Categorías

Relatos Eróticos

Filial

Seducido por mi hija

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Mi nombre es Carlos, soy un hombre de 35 años, mido 1.80, de piel blanca bronceada, de ojos verdes, de cabello negro, mi cuerpo es normal ni gordo ni flaco.


Tengo una hija de 18 años de edad, se llama Andrea, ella es una chica que mide como 1.66, de piel blanca, ojos marrones, de cabello castaño claro, es delgada con una cinturita perfecta que da molde a unas caderas espectaculares, tiene unos pechos de tamaño normal llenos de pecas y una cara angelical.


El relato que les narro a continuación ocurrió durante las vacaciones de Semana Santa de este año, como su madre y yo somos divorciados hace 3 años, a Andrea le tocaba pasar las vacaciones conmigo y nos fuimos los dos solos ya que yo no tengo pareja en la actualidad a Barbados durante 10 días a un resort en los que viene todo incluido, me refiero a comida y bebida.


Llegamos al hotel y nos registramos, subimos a la habitación a llevar las maletas, el cuarto no era muy grande, tenía dos camas individuales que estaban pegadas, en el baño aparte del lavamanos, ducha e inodoro había un Jacuzzi, tenía una neverita y un pequeño balcón. Luego de acomodar la ropa, bajamos para dar un paseo por las instalaciones para conocerlas.


Al día siguiente nos despertamos bien temprano y bajamos a desayunar, mientras reposábamos la comida fuimos al departamento de recreaciones del hotel para ver que se podía hacer durante la semana, vimos las opciones y como yo me comporto como un muchacho, hice reservaciones para todo lo divertido, haríamos el curso de buceo, el paseo en banana, motos de aguas, parasailing, esquí acuático, motos de cuatro ruedas, paseo en caballos.


Al salir de ahí nos fuimos a la playa, nos acostamos a tomar sol y mientras pedíamos tragos variados como cocteles y los tragos extraños que salían en el menú para probarlos todos, como era de imaginarse nos rascamos de la mezcla de tragos que hicimos y subimos como a las 5 para la habitación a tomar una siesta para poder bajar a las fiestas de la noche. Como a las 9 nos despertamos para empezar a arreglarnos.


Yo me metí a la ducha y mientras me duchaba Andrea toco la puerta y me pregunto si podía entrar al baño que tenía muchas ganas de orinar y como era el único baño de la habitación le dije que por supuesto y le quite el seguro, ella entró y se bajó el traje de baño que todavía tenía puesto y yo mientras me duchaba vi por la ranura de la cortina a Andrea mientras orinaba por uno de los espejo ya que todas las paredes estaban cubiertas de espejos, pero como era mi hija no le di importancia y seguí en lo mío, cuando salí me la encontré sentada en la cama envuelta en la toalla esperando mi salida, cuando entró me dijo voy a dejar la puerta sin seguro por si tienes que entrar papi.


Al ella salir de la ducha yo me había terminado de vestir y le dije que me asomaría por el balcón mientras ella se vestía, le comente que se arreglara un poco para que se viera mayor para entrar un rato al casino. Se terminó de arreglar y bajamos a jugar un rato. No tuvo problemas para entrar porque parecía bastante mayor con lo bien que se había arreglado, ella se sentó en las maquinitas y yo me puse a jugar Black Jack, como había ganado 200$ me retire y me fui a la Ruleta a probar suerte, ahí perdí 50$ y fui al Poker donde gané 100$, cuando fui a buscar a Andrea me lleve la sorpresa de que con los 20$ que le había dado para las maquinitas se había ganado 80$, al salir de ahí fuimos a cenar algo, a las 11 fuimos a la discoteca a bailar un rato y subimos a la habitación a las 3 porque mi hijita celebrando sus ganancias del casino estaba bastante rascadita.


