Categorías

Relatos Eróticos

Gays

Mi primera experiencia de sexo gay vez fue a los 18 años

Publicado por Juan el 12/01/2016

Bueno, antes que nada quiero presentarme, soy juan, tengo 19 años, vivo en Bogota y voy a escribir una serie de relatos con mis experiencias gay
A mis 18 años empezó todo, en ese momento yo era un poco alto, soy blanco, soy lampiño natural y estoy circuncidado desde pequeño, tenia el cabello largo con el peinado de Justin Bieber, en ese momento tenia novia y ya había empezado mi vida sexual con las niñas de la clase.

Yo era un chico bastante social, me la pasaba con mis tres amigos, Diego y Milton, Diego era muy parecido a mi, solo que era algo pecoso y su cabello era mas oscuro que el mio, Milton era el mayor de la clase, era bastante lindo, tenia un año mas que nosotros, su pelo era corto y era un poco velludo. Mis amigos y yo practicábamos y jugábamos fútbol y hacíamos mucho deporte, los tres eramos nalgones y y algo delgados.

Un día cuando sonó la campana del recreo, yo tenia muchas ganas de orinar, así que fui al baño, mis amigos fueron conmigo, cuando llegue al baño, este estaba solo, no había nadie, solo los tres, así que saque mi verga y empece a orinar, mientras lo hacia veo que Diego se acerca y saca su verga, yo conocía las vergas de los dos ya que en la escuela habían duchas y en las clases de gimnasia nos teníamos que duchar, cuando Diego se acerco coloco su verga en mi pantalón, en medio de mis nalgas, yo termine de orinar, me di la vuelta y me lanzo un beso, vi que Milton observaba para ver si alguien venia, los dos me llevaron dentro de un cubículo del baño, se sacaron sus vergas y las empece a chupar, en ese momento estaba muy excitado y eso me gustaba, la verga de Diego tenia forma de seta, sabia bien, no tenia vellos y era un poco larga, Milton me quito los pantalones empezó a penetrarme, su verga era muy grande y tenia un poco de vellos, inmediatamente empece a gemir muy fuerte, Diego dijo que me callara mientras yo mamaba su verga, así paso un tiempo hasta que Milton se boto dentro de mi, al igual que Diego, todo su semen cayo en mi cara y boca, era dulce y espeso, entonces sonó la campana, nos vestimos y fuimos a clases, Diego me dijo que fuera a su casa por la tarde, yo le dije que si pensando que haríamos lo mismo.

Cuando llegue a mi casa inmediatamente pedí permiso a mis padres para ir a donde Diego, ellos dijeron que podía ir, así que me cambie, aliste una maleta con ropa de cambio y fui a casa de Diego. Cuando llegue a casa de Diego el estaba solo, cuando abrió la puerta estaba con una camiseta blanca de tiras y unos boxers blancos, entre y le pregunte que por que me habían hecho eso, a lo que el respondió que tanto el como Milton me tenían ganas desde hace rato, luego vi que su pene se comenzaba a marcar por debajo de su boxer, mas que todo se marcaba la cabeza del pene ya que era muy gruesa, el me dijo que me quitara la ropa y que me quedara como el, accedí y me desvestí, llevaba unos boxers agua marina y unas medias tobilleras blancas, al parecer eso le excito mucho y me empezó a acariciar, frotaba suavemente mis piernas que en ese momento no tenían vellos, entonces le dije que me penetrara, el dijo que si, fue a su cuarto y trajo unos condones, se coloco uno, me quito los boxer y empezó a penetrarme, su cabeza era muy gruesa así que al entrar en mi ano dolió un poco, el metió sus dedos en mi boca, eso me gusto mucho, cuando termino de meter todo su pene empezó el mete y saca, recuerdo que se sentía muy bien, yo empece a gemir muy fuerte a lo que el siguió haciendo lo mismo, cuando se boto dentro del condón, se lo quito y me lo metí a la boca, estaba todo lleno de su semen, fue entonces que me dijo que me lo quería chupar, yo le dije que lo hiciera.

Cuando empezó a chupármela inmediatamente pensé que lo hacia mejor que las chicas de la clase, entonces el empezó a hacerlo muy rápido, me bote y tenia una sensación espectacular, me dejo mi pene todo mojadito de su saliva, me puse mis boxer, pensé en irme a casa, entonces me lanza un beso, su lengua recorría toda mi boca, recuerdo que hice lo mismo, al separarme de el tenia un poco de saliva en mi labio superior al igual que el tenia la mía, entonces dijo que mi saliva olía igual a la de las niñas y que eso le gustaba, después de esto fui a mi casa y me masturbe pensando en su pene y en Milton.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!