Categorías

Relatos Eróticos

Flechazos

Mi visitante favorito para practicar sexo erótico

Publicado por Lore el 30/06/2016

La necesidad me hiso llegar a este lugar, el trabajo no era tan pesado y la paga era buena, nunca habia trabajado en fabricas y de repente el sentirme rodeado de tanto tipo queriendo cama era como raro, alguno me gusto y me hice novia de el, las cosas iban normal, ya habia tenido una mala experiencia y trataba de llevar las cosas con calma, el muchacho pues trataba de hacer lo suyo y cuando vi que era muy insistente en llevar las cosas mas alla termine con el, al llegar al otro dia al trabajo vi llegar a un hombre ya maduro que con mucha seguridad me saludo , me agrado su sonrisa resulto ser de nuevo ingreso, no era de la cd. y a varias compañeras les gusto, pero resulto ser muy serio, solo saludaba y se dedicaba a lo suyo con mucha atencion, un dia por lo ajetreado de su trabajo se quedo en playera y resulto tener buen cuerpo sus brazos me impresionaron, trate de acercarme a el pero estaba tan ajetreado que ni caso me hiso, hirio mi vanidad asi que me di a la tarea de atraer su atencion, lo logre con mis pantalones pegados, camine frente a el y pude sentir su mirada, su trato cambio y su galanteria me encantaba, tenia muchas atenciones conmigo pero no me proponia algo mas una noche sali tarde y se me emparejo con su coche me ofrecio llevarme y con su platica y trato me desbarato, al despedirme me beso tienamente la mejilla y su aroma me puso a mil, tuvo un asunto que atender y no lo vi por unos dias, estaba nerviosa y molesta pero un dia al salir a cenar vi su carro, fui con el y no habia mas que decir me beso y su experiencia de hombre maduro y mi temperamento hicieron el resto, un pequeño faje vasto para saber que este hombre me transformaria, me acaricio de una forma que estaba feliz, si decirlo ya era suya y el sabia que me tenia en control, con el tipo que habia estado antes era muy rutinario solo de montaba sobre mi y hacia lo suyo, duraba poco y eso lo agradecia pues me dolia y como no me excitaba mucho pues era un calvario , lo hicimos si acaso 3 veces peo cuando me llevo al motel supe que el sexo era algo divino, me desnudo y cubrio de besos casi le suplique que me la metiera y cuando lo hiso me desvarato, la tenia grande pero sabia moverla, duraba mucho y tenia mucha imaginacion me puso de varias formas y lo disfrutaba en serio, se vino 3 veces y yo estaba adolorida de la cogida que me habia dado, pense que todo seria asi pero una noche en la fabrica el no estaba de turno y no habia mucho que hacer asi que platicaba con mis compañeras cuando vi que llego, me saludo de lejos y se subio a su oficina, sin que se dieran cuenta las demas lo segui, estaba cambiandose la camisa cuando me vio, asi me abrazo y me dio un beso bien rico, no me importo nada, sus manos se apropiaron de mi cuerpo y en poco tiempo ya me tenia a su disposicion metio sus manos bajo mi bluza tocando mis pechos con esa manos grandes y asperas que tiene me abrio el pantalon y sus dedos hurgaban en mi sexo haciendo que me mojara mi mano toco su bulto y me encanto sentir un trozo de carne ya bien parada, sonriendo se abrio el pantalon y se la saco, tenia una verga preciosa, su cabeza enorme brillaba me toco el cabello me agache y empese a chuparsela, el se movia para controlar el ritmo , me bajo el pantalon y me apoyo sobre el escritorio escuchar a la gente abajo era tan excitante, senti su lengua recorrer mi sexo se acomoddo y empeso a tallarme su verga, me la empeso a meter y pude sentir poco a poco lo grande que la tenia, una vez que me acostumbre empeso a moverse rico, ya tenia tiempo que no hacia esto pero se movia tan rico que rapido me vine, el estaba bien caliente su verga estaba durisima, se movia rapido y de cuando en cuando la sacaba para encajarmela de un golpe, se vino fuera de mi echo su leche caliente en mis nalgas, a partir de ese dia nos dimos a la tarea de darnos el maximo placer, me tenia loca, ya cuando me llevo a un motel ahi si pudimos disfrutar de cada uno, le encantaban mis nalgas que como buena jarocha son grandes con el pude probar muchas cosas y lo disfrute en serio, me hacia sentir tan bien que accedia todo lo que el queria, me convencio de que dejara por el culito, me dolio pero logre disfrutarlo sentir su verga se volvio adictivo le encantaba hacer locuras la peor fue cuando me fue a dejar al trabajo y despues de mamarsela en el coche y tragarme su leche vio como fui a saludar de beso a ese muchachito que fue mi novio todo era felicidad durante cerca de un año pero, llegoi el triste dia en que se regreso a su cd. y me dejo tan bien entrenada que mas que tristesa le agradesco lo que hiso de mi...ahora tengo un tipo que es mi jefe, lo tengo vuelto loco y hace lo que quiero, no sabe que todo lo aprendi de mi amiguito.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!