Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Quise comenzar a tener sexo y que mejor comenzar en casa III

Publicado por Lila el 23/08/2015

Después de turnarme las vergas de mi hermano y padre, todo iba bien, hasta que 1 año y medio después de tener sexo cada que podía con ellos, mi hermano fue aceptado en una escuela tipo internado, sólo lo vería en vacaciones. Le di su despedida, la noche más ardiente que habíamos tenido, mi hermano jamás desarrollo la habilidad de mi padre para el sexo pero aún así cogía rico, mi hermano y yo jamás le contamos a mi padre que nosotros cogíamos cuando el no estaba y nunca me llamó la atención coger con ambos al mismo tiempo, sentía que debía ser entre dos solamente.
Bueno sin mi hermano en casa los días de descanso de mi papá era eternos, un día salí al patio de mi casa a tomar un poco el sol, mi casa tiene una barda de como 4 metros de alta, podía andar en traje de baño sin que nadie viera, pero desde el segundo piso de la casa de mi vecino me di cuenta que si se veía mi patio, pero no me importó y me acosté en una silla de playa a tomar el sol, mi mamá daba clases por las mañanas y yo iba en las tardes a la escuela así que estaba sola toda la mañana, ya acostada pude notar que el vecino me veía desde su ventana, el jamás habla conmigo aparte del saludo y ya, es un señor como de 50 años pero se ve atractivo a pesar de no ser guapo, tiene ese algo que no se, el caso es que senti que me veía y entonces pensé que sería divertido provocarlo, metí mi mano debajo de mi bikini y empecé a frotar mi clitoris, no sabía si aún tenía su atención pero seguí masturbandome, me arqueaba y movía mis caderas, y en eso vi que estaba viéndome fijo desde su ventana ya sin esconderse, lo mire y mordi mis labios como invitandolo a venir, deje de tocarme, me levante y antes de entrar a la casa me empine por unas cosas que tenía en el piso, mire para atrás por si me veía y sii aún estaba ahí viendome le sonreí aún empinada y me levante, entre a la casa y 10 minutos después estaban tocando el timbre, salí a ver quién era pero ya traía puesta una camiseta enorme que tapaba todas mis partes, cuando salí vi que era él, así que le pregunte que se le ofrecía y me dice; puedo pasar?. Lo deje entrar y cuando cerré la puerta me empujó contra una pared y empezó a besarme, sin decirnos nada empezamos a frotar nuestros cuerpos con pasión, el metió una de sus manos debajo de mi camisa y empezó a jugar con mi coño húmedo, luego me subió a una mesita me abrió de piernas y empezó a devorar mi panocha como si no hubiera probado coño hace años que creo así era porque su mujer era una mojigata, luego de unos minutos se saco la verga del pantalón, era una de como 15 centímetros algo delgada, ninguna verga como la de mi padre, pero verga al fin, me la metió de un sólo golpe y empezó jadear como perro, yo me abrace a su cuello y el me la metía más y más y más, luego por fin dijo unas palabras "hace años no cogía, pideme lo que quieras niña que te lo daré, tienes el coño más sabroso que he probado".
Sólo no deje de metarla ahhhh más rico, quiero sentirla hasta el fondo ammmaaaahhhhh, le respondí, después me la saco y me volteó, me escupio en el ano cosa que me excito tanto, luego de meterme dos dedos en el culo me metió su verga hasta el fondo, pude sentir mis intestinos inundados de su semen después de varías embestidas. Me la saco, me miro y me dijo "anda nena, chupamela, y te dare lo que me pidas" eso hice, se la chupe hasta que se terminó de vacíar en mi boca. Le dije que por favor cuando estuviera mi papá no tratara de hacer contacto conmigo, el viejo me regala cosas porque dinero no me hace falta, cogemos unas 3 veces en esos días que estoy sin la verga de mi papito. Quizás este enferma pero no puedo estar mucho tiempo una polla dentro de mi. Y sólo 3 veces no me bastan, así que pensé en buscar a alguien más para divertirme, pero eso ya será una historia para después.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!