Categorías

Relatos Eróticos

Gays

Saliendo de la peluquería me follaron por todos los costados

Publicado por JAIME 1234 el 29/05/2016

Una vez que salí de la peluqueria y haber recibido una gran cojida , que les escribí en relato anterior, Fuí hacia mi hogar, olvidaba que mi familia estaba en una fiesta de un pariente me gustaba estar a solas, por eso no fuí, nadie estaba en casa llegarían de madrugada, Como a la vuelta de mi casa estaba un cine, Vi la hora, daba tiempo de ir a la última función pensé iré a ver que películas exiben. No recuerdo cual estaba en cartelera decidí entrar. Apenas empezaba, me senté para ver el filme, luego de un rato se sienta junto a mí un hombre como de 45 años, pasando unos minutos alarga su mano poniendola cerca de mi rodilla, hago que no me dí cuenta, otro movimiento me roza, poco a poco la va acercando más, ya descara y suavemente empieza a pasar su mano sobre mi pierna de arriba hacia abajo, toma mi mano, me da a entender que quiere que le haga lo mismo que me hace, Con lo anterior y esas caricias me vuelvo a prender toco su muslo hasta llegar al cierre del pantalón el sigue, siento rico y me pongo caliente, baja mi cierre mete su mano sobando mi pequeño pito, lo imito, la diferencia es su verga de hombre muy gruesa y cabezona, masajeabamos nuestro sexo con la llema de nuestros dedos se le va parando muy dura la siento palpitar. Me indica que lo siga, se dirige a los baños, espero un tiempo prudente para ir atrás de el. Entro a los baños, lo encuentro parado en el migitorio, me acerco como si fuera a orinar, Iinicia una masturbación mostrandome la cabeza de su pene jal{andoselo todo,luego lo señalaba hacia mí, todo lo que hacía me exitaba el me observaba, me tomó del brazo y fuímos a un w.c ,ahy me bajo la cabeza hacia su verga, la tomé con mis manos la vi con deseo, no esperé más empesé a chuparsela, no toda, solo la cabeza pasando mi lengua por el orificio de su palo, sabía salado, ustedes deducirán porque, no importaba , solo mamársela, me prendí de ella, con mis manos tocaba sus testículos, los apretaba no con fuerza, no había necesidad que me empujara su sexo, solito lo abrazaba con mis labios mojándolo con mi saliba que placer sentía, creo que mi cojedor igual, Me levanta pone mis manos sobre la pared, desabrocha y baja mis pantalones , toca mis nalgas apretándolas sin hacerme daño, que delicia, no emitía sonido que nos delatara, baja mis calzoncitos, repegandose a mi cuerpo, empieza a darme chupetones en el cuello, en la espalda en mis glúteos, una y otra vez hace lo que se le antoja, mete sus dedos en mi colita, los saca, ya no sabía lo que más me iba a hacer me empina , empieza a untar saliba varias veces en sus dedos para pasarla a su verga y a mi culito buscando lubricarlo, lo que no contaba es que ya lo habían hecho otros dos machos, Pone su fierro empujándolo, lo que le sorprende es que aunque la tenía grande entro mas fácil de lo pensaba, tenía una parte de su cabeza penetrada, otro embestida y casi entró toda, empujó clavandomela toda, ya en esa acción a continuación me da por el culo, me coje hace preguntas que lo exitan ¿te gusta que te cojan? ¿¿cuántos lo han hecho? ¿a que edad? ¿quién lo hizo primero? ¿te gustan gruesas? ¿te vestirias de mujer? ¿que sientes cuando tienes toda la verga adentro? Sus preguntas y sus movimientos culiandome me hicieron sentirme hembra, explotando mi poquito semen agarro con fuerza mi cintura y me dio verga a más no pedir, entraba y salía muy facil, mi ano estaba muy dilatado por la revolacada anterior y la que me estaba dando además mi culo pedía más. mi pitito lo hizo hacia atras pareciendo mi sexo una vagina eres una nena, me decía, te comprare unas pantaletas su penetracion era sabrosa dura, lo curioso es que me dolía minimamente y cada vez que la metía apretaba mis nalgas para no dejarla escapar. me dió duro hasta que su verga saco su liquido, parte quedo adentro y otra parte afuera, sacudio su verg. sobre mi espalda me voltió para que le limpiara que bajoa introducirme su palo en mi boquita exprimiendole la última gotita y deleitandome con esa cabezota que era lenguetada por su nena. se subió su ropa, me quede a medio vestir pensando en lo que había hecho y preguntandome que si tenía humor de perra para atraer a hombres dispuestos a usarme, salí del baño, y camine a mi vivienda, no terminé de ver la película mi cuerpo quería descansar. Tal vez no lo crean pero así paso testigos mi ollito jijiji.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!