no te dá miedo estar casi pilucha conmigo, recuerda que yo soy muy caballero, pero tambien soy bhombre y al verte asi, me da escalofrios....., no....- me dijo...- yo confío en tí -, y no encuentro nada malo andar así. Yo sé que nada malo me podría pasar contigo en casa.- glup, quedé pa dentro.- sentí que me timbró, al rato apareció con un aceite emulsionado echandose en las piernas, levantandose la toalla hasta los muzlos.- te echo un poco me dijo..., y le dije que bueno., comenzo a echarme aceite desde la pantorrillas hasta los muzlos en forma muy natural y delicada., luego trago otra crema y me la echó en la cara..., yo cerre mis ojos y me dejé acariciar aunque sea para echarme crema en la cara, sxentía extrañas sensaciones de placer y descontrol que reprimía con mis ojos cerrados.......
Ella atras del sillon donde yo estaba sentado comenzó a pasarme el aceite por mi pecho, lentamente fue llegando hasta mi abdomen y hombligo donde yo me estremecía diciendole que eslo que estaba haciendo...poco a poco fue subiendo la intensidad de los masajes solo en mi torso, pero de pronto se volvieron violentos..., abrí mis ojos y ella mirandome me pidió perdón......, me dijo que ahora sería mas delicada(yo estaba completamente caliente), pero trataba de no demostrarselo.
Ahora te toca a tí, ....error...error....error...., accedí de inmediato pero derechamente mis masajes no eran masajes, nunca había dado masajes a nadie, solo eran caricias con crema. Que chistoso, pero fue la verdad. Se sentó en el sillón y yo me puse alfrente y con ambas manos empecé aquel delicioso recorrido........... Comencé aquel perverso juego hasta que ellas con sus ojos cerrados me tomo ambas manos para que fueran directo a su conchita mojada, completamente mojada, ella jadeaba y yo impresionado y enteramente exitado ma saque todo lo puesto quedando como ella, desnudo completamente....de pronto me vi besando y succuinando todo lo que era su vagina, y ella dando gritos de placer me animaba a que siguiera..........
La tiré en la alfombra y le hice el amor, no sin antes ver como ella se engullía todo mi parado, palpitante y rojo pene, era la situación que tantas veces había soñado, y mas me exitaba, verla como gozaba con mi verga adentro me hacía prolongar una y otra vez mi orgasmo, hasta que ella propició para que fuera en comun solo diciendolo. - ya acabemos, ya acabemos juntos por favor - no pasó ni un minuto mas cuando plash, sentía como el liquido que salia de mi pene me quemaba desde mis entrañas, y ella no solo gemía sino que gritaba de placer.............. Yo he estado con muchas mujeres, pero nunca he sentido como lo que sentí aquella noche con la xime., ni con mi esposa......la que se esmera pero yo sigo fiel a quella noche de infidelidad, y se que nunca me la voy a sacar de la mente. La xime luego de esa noche que continuo hasta la madrugada nunca mas me dio la pasá solo se dedicó a calentarme, hasta que se fueron como a los dos meses despues...... Tengo la certeza de que la xime se acuerda como yo de aquel día solo nunca se dieron las cosas como para prolongar aquel desenfreno.
Ese es mi relato. Luis.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!