Categorías

Relatos Eróticos

Gays

Que rico es el sexo

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Salí algo ya tarde de la oficina y me dirigí a el metro viveros, al llegar vi que ya había muchísima gente esperando su llegada, al llegar este no venía con tanta gente, pero al terminar de subir la gente en esta estación el vagón se llenó por completo yo fui a dar hasta adentro de el vagón casi pegado a la puerta posterior solo quedó un hombre como de 28 años detrás de mi, pero sin quedar muy pegados el metro empezó su andar y de inmediato sentí como el tipo que había quedado frente a mi dándome la espalda me empezó a repegar su trasero, poco a poco mi verga se fue poniendo a todo lo que da y el empezó un rico movimiento restregándome su rico culo por encima de ella, yo venia con las manos libres pues quedé lejos de algún tubo como para poder sujetarme, llevé mis manos a su cintura y lo agarré y empecé a jalarlo hacia a mi como si lo estuviera penetrando y él me restregaba el culo más rico, en la siguiente estación bajó algo de gente y el aprovechó para girarse y quedar de frente a mi y al subir la gente de esa estación volvimos a quedar apretadísimos aún más que antes, él enseguida buscó mi verga con sus manos me la sobaba muy rico por encima de mi pantalón y yo solo cerraba los ojos disfrutando de eso, un caballero que iba a un costado mío se dio cuenta de esto porque vi que no retiraba su mirada de nosotros y me empezó a repegar su verga en una pierna, se sentía muy rico y me súper excité más.

Llevé mi mano hacia la verga de este caballero y se la empecé a sobar muy rico, se sentía de muy buen tamaño, estuve solo algunos segundos así y después le bajé el cierre y metí mi mano adentro de su pantalón y la tomé, me sorprendí al ver que no usaba ropa interior, pero lo agradecí porque esto facilitó mi trabajo, lo masturbaba muy rico dentro de su pantalón y agarraba su cabeza sintiendo como ya estaban sus jugos saliendo de ella, entonces el metro se detuvo en el túnel y nos dio tiempo para disfrutar más aún, el de enfrente ya había bajado mi cierre y tenía mi verga ya afuera de él y me masturbaba muy rico yo al ver esto hice lo mismo con el señor al que estaba masturbando y se la saqué, bajé un poco la mirada para verla y se la seguí sobando muy rico, yo estaba casi a punto a terminar y para no hacerlo me hice hacia atrás quitándole mi verga de sus ricas manos, pero al hacerme hacia atrás me pegué a él que estaba detrás de mi y la idea me gustó y empecé a restregarle mi culito a el de atrás, este se dio cuenta y se quedó quietecito y yo sentí como le crecía su verga al entrar en contacto con mi culito.

El metro reanudó su viaje y aproveché para dejarle ir todo mi peso en su rica verga y sentí como él me sujetó por la cintura y me jalaba hacia él y yo sentía su verga exactamente en mi culito y me le dejaba ir con todo, el chico de enfrente ya había tomado de nuevo mi verga, pero ahora me masturbaba más tranquilito, más rico, el tipo de el costado se peleaba mi verga con él y yo para no llamar la atención se la di al tipo del costado y busqué la verga de el chico de enfrente y se la saqué y lo masturbé muy rico, así estuvimos hasta que llegó la estación balderas cada quien guardó su verga y para sorpresa mía también bajaban ahí, el tipo de al costado me preguntó mi nombre y que si tenía tiempo me invitaba a un lugar, pero el chico de enfrente me pidió irme con él, estaba decidiendo cuando el tipo que quedó detrás de mi se unió a nuestra plática y nos preguntó si queríamos tener acción, yo le dije que si los demás también y nos pidió esperar unos minutos al regresar él nos llevó a una entrada de servicio de la estación entramos y el cerró con llave desde adentro.

Para nuestra suerte él es un trabajador de el metro y le prestaron llaves de ese lugar al estar ya adentro todos sacamos la excitación que habíamos tenido controlada en el vagón, el chico de enfrente se llama Juan, él se agachó, me sacó la verga de inmediato y se puso a chuparla muy rico la metía y la sacaba de su boca muy rápido y le pedí que lo hiciera más despacio y accedió, se la sacaba y lamía mis bolas muy rico, mientras el señor de el costado de nombre Esteban, me quitaba la camisa y me besaba todo el cuerpo y el trabajador de el metro de nombre José, me quitaba el pantalón y me apretaba las nalgas y me picaba mi culito.

