Categorías

Relatos Eróticos

Gays

El chico del bus

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Para los que no han leído mi otro relato, me presentare, mi nombre es Daniel, mido 1.82 mts, peso 65 kg, mi cuerpo esta bien trabajado, lo que mas me gusta de mi cuerpo es mi pecho, tengo cabello negro, ojos verdes y mi color de piel es trigueña, mi verga mide en su mejor momento 26 cm, y de gruesa son 6 cm de diámetro, y soy bisexual.


Esta historia es de cuando yo tenia 16 años, en los comienzos de mi vida sexual, en si la historia paso en la época del colegio, yo solía viajar en un bus, camino hacia mi casa, esta era la época de las hormonas alborotadas, y aunque ya había tenido sexo, cuando veía a un hombre lo primero que le miraba era la cara, el culo y por ultimo el paquete.


La verdad es que soy un poco exigente, pero a la historia. En el bus, había un ayudante que la primera vez que lo vi, pues no me llamo mucho la atención, pero con el pasar de los días lo miraba con mas detenimiento, y la verdad, no era muy alto, mas o menos 1,65 mts, era de rasgos un poco bruscos, pero la verdad, tenia una cara linda, con una nariz perfecta, lo segundo era su culo, que con la ropa que usaba se veía redondo, apretadito y delicioso (era lo que mas me atraía de el) y por ultimo su paquete, que no se veía grande, pero tampoco pequeño. La verdad el parecia tener como 15 años, así que era normal que no se le notara mucho el paquete.

La cosa, era que cuando pensaba en el, se me paraba la verga (que en ese tiempo media como 18 cm, y de gruesa como 5 cm), cosa que cuando me iba a bajar del bus era un poco incomoda, pero con el pasar de los días, mis miradas se iban volviendo un poco mas descaradas, hasta el punto en que el creo que se dio cuenta, pero contrario a lo que yo pensaba el fue el que me siguió mirando. Yo le seguía el juego de las miradas, lo mejor sucedió un día en el cual el bus iba lleno, con un montón de gente de pie, y yo me tenia que bajar, y como de costumbre iba parolo, así que cuando estaba por bajarme el estaba en la puerta del bus, y como tocaba pasar rozando a todo el mundo, aproveche la ocasión para sentir ese culito con mi verga, cosa que a mi me gusto mucho, y al parecer a el también.


Al día siguiente yo me avente a iniciar una conversación, con una pregunta un poco boba, pero dio resultado, le pregunte que hora era, cosa que el respondió, y aprovechando que el puesto al lado mío estaba desocupado, se sentó, y el comenzó la conversación.


En esta me entere que se llamaba German, y que tenia 15 años (así que mis cálculos no estaban tan mal) también que estudiaba por las mañanas, y que por la tarde trabajaba para tener un poco de dinero extra, al tocar el tema de las novias, pues el me dijo que no había tenido nunca una, yo le pregunte si era virgen, el respondió que no. Hasta ahí quedo la conversación, pero al bajarme le pregunte si algún día le gustaría ir a mi casa, y me dijo que claro, que solo dijera cuando.


Después de una semana, todo estaba listo para que el fuera a conocer mi casa, y de paso a quedarse a dormir ese sábado en mi casa, para que no la pasáramos toda la noche hablando, jugando y viendo películas, ese era el único plan, por que mi familia iba ha estar en la casa, así que no se podía planear nada mas.


Cuando llego el fin de semana esperado, el llego por la tarde a mi casa, le presente a mis papas, y a mi hermana. Le enseñe toda la casa, y después entramos a mi cuarto, donde le dije que iba a pasar la noche, a lo cual el acepto. Justo como las 3 de la tarde, mis padres me dijeron que íbamos a salir para la casa de tierra caliente, pero yo le dije que no podía, por que German tenia que llegar temprano al día siguiente temprano a su casa, así que mi papa accedió a que nos quedáramos German y yo en la casa.


