Categorías

Relatos Eróticos

Gays

Inolvidable

Publicado por ChicoAmor el 04/08/2015

Llevaba un tiempo sin quedar con un tío discretamente, no era fácil encontrar a alguien en las condiciones que yo buscaba, así que, como estaba caliente probé suerte en un chat.

Había mucha gente conectada para ser un martes por la tarde, lo primero que hice fue mirar la lista, había de todo, pero nada me llamaba la atención, mientras tanto, me llegaban mensajes con holas, que buscas, como eres, lo típico, como siempre, muy repetitivo todo. Sin embargo conteste a uno que me dijo " tienes ganas de hablar? ", le dije que si y empezamos a charlar de todo un poco, en unos minutos, había despertado mi curiosidad. Me dijo que era latino, nunca había estado con un latino, no por nada, no se había dado la oportunidad. Después de casi media hora hablando, que se paso volando, decidí preguntarle si le apetecía quedar, entre risas, no esperaba un vale o un si por respuesta, cual fue mi sorpresa cuando me dijo que iba a preguntarme lo mismo!
Realmente yo buscaba sexo, sin embargo, me sentía tan a gusto que me apetecía quedar en una terraza a tomar algo, en mi vida lo había propuesto, siempre he sido muy muy discreto... Y volviendo a sorprenderme me ofreció ir a verle a su casa. Sin pensarlo le dije vale, en ese momento mi polla se despertó, como si supiera lo que se avecinaba.

Decidimos quedar una hora mas tarde, tenía que asearme, ducha anal, dilatarme un poco... Todo por si acaso. Así que me dio su dirección y allí me presente sobre las 6 de la tarde.

Me abrió la puerta sin dejarme verle, solo dijo un " pasa ", estaba un poco oscuro, así que entre, me tomó la mano y me metió en su habitación que estaba justo a la derecha. Tenía la persiana bajada pero podíamos vernos, nos gustamos, a primera vista, fue un momento maravilloso, como no sabia que hacer, él tomó la iniciativa, me cogió la cara y me besó, fue otro momentazo de los muchos que aguardaban esa tarde! No me corté ni media, empezamos a morrearnos como locos, estábamos de pie, pegados, él con sus manos en mi culo y yo con las mías en su espalda. Notaba un paquete grande, así que no pude esperar mas, le baje su pantalón corto y sus calzones y él hizo lo mismo conmigo, nos quitamos las camisetas y ahora si, nos volvimos a abrazar, desnudos, jamás había sentido tanto mi polla pegada a otra , si habéis estado con hombres, sabréis que es una de las mejores sensaciones que se pueden tener.

Después de unos minutos así, con mucho cariño, me gire para que me cogiera por la cintura y supiera mis intenciones. Y así lo hizo, me pegó a él, con su polla en mi rajita y besándome el cuello. Me moría de gusto y de repente le escuche decir en mi oído, gracias cariño, me hizo sentir tan bien que quite sus manos con suavidad, me di la vuelta y le pregunte porque, él, cogiendo mi mano me dijo mirándome a los ojos, por contestar en el chat. Lo besé con toda la pasión del mundo y me puse un poco de puntillas para que su pollon, se metiera por debajo de mis huevos,. Sentía que me había enamorado.

No podía más, me agaché para besar su preciosa polla, era una maravilla, larga, 19 ctms., con una cabeza grande y rosada, la besé con todo el mimo del mundo, pero en ese momento, me dijo que esperara, se tumbó en la cama y me dijo que quería hacer el amor, ya, sin más, que no había sentido algo así en la vida. Sin mediar palabra me puse encima de él y me puse a besarle mientras doblaba mis piernas y dejaba mi agujerito a merced de su polla, sentía su punta rozando mi ojete. Cerré los ojos porque no podía más, era un mezcla de amor, extasis, sexo, todo!!

En ese momento, alargó su mano derecha hasta la mesilla, quería alcanzar un condon, no se porque, nunca jamás lo había hecho a pelo, pero le cogi su mano y le susurré que quería sentirle de verdad, me dijo que nunca lo había hecho así, que era arriesgado, yo le conteste entre besos, que yo tampoco y aproveche para bajar un poco mas mi culo y meterme un trozo de polla, él cerró los ojos y me puso las dos manos en el trasero, , me dolía un poco, pero estaba tan fuera de mi, que fui bajando poco a poco, notando como abría los pliegues de mi ojete, suspirábamos de amor, nos besábamos, tenía el año tan bien lubricado y dilatado que cuando me di cuenta la tenía entera dentro, solo pude decirle gracias mi amor, fue en ese momento, cuando empece a subir y bajar, cuando me dijo que no tardaría en correrse, así, a los dos o tres minutos no pudo mas e intento sacarla, no podía salir ahora, me aferre fuerte a él y él se dio cuenta, así que se apretó mas a mi y de corrió, con unos espasmos que no había visto jamás! Nos besábamos como locos ya, nos dijimos te quiero, y cuando acabo, me tumbe encima de él, con su polla dentro y sin darme cuenta de que me había corrido yo también. Fue el momento mas tierno de la tarde, él me pidió que fuéramos novios, levante la cabeza y sin dudarlo, besándole, le dije que si.

En ese punto, fue cuando decidí sacar su pollon de mi culito, note como un chorro de leche me corria las nalgas, me toque y chupe un poco de su leche, estaba deliciosa, le dije que ese era su amor de verdad, él sonreía y me pidió que le besara. Con su " amor " en los labios, lo hice.

Estuvimos un rato hablando y luego me limpie un poco y me fui, no sin antes quedar con él y recordarle que éramos novios. Tengo mucho mas para contar con el. Pero será en otros relatos si este gusta. Es una historia real y ojalá muchos puedan tener la suerte que tuve yo. Espero que os haya gustado.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!