Yo estaba en la gloria pues era atendido por todos lados pues José ya me mamaba el culito muy rico y me metía su lengua hasta a donde llegara, ellos también se empezaron a desnudar yo aproveché para sentarme en un sillón y Juan se fue a arrodillar ahí y me la siguió mamando Esteban se subió a el sillón y me puso su verga en la boca, al fin después de algunos meses de no probar una verga tenía una enterita para mi, se la agarré y metí la cabeza en mi boca la empecé a chupar como si fuera un caramelito estaba riquísima empecé a meterla más a la boca hasta que la metí hasta donde me cupiera y le agarraba sus nalgas y lo jalaba hacia a mí y lo retiraba, pero también aproveché para abrirle sus nalgas chuparme un dedo y metérselo en su culito, Juan me la seguía mamando muy rico y escuché que empezó a gemir muy rico y a decir – así, así papito, así – entonces retireéun poco a Esteban y vi que José ya le estaba mamando su culito y gemía muy rico

De pronto José levantó a Juan y se lo llevó y lo inclinó en un escritorio le puso su verga en la entrada de su culo y se la empezó a meter muy rico, Juan solo gemía y pedía más, pedía todo y José se lo dio todo y empezó un tremendo mete y saca riquísimo Esteban y yo nos quedamos viendo y nos acomodamos en el sillón para un riquísimo “69” yo mamándole su verga no dejaba de picarle su culito y él a mí estuvimos como 5 minutos así y Juan y José seguían en lo suyo, yo me levanté y fui a donde ellos y me puse a ver como le entraba y le salía a Juan la verga de José, al estar cerca de este me agarró la verga y me la empezó a sobar mientras Juan gemía y pedía más, Esteban llegó por detrás de mi y me empezó a mamar el culito y me metía un dedo muy rico, se levantó me pidió acostarme en el sillón se ensalivó la verga y me la quiso meter pero le pedí que usara condón, pero para mi sorpresa ya lo tenía puesto entonces lo dejé seguir y me la empezó a meter, su verga era como de 17 cms., pero delgada y no me dolió mucho cuando estuvo toda adentro de mi, escuché los gemidos de José que estaba apunto de terminar dentro de Juan y Esteban aceleró más su movimiento, pero lo detuve para poder ver a José terminando dentro de Juan, me levanté y fui a donde ellos le di mi verga a Juan que la empezó a mamar como desesperado y Esteban me volvió a llegar por detrás y me la volvió a meter toda, sentía sus bolas chocar en mis nalgas mientras José solo nos veía sentado en el sillón.

Alcancé mi cartera y saqué un condón me lo puse y Juan entendió se dio media vuelta y me dejó su culo a mi entera disposición y se la metí de golpe, entró todo de una sola estocada, imagínense la imagen yo penetrando a Juan y Esteban metiéndomela toda, pero yo masturbando a Juan, yo entraba y salía de Juan como desesperado cuando escuché que Esteban pedía cuidado, al voltear vi ya repuesto a José tratando de penetrarlo, cuando lo penetró Juan nos pidió detenernos y mantener la verga toda adentro de el otro, nos pidió apretar el culo y a la vez apretar la verga dentro del culo en cuestión, que riquísimo fue eso yo sentía riquísimo estar penetrado con toda una verga muy rica dentro de mi y sentir a la vez como el culo que albergaba mi verga se apretaba muy rico y fue así como terminé, cuando gemía y echaba mi lechita en el condón Juan se separó de mi y me la limpió muy rico tragándose toda mi leche, Esteban no se acomodaba muy bien para venirse y me la sacó y terminó masturbándose y echándolos en el suelo y José si terminó dentro de él, quedamos exhaustos, pero de inmediato me metí a el bañito de ese cuartito y me lavé, salí y me vestí solo José no se vistió por completo pues se iba a quedar hasta media noche los demás nos vestimos y nos salimos de ahí no sin antes quedar para otra ocasión nos despedimos y cada quien agarró su camino y así amigos es lo que acabo de vivir apenas este 5 de enero y la verdad que mejor forma de empezar el año o ¿no lo creen?

Espero sus comentarios y me pongo a su completa disposición por si alguien tiene en mente una pequeña orgía y que me invite a ser parte de ella.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!