Cuando todos se fueron, al fin puede estar solo con German, y como estaba haciendo un calor terrible, le pregunte si le molestaba si me quitaba la camiseta, a lo que el accedió, ya cuando me la quite, quedo al descubierto mi abdomen y mi pecho, German me miro y se sonrojo, así que yo le dije que por que el no se quitaba la camiseta, el dijo que le daba un poco de pena, yo le dije que no fuera bobo, que éramos amigos y que éramos hombres, entonces no habría problema.


Justo después de esto German se quito su camisa, y su torso quedo desnudo en frente de mis ojos, la verdad era justo como yo lo había soñado, tenia unas brazos súper gruesos, un pecho fenomenal, y del abdomen, ni que decir. Lo mejor era su color de piel, era un tanto trigueña, pero no tanto, y con unas tetillas, que provocaba coger a mordiscos, y por ultimo tenía a pesar de su corta edad vello en todo su torso, cosa que me excito mucho más. Creo que en ese momento me quede mirándolo, con una cara de deseo, que el pareció darse cuenta, y lo único que hizo fue darme la espalda.


Nada mas de ver a German sin camisa ya se me había parado completamente la verga, y se que el se dio cuenta, y también se excito, por que un bulto comenzó a crecerle en el pantalón, el cual le marcaba muy bien su verga, y se veía mas grande de lo que imaginaba.
Después de esto nos pusimos a ver un poco la tele, y a hablar un poco de cosas que no tenían nada que ver. Ya bien entrada la noche, ninguno de los dos tenia sueño, así que mientras estaba cambiando de canales (y con toda la intención del mundo) puse una película xxx. Cuando yo me di cuenta la película era homo, así que me dio un poco de pena con German y trate de cambiarla rápidamente, pero el me dijo que la dejara, que el nunca había visto una de esas.


La película en si se trataba de un grupo de amigos, que habían viajado a una playa a pasar las vacaciones, pero en las vacaciones lo único que hicieron fue tener un montón de sexo salvaje y desenfrenado, todos los chicos estaban buenísimos, todos rubios, de ojos azules, cuerpo bien trabajado, y con unas vergas que cualquiera desearía poder chupar, a y se me olvidaba con unos culitos, redonditos y sin un solo pelo. Todo iba normal en la película, el sexo era entre ellos, todos en parejas a veces en tríos, pero una vez estaban todos participando, era como un tren del sexo, pero en una escena, aparece un negro de la isla, con una verga como de 30 cm, y bien gruesa si era, todos los chicos se la disputaban, esto fue lo que mas me excito, ver a un negro como con cuatro blancos al mismo tiempo chupandole la verga.


Fue justo cuando voltee a mirar a German y vi que estaba súper excitado, pues su verga se notaba muchísimo, aun estando en su pantalón, el me miro y me dijo que la verga de ese negro era imposible que alguien la tuviera de ese tamaño, yo solo le dije que si era muy grande, pero que había gente con la verga grande, y entonces fue cuando entramos en el tema del tamaño de nuestras vergas, el se rehusaba un poco en decirme el tamaño de su verga, así que yo me lance de primeras, y le dije que la mía media como 18 cm, el hizo una cara como si no me hubiera creído, y me dijo que era imposible que alguien de nuestras edad la tuviera así de grande, que solo estaba diciendo mentiras, yo no iba a quedar como un mentiroso, así que le dije si el quería comprobarlo, y que si me la quería medir, a lo que el acepto.


Yo fui por una regla, y ya cuando la tuve, me baje el pantalón y el bóxer que tenia puesto, quedando totalmente desnudo en frente de German, mi verga no estaba totalmente parada, pero a mostraba los primeros síntomas de la excitación, y en la cabeza de mi verga se podía ver una gota de lubricante, después de bajarme el bóxer, comencé a tocarme la verga un poco para que se parara totalmente, y en poco tiempo ya lo había logrado, solo mire a German y le dije que ya me la podía medir, y justo como yo le había dicho mi verga había medido 18 cm. El no lo podía creer, yo le dije que ahora le tocaba a mi medírsela, el con un poco de pena se bajo el pantalón y los interiores, se notaba que estaba muy excitado, ya que su verga ya estaba completamente parada, yo se la medí, y media 16 cm, que era grande para la edad que tenia, yo le dije que solo le llevaba 2 cm de ventaja.