Al llegar al cuarto mientras yo me cepillaba los dientes entró a orinar Andrea tambaleándose en ropa interior, era un sostén negro y una panty hilo del mismo color y la volví a ver, cuando salió de quitarse el maquillaje yo ya estaba acostado con mi short de dormir, ella se quitó el sostén dándome la espalda y se puso su pijama y se acostó en su cama, no pasaron ni 10 minutos y ya se había dormido, a las 10 de la mañana yo había pedido la llamada despertador y me desperté con el sonar del teléfono. Andrea seguía rendida y estaba desarropada con la pijama arriba de la cintura enseñándome ese espectacular trasero que tiene y un tirante se le había bajado dejando ver su blanca teta y rozado pezón, yo la arrope y me fui a duchar, cuando salí la desperté para que se duchara ella y bajar a comer que al mediodía teníamos el curso de buceo, ella me dijo que le subiera el desayuno mientras se bañaba, así lo hice baje a pedir la comida y cuando volví al cuarto ella estaba completamente desnuda buscando el traje de baño que se iba a poner, le dije que me iría al balcón mientras se vestía y me dijo que no importaba que la ayudara a decidir cual ponerse la aconsejé y mientras se lo ponía pude apreciar todo su cuerpo, me di cuenta de que se había depilado toda la conchita pero enseguida tocaron la puerta con el desayuno y lo fui a buscar, comimos en la mesita del balcón y nos acostamos hora y media a ver tele para reposar la comida y esperar la hora del curso.


A partir de ese día comenzaron a pasar cosas muy extrañas con mi hija, después del buceo fuimos a las motos de 4 ruedas, el hotel te llevaba a una playa que quedaba al lado solitaria para que manejaras ahí sin peligro alguno, las habíamos alquilado por 2 horas, estábamos en ese sitio nosotros dos solos y Andrea dijo voy aprovechar la soledad para quitarme la parte de arriba y broncearme mejor y mientras paseábamos ella solo tenía el traje de baño hilo con un pareo, yo no le di mucha importancia pero no podía evitar ver como brincaban ese par de meloncitos. Cuando finalizó el tiempo nos fuimos a la playa del hotel, y nos pusimos a tomar unos tragos, debido al calor me fui al mar y ella salió corriendo detrás de mi, mientras disfrutábamos del agua ella me pidió que la subiera en mis hombros y después empezamos a hundirnos, a forcejear y a montarse en mi espalda, mientras jugábamos no pude evitar tocarla algunas de sus parte y vino una erección en mi, en uno de los forcejeos que yo la abrazaba por la espalda, ella creo que notó lo duro que tenía mi miembro porque lo único que hacía era empujar su culo disimuladamente contra mi paquete.


A las 6 PM subimos a la habitación, ella puso a llenar el jacuzzi porque se quería dar un baño de espuma, mientras esperaba se quito el bikini enfrente de mí y entró al baño sin ni siquiera taparse con la toalla, mientras se bañaba me llamó y me dijo que le llevara una cerveza de las que había en la neverita, cuando entre a dársela ella estaba sentada pero sobresalían del agua ese par de tetas que no pude dejar de ver en la mañana, le dije que no tardara mucho que había reservado en el restaurante para comer a las 7:30 y yo me tenía que bañar, me dijo que si quería me bañara en la ducha mientras ella terminaba y así lo tuve que hacer porque ya eran las 7. Me quite la ropa en el cuarto y entre con la toalla en la cintura me duche y cuando abrí la cortina para secarme ella lo estaba haciendo enfrente de mí, ya que habíamos terminado al mismo tiempo, nos secamos y salimos del baño ella se sentó en su cama y quitándose la toalla se empezó a poner crema en todo el cuerpo yo mientras me vestía no pude evitar echar una mirada de vez en cuando. Terminamos de arreglarnos y bajamos a comer, después fuimos a una discoteca en el centro de la cuidad y mi hija sugirió pedir una botella de champaña, la pedimos y a la segunda botella y varios bailes ya estábamos bastante alegre, durante las canciones que sonaban sonó una en donde Andrea empezó a moverse muy sexy y me bailaba muy pegada y se agachaba enfrente de mí acariciando mi cuerpo, luego dándome la espalda se puso a restregarme su trasero en mis parte para lograr que me excitara con tales movimientos, al ella sentir mi dureza en sus nalgas, se voltio para clavarse mi pene sobre su ajustada mini falda, avanzada la noche y ya bastante rascados, le dije para ir a dormir.


