Categorías

Relatos Eróticos

Gays

El supermercado

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola soy David ya he escrito antes otras historias y está me sucedió hace 7 meses. Fui a hacer mis compras al supermercado por lo general voy temprano para no encontrar mucha gente y así poder hacerlas gusto, andaba en los pasillos llevaba unas bermudas y una playera algo grande en eso vi a un señor como de 45 años yo tengo 38 era bastante atractivo y como de 1.85 m. Fornido, yo mido 1.70 m. fornido también, iba solo, llevaba un pans algo pegado por lo que se le notaba un bulto discreto al pasar cerca de mi se dio cuenta de mi mirada que veía su bulto al volver la vista a sus ojos me sonrió y cada quien tomó su camino.

Llegué al pasillo donde están los cereales y los que acostumbro comer se encontraban hasta abajo me puse en cuclillas para tomarlos y en eso llegó el mismo señor que había visto, se acercó para tomar unos cereales yo permanecí como estaba en cuclillas y él se acercó más casi pone su paquete en mi cara, me puso a mil sentir ese bulto cerca de mi cara y noté como él empezaba a tener una erección estuve tentado tocarlo cuando oí ruidos de alguien que se acercaba, me puse de pie y fui a mi carrito a dejar el cereal, pasó una señora que siguió de largo.

Al estar a un costado de mi carrito acomodando lo que llevaba él pasó y con su mano me dio un apretón en mis nalgas y sin darme tiempo de nada se fue a otro pasillo, ya empezaba a llegar más gente al supermercado terminé mis compras y quería volver a verlo al dirigirme hacia las cajas noté que estaba detrás de mi, pasé por donde está la ropa interior de dama y me detuve un momento a ver un coordinado con una tanguita muy sexy, el pasillo estaba vacío él se paró detrás de mi, me arrimó su paquete sentí que estaba duro y me dijo -¿te gustan?- Le dije -son muy sexys-, -me gustaría ver como se te ven-, al decir esto las tomó y las puso en su carrito, -quieres ir a almorzar conmigo-, yo estaba ya bastante caliente así que acepté.

Salimos del supermercado y nos dirigimos a su auto, tengo un salón de eventos aquí cerca ¿podemos ir ahí? –Está bien-, le respondí subimos al auto y nos presentamos él se llama Antonio casado sin hijos, en el trayecto platicamos a que nos dedicábamos y esas cosas y me dijo. -tienes buenas nalgas- y -tú se nota que tienes un buen pene-, -quieres verlo- se lo sacó del pants y que verga a pesar de estar relajada se notaba grandísima no perdí tiempo y la tomé y empecé a masturbarlo poco a poco fue creciendo y realmente era enorme como de 20 cm., gruesa y cabezona se le saltaban las venas y hacía que se viera deliciosa, y estaba calientita.

Me interrumpió para indicarme que ya habíamos llegado, llegamos a un salón de eventos, bastante bonito, me dijo -no es mío solo me encargo de administrarlo y a estas horas esta vacío vayamos a la parte de arriba-.

-En la parte de arriba tengo mi oficina-, entramos y me ofreció algo de tomar como hacía calor le pedí una cerveza, la oficina tenía un ventanal por el cual se veía todo el salón recorrió una cortina y aparecieron unas escaleras que subían y me dijo -vayamos a mi privado para estar más cómodos- nos acercamos a las escaleras y en la parte de arriba se veía una puerta, -vamos sube-, subí y él detrás de mi me tocó las nalgas y bajó mi bermuda que es de resorte yo seguía subiendo, me bajó la bermuda y la truza hasta las rodillas y sentí su lengua en mis nalgas me las tomó con las dos manos y pasaba un dedo por mi culo, al llegar a la puerta él se paró detrás de mi y ya también se había bajado su pants y su truza y como es más alto quedó un escalón abajo en lo que abría la puerta que se encontraba con llave puso su verga pegada a mis nalgas yo la acomodé entre mis piernas.

Entramos y era un cuarto pequeño, tenía un sofá, una mesa pequeña a un costado y enfrente un televisor con un pequeño librero a un costado lleno de videos pornográficos de todo tipo y debajo de la mesa unas cajas con cremas o lubricantes, al entrar me sentó en el sofá y se paró enfrente de mi, tomé su verga y le empecé a besar su cabeza le pasé la lengua y lo recorrí todo era grandísima me la metí en la boca, bueno lo que pude la saqué y se la volví a recorrer todo esta vez llegando hasta sus huevos, los mamé y volví a metérmela succionando su cabeza, ya la tenía durísima y empezaba a salir líquido de su verga, poco a poco me fui metiendo más de esa verga en mi boca, él me tomó de la cabeza y se repegaba para metérmela más, le tomé de sus nalgas y le succionaba la cabeza y vaya que estaba cabezona esa verga, él empieza a jadear y sentía como palpitaba su verga me la saqué para tomar aire y me fui de nuevo a sus huevos y con una mano le masturbaba, se quitó su playera y me dijo desvístete voy por la tanga.