El hecho de verlo completamente desnudo, me hizo coger un poco de impulso, para poder darle un beso en la boca, y para decir la verdad besaba delicioso, el en realidad sabe para que se usan los labios, después lo mire a los ojos y tenia una cara como diciéndome"esto era lo que quería", yo lo bote al piso, y como ya estábamos completamente desnudos, comencé a recorrer y conocer su cuerpo con mi lengua y con mis manos, el solo gemía de placer y recorría mi espalda con sus manos, yo mientras con mi lengua recorría su pecho, su abdomen, su cuello, sus axilas, baje por su ombligo hasta encontrarme a su verga, la cual me metí completamente a la boca, se sentía delicioso, su verga tenia un sabor dulce y amargo a la vez, y un olor a macho, que me excitaba aun mas.


Justo después de cinco minutos, el se derramo en mi boca, y fue tan delicioso poder sentir su leche bajando por mi garganta, aun que no me la pase toda, sino que me acerque a su boca y con un beso le di a probar de su propia leche, entonces fue cuando el comenzó su actuación, y con su pequeña boca me comenzó a mordisquear las tetillas, haciendo gemir, y haciéndome disfrutar hasta un punto en el cual me tenia sometido. Comenzó a bajar lentamente haciendo disfrutar cada uno de sus lametazos, se detuvo un momento en mi ombligo lo recorrió, y finalmente encontró mi verga que estaba ansiosa por que se la comieran.


Se la metió de un solo empujón a la boca, y fue cuando comprendí que este muchacho no era ningún principiante, además en la posición que estábamos, yo en el piso, y el en cuclillas encima de mis piernas, yo muy fácilmente podía ir aflojando su culo, el cual de un solo empujón me acepto dos dedos, y después de un minuto mientras el seguía entretenido con mi verga, su culo ya había aceptado tres dedos, y decidí que estaba preparado para aceptarme.


Para cambiar un poco la monotonía de la noche, le dije a German que se pusiera a cuatro patas recostado contra la cama, y así fue como le fui metiendo mi verga en su culito, cosa que no fue para nada difícil, el la acepto muy bien, y fue así como empecé mi mete y saca, cada vez con mayor bestialidad, ya que sus gemidos me excitaban muchísimo, y me empezaba a mover como un desenfrenado.


En esta posición duramos como 10 minutos, para después cambiar a una en la cual yo le pudiera ir cogiendo la verga a el, y así fue el se recostó sobre la cama y yo le levante las piernas, quedando así su verga a mi plena disposición, no fue sino cogersela para que me empezara a excitar mucho mas de lo que ya estaba, hasta que pasado cierto tiempo yo ya estaba sintiendo la eyaculacion, así que le saque la verga del ano y segundos después yo estaba llegando en su pecho, después con mi lengua le recogí todo mi semen con la lengua, aprovechando así pasar mi lengua por todo su gran pecho y abdomen. Después de recoger mi semen le di un gran beso depositándole mi semen en su boca.


Ahora era yo el que quería probar su dulce leche, y entonces en esta misma posición me pegue a su verga, y me la comí de una vez, con mi boca me comía toda su verga mientras que con las manos le acariciaba esos jugosos huevos que quería que ya sacaran toda esa leche que tenia reservada, y debido a su excitación solo duro como 5 minutos, acabando en mi boca, y pude saborear ese delicioso semen que el me ofrecía.
Después de descansar un poco y de recuperarnos seguimos teniendo sexo en todas las parte de la casa que se nos ocurrían, haciéndome pasar una de las mejores noches de toda mi vida, puedo decir que en esa época no tenia mucha experiencia, así que con German aprendí muchísimo.


Después de esta noche desenfrenada, yo le pregunte a German donde había aprendido tanto, y el me dijo que ya había tenido algunas relaciones con una amigo que el tenia, el cual después conocí, y nos dedicamos ha hacer unos tríos, para adelantarles un poco el amigo de German tenia como 20 años y una verga de 22 cm, pero eso queda para otra historia.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!