Llegamos al hotel y mientras ella se empezó a desvestir, yo entre al baño, cuando salí ella ya se había dormido, estaba acostada con su pijama y sin arropar, me puse mi short y me acosté a su lado, prendí el televisor para poder conciliar el sueño y estaban dando una película, me puse a verla y Andrea en una vuelta que dio quedó apoyándome su culo en mi costado, yo la arrimé un poco y quedó boca arriba, pero se le había bajado el tirante y su teta se podía ver, cuando me paré para ir al baño, pude ver al tener sus piernas abiertas que no tenía panty, solo la dormilona la cubría y durante sus movimientos se le estaba subiendo. Volví a acostarme y apagué la tele, me acosté dándole la espalda y a los pocos minutos sentí que se había vuelto a acurrucar a mí, pero esta vez la dejé así y me rodeó con su brazo, luego la sentí temblar de frío y me volteé para arroparla y la abracé para que se calentara, ella me dijo gracias papi y se unió más a mí al sentir mi cuerpo dándole calor y acariciándole el contorno de su costado para que se volviera a profundizar en su sueño sentí que su pijama estaba arriba en su cintura, le acaricié el muslo y eso me produjo una erección, como estaba despierta sintió cuando mi pene parado toco su trasero y se arrimo mas hacia él y me dijo no dejes de acariciarme, yo estaba muy excitado y ante sus palabras no desobedecí, le tocaba la pierna, subiendo por su cadera hasta su estómago, luego ella agarrando mi mando se la llevó a su pecho y me dijo mira como late mi corazón, pero al yo posar mi mano note que tenía las tetas afuera y con los pezones parados, le dije late muy rápido Andre, me dijo tu lo provocaste papi. En ese instante se volteó y los dos de frente me dijo abrázame fuerte y lo hice mientras acariciaba su espalda y piernas, me atreví a rozar sus nalgas, las tenía descubiertas y se las comencé a tocar, ella en un movimiento estaba empiernada conmigo y se apretaba para sentir mi erección, yo al sentirla sin nada abajo no aguante mas y busqué su boca la cual no se negó a mi beso apasionado, mientras seguía mi trabajo con mis manos por todo su cuerpo, la monte sobre mi y ella abriendo sus piernas quedó sentada sobre mi miembro para terminar de quitarse la pijama y quedar desnuda del todo, yo le toque sus pechos y se los lamí, luego la acomodé para chuparle su concha y ella me bajo el short para hacer lo mismo con mi verga y así formar un 69 espectacular, cuando sentí que su orgasmo inundaba mi boca de sus deliciosos jugos, le llene la de ella de mi caliente leche, que trago sin dejar escapar ni una gota.


Después la comencé a besar por todo el cuerpo y mi erección volvió y al ella percatarse de eso me pidió que la penetrara, yo le dije que no tenía condones y ella me dijo que no hacían falta que no pasaría nada, al saber yo esta noticia me situé sobre ella apuntado mi tronco a la entrada de su cueva bien lubricada y empujando poco a poco fue penetrando, ella empezó a quejarse y me pregunto que si desvirgarla dolía mucho, al yo oír eso le dije que se dejara llevar y le di las gracias por tan preciado regalo y lentamente continué metiendo, hasta topar con su himen que atravesé de un empujón haciendo soltar de ella un grito de dolor, al empezar el mete y saca, ella empezó a gemir de placer y gozar del sexo hasta que fue invadida por mi chorro de leche, al sacarlo pude ver como salía una mezcla de sangre y esperma y nos fundimos en un abrazo para quedarnos dormidos.


Al despertarnos, le volví a hacer el amor y cuando nos bañamos en el jacuzzi ocurrió otra vez, terminamos de pasar el resto de los días como una pareja de recién casados.
Al volver a casa, cada vez que Andrea me visita o se va de vacaciones conmigo funcionamos como pareja y disfrutamos de los placeres del sexo.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!