Categorías

Relatos Eróticos

Gays

El médico

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Era un día de semana, estaba trabajando en la oficina, y eso al medio dia tenia que llevar a una prima al liceo, ella no era de la ciudad y todavía no conocía bien la ciudad de donde yo era, la lleve y aproveche la ocasión de que estaba cerca de las casillas telefónicas para realizar una llamada internacional a un amigo que conozco por e.mail, realizada la llamada voy a la parada y se detiene una camioneta de pasajeros (busetas o bus) se suben varias personas y me subo de último y de paso al único que tuvo que ir parado fui yo porque se habían llenado los asientos, y como era el único que venia de pie siento que me están mirando, y volteo veo a una persona, catire de ojos verdes de 1,75 mts. de 28 años que me ve y cuando lo veo baja la cara o voltea para otro lado, así estabamos hasta que se levanto una sra que estaba sentado al lado de él, y por supuesto no me toco mas que sentarme, comenzó a buscarme conversación sobre el calor que estaba haciendo ya que vivo en una zona que es bastante calurosa, y como yo venia en ropa de sport o sea, muy deportivo (aunque yo en mi trabajo siempre visto ropa casual), empezó a decir que yo estaba muy cómodo por mi vestimenta, y que me veia bien vestido así (soy moreno claro, de 1,70 mts y contextura normal) bueno de tanto bla, bla, bla, me dice que es Médico y que tenia que hacer una operación en el Hospital, y que estaba en la buseta porque el carro lo tenia en el taller y se o daba al día siguiente, quedamos en vernos al siguiente día para seguir la conversa porque nos acercabamos al Hospital.

Fui a la cita y al lugar en que quedamos en vernos, y fuimos a una pequeña fuente de soda (de un amigo de él) Desde las 4:00 pm empezamos a beber Wisky y como pasapalos mariscos todo lo tenia preparado hasta las 12:00 de la medianoche, se que esa noche yo ya estaba ya mareado, de ahí me decía que me tenia una pequeña sorpresa, nos montamos en su carro, y fuimos directamente a un hotel vaya yo esa noche pensaba dormir en mi casa, porque tenia que visitar un cliente a primera hora de la mañana.

Bueno esa noche la pasamos bien, llegamos al hotel la subimos al cuarto donde estaba alojado, cerrando la puerta nos empezamos a besar, mientras nos desvistiamos uno al otro, nos metimos en la ducha mientras nos acariciábamos, después se puso de rodilla y se introdujo mi 17 cm de verga en su boca mientras que con su mano me acariciaba el culo e introducía un dedo en el agujero el cual me gustaba demasiado y gemía placer que sentia en ese momento, me dijo que fuéramos a la cama, me acuesto boca arriba, se acuestas sobre mi buscando mis labios y unimos nuestras bocas de nuevo, hasta que empezó a bajar poco a poco hasta volverse a posesionar de mi verga de nuevo y así estuvo hasta que estaba a punto de venirme, el cual lo levante y lo acosté y me tocaba el turno a mi, empiezo a mamarles las tetillas, y a mordisquearas mientras que con mi mano juego con su verga que estaba ya como una estaca de dura y el suspiraba por la sensación que sentía, luego bajo poco a poco hasta introducirle mi lengua en su ombligo, y bajo hasta pasarle mi lengua en su pene, en cual me entretengo jugando con su agujerito el ya excitado pone su mano sobre mi cabeza y me introduce su verga en mi boca el cual comienzo con un mete y saca, después de un rato sigo bajando hasta mamarles las dos pelotas que tiene, el cual me introduzco en la boca, sigo bajando hasta llegar a su agujero rosadito, y me entretengo mamándole su culito introduciendo mi lengua, el cual gemía de placer, después le levanto sus piernas y lo coloco sobre mis hombros y me facilita que mi verga entre con toda facilidad, el grita y gemía de placer mientras mi verga salía y entraba en su culo hasta que explote expulsando todo mi néctar dentro de él, después nos besamos un buen rato, luego me dice que me coloque boca abajo colocando una almohada debajo de mi levantando el trasero para una mejor posición, el cual siento que me empieza a besar mi culo hasta llegar a mi agujero y a jugar con su lengua tratando de entre en él, mientras yo gemía de placer estuvo por un rato hasta que se levanto ya iba a protestar cuando siento como su verga se abría paso por mi culito, el cual estaba ya bastante ensalivado y relajado y entra con facilidad mientras yo gritaba por el placer que sentía en ese momento, comenzo con su sube y baja mientras que me besaba el cuello y las orejas, el cual me excitaba aun más y gemías por el plcer que sentía en ese momento, así estuvo hasta que reventó dentro de mi, no fuimos de nuevo a la ducha para refrescarnos y cuando nos acostamos y nos abrazamos empezamos a besarnos de nuevo el cual bajo a mi verga que estaba ya como un tronco y empezó a mamármela yo me comode para hacer un 69 y posecionarme también de su verga y así estuvimos hasta que el expulsó su nectar dentro de mi boca varios chorros de su vital liquido, y después también a cabo dentro de su boca soltando mi vital liquido el cual también chupa hasta dejarme totalmente limpio de nuevo, nos quedamos dormidos abrazados, pero no por mucho tiempo ya que nos despertamos haciéndolo de nuevo el cual hicimos todo desde el principio, ese día llegue a mi casa a las 9:30 de la mañana y lo hicimos tres veces.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!