Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Mi prima Elena y yo

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola mi nombre es Silvia y os voy a contar lo que me sucedió hace un par de semanas.

Tengo 25 años, soy morena mido 1,70, 95 de pecho y estoy delgada. yo soy de Sevilla, aunque estoy trabajando en Madrid. Mis padres tienen una casa en Matalascañas (Huelva) a la que solemos ir en agosto. Pues bien, yo tengo familia en Madrid, 2 primas de 30 y 33 años Rocío y Elena. Rocío es rubia alta con grandes pechos y delgada, Elena es de estatura media con pecho normal y algo gordita, las dos están casadas y Rocío tiene una niña de 3 años.

Como trabajo en Madrid las veo mucho y un día decidimos coger el tren e irnos a la casa de la playa de mis padres y pasar el fin de semana, y así lo hicimos. El sábado cuando subimos de la playa se quedó preparando la comida mi prima Rocío y con el marido mientras que el marido de Elena fue a comprar refrescos, entonces Elena y yo subimos a quitarnos la arena de la playa y cambiarnos el bañador ya que nos habíamos bañado en la playa.

Entramos juntas en la habitación y me dijo que entraba ella primero a ducharse o se no me importaba que entráramos juntas para ir más rápido ya que la comida estaba casi lista. Así que claro entramos juntas.

Elena sabe que soy lesbiana y hemos hablado mucho de ello así que claro al entrar en el baño y desnudarse no pude evitar mirarla y ella decirme el típico ehh..!!! que somos primas je je je , aunque esta gordita tiene un cuerpo bonito y me llamó la atención que estuviera totalmente depilada ya que en una ocasión me dijo que no le gustaba, así que le pregunté, ella me dijo que a su marido le gustaba más y le excitaba mucho. Hablando me preguntó que si había tenido sexo anal le dije que sí ya que tengo un juguetito que utilizo para masturbarme, ella me dijo que su marido quería sexo anal y claro ella nunca lo había echo y no sabía si le iba a doler, entonces ella me pidió que le ayudara, entonces me dijo que si le podía prestar mi juguetito para probar. Fui a la habitación y lo cogí de mi maleta, entre en el cuarto de baño y echamos el pestillo, y allí estaba yo con mi prima desnuda esperando a que le metiera mi juguetito por su culo para ver si le dolía.

Cuando salió de la ducha mojada me empecé a excitar de una manera increíble, me temblaba las piernas no me apetecía más en ese momento que comerme a mi prima no podía mas uf... como estaba, entonces ella se apoyó en el bater un poco y con una mano me abrió su culo... me dice venga Silvia metémelo un poco, estaba inmóvil allí mi prima con el culo abierto viéndole como le sobresalían sus labios de su coño depilado y dándome su culito virgen para que se lo partiera con mi juguete. lo empapé todo bien de saliva y empecé a metérselo un poco y ella no decía nada, así que seguí hasta que empezó a entrar entero, le pregunté que si le dolía y me dijo que un poco, mi excitación era infinita, aquélla situación podía conmigo no podía más así que empecé con la otra mano a meterle un dedito a mi prima en su coñito ella se quedó como tensa pero empezó a relajarse no me decía nada así que empecé más rápido hasta que gemía de placer su cuerpo se movía cada vez más era evidente que mi prima estaba teniendo un orgasmo brutal....de repente llamaron a la puerta y ella dio un salto la verdad es que nos corto todo el rollo, era su marido para ver cuanto nos quedaba que ya estaba la comida.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!