Cuando llegó yo estaba desvestido me dio la tanga, me la puse y él estaba en el sofá me paré frente a él y me dijo –date vuelta y empínate- me di la vuelta me agaché para mostrarle mi culo, me tomó de las nalgas y comenzó a besármelas me subió a la mesa y me puso en cuatro recosté mi cabeza y levanté mi culo, me hizo a un lado la tanga y sentí su lengua buscando mi ano, estaba a mil me encanta eso, me lo ensalivó y metió un dedo entró sin problemas, después metía su lengua sentía como entraba gran parte de ella, de nuevo metió un dedo pero esta vez fueron dos entraron fácil me volteó quedé acostado en la mesa se agachó sacó un lubricante de una caja debajo de la mesa, me levantó las piernas me jaló más la tanga hacia un lado sin quitármelas y me puso lubricante en mi ano y sus dedos entraban sin problema se colocó un condón y me levantó las piernas a sus hombros puso su enorme verga en la entrada de mi ano y poco a poco la fue metiendo, en la primer embestida me dolió un poco y después al sentir como se iba abriendo paso esa tremenda verga en mi culo comencé a venirme al ver esto él aprovechó para meterla toda y comenzar el mete y saca esparcí mi semen por mi abdomen.

Me la sacó y se sentó en el sofá y me dijo ven a montar a tu papito, me levanté y me puse de espaldas a él, tomé su verga y poco a poco me fui sentando, me metí casi toda de un sentón y poco a poco fui bajando y subiendo él me tomó de las nalgas y me ayudaba a bajar y subir con una mano le acariciaba los huevos mientras me culeaba hasta que sentí que se puso muy rígido y con sus manos me pegaba más a él, se estaba viniendo al terminar me la saqué, le quité el condón y todo su semen lo dejé caer en su verga y comencé a mamarselo me tragué toda su leche y todavía le salió algo de su verga, se la limpié bien hasta que su pene se bajó. Nos tomamos un par de cervezas y puso una película XXX rusa, en donde una mujer madura era cogida supuestamente por su hijo y dos amigos, nos volvimos a prender con la película yo estaba acostado en el sofá boca abajo y él comenzó a acariciar mis nalgas derramó cerveza en ellas y comenzó a lamer la cerveza pasando su lengua por mi culo, levanté mi culo para facilitarle lo que estaba haciendo, puso la boquilla de la botella en mi ano y vació un poco de cerveza, estaba fría en eso dio un empujón y me metió casi toda la boquilla en mi culo, sentí como escurría la cerveza dentro de mi muy fría, la sacó y comenzó a lamer mi ano su lengua se sentía tibia.

Ahora él se sentó tomé una cerveza y le vacié un poco en su verga que se encontraba algo adormilada y en sus huevos, dio un pequeño brinco por lo fría que estaba, comencé a mamárselo y a lamerle los huevos, como su verga estaba algo dormida me la metí toda en la boca y con mi lengua le recorría en círculos su glande y empezaba a crecer y ponerse dura le mamé como loco, me detuvo y me pidió que me pusiera de rodillas en el sofá dándole la espalda puse mis manos en el respaldo del sofá, él se colocó detrás de mi y me puso lubricante en mi culo sentí su verga en la entrada de mi ano me la metió muy despacito pero sentí su verga más rica y calientita, no se había puesto condón, traté de sacármela pero me tenía bien enculado, -a poco no es más rico así- me dijo y yo sentía esa verga tan deliciosa, solo le pedí que no se viniera dentro de mi y él empezó con sus embestidas cada vez más fuertes y aceleraba su ritmo, tomé mi verga comencé a masturbarme y me vine como nunca, en eso siento que él se pone algo rígido y metía más su verga y me dijo -voy a terminar- se la sacó y me la metió rápido en mi boca, me toma fuerte de la cabeza y me la mete más y suelta su descarga, no fue mucha pero si sabrosa, se la sigo chupando hasta que queda limpia nos tomamos otras cervezas nos vestimos ,no terminamos de ver la película quedamos de volver a vernos pero no hemos podido

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!