Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Mi tia, una fantasia

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Para comenzar con esta pequeña historia es bueno comentar que no soy un super hombre, ni que la tengo gigante, que soy super atlético, musculoso y fibroso, soy un hombre normal que trabajar y regularmente practica algún deporte. Mi tía la otra protagonista de esta historia es una mujer de 53 años, flaca, bastante linda de cara pero que tiene un no se que, que a mi me vuelve loco. Y también debo aclarar que esta historia no será como muchas dela que se cuentan por aquí.

Recuerdo que hace muchos años, cuando yo era chico un día estaba jugando en mi casa con unos amigos, ella nos había venido a visitar y cuando se fue me saludó y sin querer me dio un beso en la boca, creo que esa fue mi primera reacción, mis hormonas se pusieron a mil quinientos y mi verga se puso al palo. También recuerdo que cuando empecé con mis primeras pajas era en ella en quien pensaba casi siempre. De verdad no se que tiene pero a mi gusta muchísimo, me hierve la sangra cada vez que la veo. Encima siempre supe que era una mujer muy calentona, y sobre todo mis fantasías y mis ganas de cogerla empezaron a ser cada vez más grande cuando me contó una de mis hermanas que tiene una gran relación con ella, que hacía (desde ese momento que me contó) más de un año que no tenía relaciones con su marido. Por lo que conozco a mi tía siempre a sido una mujer reprimida, que se casó con el primer tipo que estuvo de novia y que siempre ha tenido ganas de cogerse a cuanto tipo veía y le gustaba. Y con el tiempo sentía que quería cambiar pero no se animaba. Hasta que un día me enteré que se había separado de su marido. Debo contar también que durante todos estos años han sido infinitas las veces que me insinuado, la abrazo de otra manera, he tratado de darles besos en la boca, rozado, tocado el culo, bueno infinidades de cosas. También por msn y por mail me he animado más y le he dicho cosas que seguramente no me hubiera animado de manera personal.
Hasta que una vez para mi cumpleaños numero 30 le pregunté que me iba a regalar y ella me dijo que nada, que no tenía plata, entonces le dije que bueno no era necesario que el regalo fuese material que podía ser otra cosa en obvia alusión a que me la quería recontra coger. Entonces pasados unos días de mi cumpleaños fui hasta su casa con cualquier excusa y luego de estar un rato cuando me estaba por ir le pregunté por mi regalo ella me contestó que no, que me fuera que estaba desubicado, entonces la puse contra un rincón y luego de insistir le comí la boca a besos durante un rato, ella me dijo que estaba bien, que bueno que ese era mi regalo pero que no insistiera más a lo cual me hizo prométeselo, cosa que nunca sucedió puesto que a partir de ahí mi calentura subió de manera exponencial y ahora no podía parar, quería cogerla a como de lugar....
La verdad es que a partir de ese momento algo cambió, en mi cambió que ahora soy más directo que antes y en ella algo como que quiere pero no se anima. A veces pienso que es media frígida pero cuando me entero de cosas de ella me doy cuenta que esta caliente como una burra y que se reprime. Entonces comencé a insistir con más asiduidad, pero también con más calma, no tan a lo bestia como antes.
Un día pase por el taller que ella tiene puesto que necesitaba ir al baño (aunque no lo crean es verdad) y estaba sola, así que salí del baño, y empecé a insinuarle nuevamente, hasta que en un momento la volví a arrinconar, le puse las dos manos en su culo, se lo empecé a tocar muy suave y sensual a la vez, la miraba y ella me preguntaba mirándome a los ojos que era lo quería, que no podía ser, que el beso había sido un error, pero no se corría, se quedaba donde estaba y entonces le acerqué la boca y le di un suave beso y ella me dijo, bueno ya esta, pero yo quería más, entonces cambié de táctica, empecé a besarla nuevamente pero con más pasión, le agarraba la cabeza y le apretaba mi boca contra la suya, le metía bien la lengua por todos los rincones, me animé y subí una mano y empecé a tocarle las tetas, ella se dejaba, mi pija estaba que explotaba, se la apoyé ella lo sintió puesto que apoyó su cuerpo más cerca del mío. Seguí comiéndole la boca, tocándole las tetas y el culo con pasión, con furia, pero sin ser violento, me animé más y le subí su remera, le saqué una teta por afuera del corpiño y se la empecé a chupar, era chica, pero tenía un pezón bien redondo, marcado, color oscuro, que lo chupé como si fuera el mejor manjar de mi vida.

Ella gemía y me miraba, y entonces me tocó la pija por afuera de mi pantalón. Mi pija estaba que reventaba, quería salir por donde fuera, entonces me miró y me dijo querés que te la chupe y le dije "SI POR FAVOR", ella se agachó me bajó el cierre y sacó mi verga, que para mi es enorme, aunque se que tiene un tamaño totalmente normal, pero no se...la miraba chupármela, como se metía la cabeza en su boca, como lo saboreaba, como se metía la pija todo lo que podía adentro, como me pajeaba y me miraba, y me decía si me gustaba, yo le decía que si, entonces me dijo vení vamos a un lugar más cómodo.
Me sentó sobre la mesa, ella agarró un silla, y empezó con una de las mejores chupadas que me han hecho hasta ahora, o creo que es una de las mejores, quizás porque estoy totalmente loco por ella, entonces pienso de esa manera. Me la chupaba de manera espectacular, los huevos, la cabeza, me pasaba la lengua por toda la verga, yo la agarraba de vez en cuando, la levantaba y le daba besos en la boca. Ella me la chupaba y me miraba, no me decía nada, pero miraba y me daba cuenta que estaba disfrutando.
Y seguía chupando, en un momento me dijo que acabara porque si no me iba a cagar a trompadas, porque quería que le acabara en la boca yaaa!!!, yo aguanté todo lo más que pude, hasta que un momento me preguntó si me gustaba como me la chupaba, si me gustaba como la chupaba mi tía, y eso me encendió de una manera increíble y después aguantar todo lo que pude, acabe de una manera animal, hacia rato que no acaba tanto, escupí semen a lo bestia, supongo que de tanta calentura, la verdad le llené la boca. Me la chupó, me la dejó bien limpita, se levantó, me dio un beso y me dijo, NUNCA MAS... ENTENDISTE, NUNCA MAS... La verdad es que yo quiero más, mucho más, pero no se que hacer ni como, acepto sugerencias, por favor cualquier consejo es bienvenido.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!