Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Se me presento la oportunidad y la aproveche - Parte 3

Publicado por Luis el 05/11/2015

Un sábado llegó a casa mi padre y le dijo a mi madre y Olga que hoy su hermano Armando cumplía 50 años y que todos iríamos a su cumpleaños, al inicio Olga no quizo pero mi mamá la convenció que ya era tiempo que salga a divertirse además que nunca salía de la casa.

Vi como se arreglaban todos cuando mi padre me preguntó porque yo aún no me alistaba le dije que me sentía mal y le recordé también que la semana pasada al vecino le habían robado la casa aprovechando que no había nadie.

-!! Tienes razón hijo entonces quédate y cierra bien ventanas y la puerta.. ¡¡

Le dije que no se preocupen a mis padres cuando volteo y veo a la tia Olga que salía del mi dormitorio estaba muy guapa tenia un vestido azul que se señia muy bien a su cuerpo marcando unas anchas caderas y un escote generoso que mostraba unos senos riquísimos y como habían ido al salón de belleza con mi mamá estaba bien rica que hasta mi papá soltó un silbido de admiración y se fueron y ahí me quede viendo Tv, en la sala y las horas iban pasando hasta quedarme un rato dormido.

Como a las 5 de la mañana llegaron abri la puerta, los tres estaban bien alegres y mareados pregunté por mi hermanito y mi mamá dijo que se había quedado bien dormido y como era ya tarde se había quedado en la casa de mi tio y mañana lo traen.

Mi madre ayudaba a mi padre a llegar a su dormitorio y cerraron la puerta, ahi la tia Olga se quedó sentada en el sofa le dije que vaya a descansar también.

-!! Ayúdame por favor a levantarse Luis y si iré a dormir.. ¡¡

Me acerque y la levanté del sofa la sujete de la cintura y me puse detras de ella y así fuimos al dormitorio sentir su culo al moverse a cada paso hizo que mi verga se ponga durisima la manoseaba por todo su cuerpo tocaba sus tetas y luego bajaba hasta su estomago.

-!!Quédate quieto con las manos Luis no te aproveches que estoy borracha... ¡¡

La eché a la cama y con cuidado le quite los tacos, ella aun se mantenía aun algo despierta le dije que se quite el vestido para no dañarlo y se ponga su pijama, ahi empezó lo bueno me dijo que le ayude a bajar el cierre de su vestido luego se lo fue bajando hasta caer a sus pies que yo recogí y lo puse a un lado.

Ahí estaba echada en la cama sólo con su ropa interior negra de encaje ahora si era un espectáculo verla, esas nalgas tan ricas y pulposas color canela mis manos recorrían cada centímetro de su cuerpo y con mucho cuidado busco el broche de su brasiere y lo suelto y retiro.

Que tetas para ricas tenia con pezones marrones de auroras grandes bien puestas que bese y luego chupaba y al mismo tiempo masajeaba ella ya había cerrado los ojos pero se mordía los labios y su respiración se fue haciendo más rápida.

Dentro de lo borracha que se encontraba parecía disfrutar de mis caricias hasta que sus pezones se hincharon y se pusieron duros ahi fui bajando hasta su ombligo que con la punta de mi lengua baje más y baje suavemente su calzón hasta quitárselo y abri sus piernas acerque la mariz y su olor de sexo me encanto.

Besos y lenguazos empece a darle a su vagina que tenia pocos vellos sus labios los abri y busque su clitoris hasta hacerla dar leves gemidos que tuve que callar con una mano para evitar ser escuchado por mis padres pero recordé que de seguro estarían bien dormidos por el licor.

-!!Uhhh..uhhh...uhhh....¡¡

Fué tanto que le hice el sexo oral que no solté su botón (clitoris) hasta que llegó a explotar de placer y mojarse aproveche ese momento y acerque mi verga a sus labios al comienzo no quizo movia su cabeza de un lado a otro hasta que logré meterlo en la boca.

-!!..Ya chupalo tia mira que yo también te hecho sentir rico.. ¡¡

Dentro de lo poco que le quedaba de conciencia aceptó y empezó a chuparme la verga despacio tenia los ojos cerrados pero así mamaba muy bien su lengua subia y bajaba desde el glande hasta tragarlo todo.

-!!Así... así.. Chupalo todito tia i Olguita con esa boca experta.. ahhh. ahhh.. ¡¡

Hasta que sentí como temblaba todo mi cuerpo y llegue al clímax, una sensación tan rica que por primera vez en la vida experimentaba y eyacule bastante semen que hice que tragara hasta la última gota.

Con su lengua recogió lo que quedó en sus labios de mi lechecita y luego se quedó dormida, pero faltaba aún mucho para mi, esta noche sería mía al fin.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!