Categorías

Relatos Eróticos

Flechazos

Clarita

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Tenía mas o menos unos 18 años, mi madre tiene una estética en la cual da tratamientos faciales a muchas mujeres, una de ellas Clarita, una mujer delgada como de unos 24 años, senos pequeños, de cara agradable no un forro como suelen ser en estas historias, pero eso si con una calentura barbara.

Un día despues de haber llegado de un entrenamiento de Fut-bol, entre a bañarme, y al hacerlo me fui al cuarto de televisión con una vestimenta de shorts y una camiseta, estaba muy tranquilo viendo la tele acostado en un sofa cama, cuando escuche que abrian la puerta principal de la casa, era Clarita, diciendome que venía para hacer una llamada, le dije que estaba bien, yo seguia viendo la tele sin tomarle importanicia, ya que siempre que hiba hacer llamadas me avisaba las hacia y se retiraba, pero esa tarde fue diferente, ya que empezo a llover bastante fuerte y ella no se podia ir a la estetica que estaba fuera de la casa, entonces termino de hacer su llamada, y fue al cuarto donde estaba para decirme:¡¡¡hijole esta lloviendo muy fuerte y no me puedo ir!!!!, le dije que se sentara en un sillon para que esperara a que bajara un poco la lluvia, ella acepto pero en vez de sentarse en el otro sillon, se sento a en la orilla del sofa cama en donde estaba acostado, me empezo hacer la plática, de como hiba en la escuela y de que habia hecho hoy, fue entonces cuando acerco su mano por encima de mi short, y empezo a sobar mi pene por afuera, yo me quede, como fuera de si, ya que no esperaba de ella algo así, y al constante masajeo de su mano, mi pene se endurecio, se acerco a mi cara y me planto un beso corto pero apasionado en la boca, me miro a los ojos y me dijo ¡¡Hay chiquito veo que estas bien eh!!! yo me sonroje a lo que dijo y fue entonces cuando metio la mano dentro de mis shorts y saco mi miembro para verlo más de cerca, mientras tanto yo seguia como un imbecíl sin saber que hacer, y de repente siento un calor muy grato en mi pene y me percato que se lo había metido a la boca, eso me puso no a cien si no a mil por hora, ya que ella se lo metia todo en su interior, degustandolo de una manera, que nunca nadie hasta ahora me hecho sentir, yo bibraba a cada lenguetazo y sorbida que ella hacia, era delicioso, fue entonces cuando por fin me cayo el veinte, y empece a moverme y a cojerle la boca sosteniendola con la boca, ella entre lamida y lamida me decia que rico estas papi, y seguia dandome ese tratamiento, me incorpore y jale su blusa para quitarsela, ella se separo de mi falo, y lavantando las manos me ayudo a quitarle su blusa, al hacerlo, vi sus medianos senos y me acerce a besarlos, mientras tanto con mis manos buscaba el broche del bra, se lo quito y veo su senos por completo con unos pezones duros de esos que apuntan al techo, y de color cafe obscuro, se los empece a mamar y ella se revolcaba con sus gemidos, ella se acuesta de lado mio pero de lado contrario, para que yo le saque los pantalones y su clazoncito, que tenia florcitas bordadas, ya quitados tenia una puchita jugosa, peluda, y mientras ella le daba a mi pene, yo empece a chuparle esa deliciosa conchita, mmmmm!!! estaba acida y taladraba con mi lengua su interior ademas de jugar con su clitoris y meterle de dos atres dedos,era tan exitante lo que haciamos que nos retorciamos y resoplabamos del placer que nos estabamos dando en el primer 69 de mi vida, era delicioso, rode hacia un lado, para poderme parary acomodarla enfrente de mi, tomo mi miembro y poco poco se lo acerco hacia la entrada de su vagina, hasta que de un solo golpe la ensarte, nos moviamos como locos de lo bien que la estabamos pasando, me decia entre gritos y gemido dale dale dale dale, y mientras me ponia con su voz el ritmo el mete y saca era delicioso ya que su puchita estaba mas que humeda, seguiamos con el duro y dale cuando me dijo que quería que se lo hiciera de perrito, se coloco y de igual forma se la clave en su conchita, ella gritaba duro dame duro asi nene asi, y mientras decia eso aumentaba el ritmo, tenia un anito chiquito, y en cuanto yo le daba, moje uno de mis dedos entre los liquidos que le salian, para humectarlo, lo coloque en su ano, y ella me decia por ahi no por ahi por favor, pero no hacia caso de sus ruegos y le meti todo el dedo, mientras ella jadeaba, del placer y del dolor que le producia, el oirla me exitaba cada vez mas, y saque mi palo de su vagina y se la coloque en el ano, poco a poco fue entrando mientras ella se movia al no parecerle que le diera por le culo, hasta que entro completa ella pegaba unos alaridos diciendo ahahahaahaha que rico sigue sigue, yo sentia hormiguear mis huevos al sentir una contracción que me indico que habia tenido un orgasmo, le decia me vengo me vengo que rica estas ahaahaha, hasta que ella se separo de mi y se coloco de rodillas frente a mi pene, se lo metio y empezo a darle unas succionadas, mientras me decia dame tu lechita en mi boca damela toda, no terminaba de decirme aquello, cuando por fin explote todo mi semen en su boca, la saboreo un buen rato como haciendo buches y se la trago por completo, nos besamos saboreando nuestros liquidos combinados, y nos quedamos acostados en la alfombra, fue delicioso e inolvidable, tubimos otro encuentro pero fue interrumpido por mi mama, ya que ella no se encontraba en la casa y nos sorprendio al oir la bocina del coche, pero nunca se entero de lo nuestro, ella tengo entendido que se fue a vivir a Chilpancigo, y desde ese día no la he vuelto a ver.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!