Categorías

Relatos Eróticos

Gays

A los 46

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Nunca pense en penetrar a un hombre pero sucedio, no se porque.


Tengo 46 años, profesional, felizmente casado y con hijos, resido en una ciudad venezolana. Desde hace tiempo, no se porque motivo me entro la obseción de tener relacion con otro hombre, siempre he disfrutado del sexo con mujeres pero quise experimentar la experiencia de saber lo que seria penetrar y sentir el sexo oral con un miembro de mi mismo sexo. Se volvio una necesidad que no me dejaba en paz ni un instante, lo reusaba pero esto podia mas que yo, no dormia tranquilo ni me dejaba actuar con naturalidad. Siendo esto algo tan delicado pues no podia manifestarlo a nadie. Desde hacia tiempo conocia un colega de quien se decia era homosexual y hacia el enfile mi deseo pues se que era una persona muy reservada. Lo invire a mi casa una tarde que mi familia no se encontraba y entre copas y conversacion llego el momento deseado. Le pregunte si de verdad le atraian los hombres y su respuesta fue sacar mi pene y comenzar a masturbarlo, fue algo increible, luego lo chupo muy delicadamente y sentir su lengua en el fue indescrictible, le vi su pene muy erecto y comenze a frotarlo, esa sensacion de sentirlo aun la conservo en mi mente, lo acaricie con suavidad e igualmente con sus testiculos, de verdad me gusto tanto que aun siento el deseo de hacerlo nuevamente. Luego lo penetre y senti realizado mi deseo, algo inenarrable, yo penetrandolo y masturbandolo a la vez, cuando alcanzamos el orgasmo, yo en su culo y el en mi mano, senti una sensacion que nada mas pensar en ella siento unos deseos inmensos de repetirlo, su semen caliente en mi mano esparciendolo por todo su miembro aun persiste en mi. No tuvimos la oportunidad de hacerlo nuevamente aunque de verdad me gustaria, pero este joven despues sintio un arrepentimiento porque tambien es amigo de mi esposa, no volvi a insistirle. Pasado el tiempo el deseo aun me acompaña y hace dias pude sentir otro pene en mis manos, fue un amigo de mi misma edad con el cual viajamos a la ciudad de Caracas por motivos de trabajo y entre conversaciones salio el tema de mi deseo incontrolado y sin pedirselo saco mi pene y comenzo a acariciarlo, le pedi que sacara el suyo he hice lo mismo y de verdad entre la oscuridad de la noche, el aire acondicionado del bus, la musica de fondo, creo un ambiente muy bonito, fue tanto asi que me lo chupo hasta hacerme acabar, eso si no lo hice porque no llega hasta ahi mi obsecion, tampoco lo insinuo. No se ha presentado la oportunidad nuevamente pero se que lo deso intensamente y que el tambien. Si alguno de quien lea este relato ha pasado por lo mismo, le agradeceria me contacte al siguiente correo para que compartamos experiencias y amistad:

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!