Categorías

Relatos Eróticos

Gays

Soy Pedro, actor amateur

Publicado por Pedro el 01/10/2015

Hola soy Pedro. A la edad de dieciocho años estaba muy salido y soñaba con pollas todo el rato. En esa época no se rodaban pelis gay aquí. Las que veíamos eran de Estados Unidos y alguna francesa de Cadinot, por cierto buenísimas. Un día en el periódico en la sección de "relax" salió un anuncio que decía: "se necesita chico joven para film de adultos" y llamé. La voz era de un hombre amanerado, con pluma. Lo primero que me preguntó fue cuantos años tenía, yo ya tenía dieciocho insistió ya que era imprescindible ser mayor de edad. después me preguntó si me había acostado con hombres y si me gustaba, la respuesta fue afirmativa, lógicamente. Me dijo que si estaba realmente interesado que fuera a una prueba. Me dio un teléfono y una dirección y quedamos para el día siguiente a primera hora de la tarde. Aquello me excitaba mucho y me hacía mucha ilusión hacer una película gay porno, salir en una y tener algo de protagonismo y ganar algo de dinero.

Al día siguiente estaba allí a la hora convenida. Era un edificio elegante en un buen barrio de la ciudad. subí en el ascensor, llame a la puerta y me recibió una señorita que me hizo pasar a una sala donde había unos focos y unas cámaras delante de una especie de escenario hecho con papel negro. Me dijo que me sentará en un sofá que había a la derecha y que esperara. Después de cinco o seis minutos llego un tipo que era con el que hablé por teléfono. De unos cuarenta años, alto, con buen cuerpo, pelo corto, un poco canoso y se le notaba a todas luces que era maricón. Me saludó.

-Hola Pedro soy Ernesto. Me alegro que hayas venido. Como ponía en el anuncio queremos hacer una película gay para adultos. Te gustaría participar? -Si, claro. -Me dijiste que te habías acostado con hombres y que te gustó, no es así? -Si, si. -Bien nos gustaría ver como te comportas ante un hombre y ante una cámara si no te importa. -Si, lo entiendo. -Bien Pedro, desnudate, deja aquí tu ropa y vete allí enfrente donde está el decorado negro. Me desnudé delante de él y me situé donde me indicó. Enseguida entraron una serie de gente que se colocaron frente a mi. Me presentó a todo el equipo incluida la secretaria, en total siete personas, las cuales me comtemplaban desnudo. -Qué os parece? Dijo Ernesto que era el director. -Date la vuelta dijo uno que te veamos el culo. -Inclínate hacia delante y ábrete bien el culo que te veamos el ano. Así lo hice -Mira aquí tienes lubricante y un consolador juega con el y métetelo en el culo. Me tumbé en el suelo abrí las piernas y me eché la crema. Ahí delante de la gente me fui metiendo los dedos en el ano para dilatarlo ya que el consolador era de los grandes y cuando estaba a punto me lo fui introduciendo. -El chico es bueno dijo uno -Mira además se le ha puesto dura -Ya veo, es un buen maricón. Me fui follando yo mismo con el consolador y masajeándome la polla mientras me hacían fotos y otro rodaba con una cámara pequeña. De repente vi a Ernesto desnudo -A ver como la chupas... Tenía una buena polla que tragué con muchas ganas. Se la estuve mamando bastante tiempo, le mamé también los huevos. Debí de hacerlo bien ya que sin previo aviso se corrió en mi boca yo seguí chupando y me tragué todo el semen. Me pareció mentira no tener vergüenza y haber hecho eso delante de esa gente y mientras sacaban fotos y me rodaban. Entonces Ernesto me dijo -Lo has hecho de primera eres un mariconazo cariño, te puedo ver follar? -Si como no. -Luis follalé a chico. El tal Luis era uno de los que estaba allí. Se quitó la camiseta ya que se estaba masturbando mientras se la chupaba a Ernesto y se quedó desnudo frente a mi. Era un hombre fornido de treinta y pocos años con un rabo enorme -Primero chúpamela un poco. Asi que se la chupé, al rato oí a la secretaria que decía -Follate a ese maricón ya que quiero ver como le follas el culo -Te pone caliente eh? dijo Luis. El caso es que me puso apoyado sobre la pared y me metió el cipote poco a poco, empezó con el mete y saca y a follarme lentamente -Que tal Pedro, cariño. Me dijo Ernesto -Bien muy bien. _Disfrutas? -Si ya lo creo -Menéate la polla quiero verla dura mientras te da por el culo. Me masturbé mientras me jodía, me puso boca arriba, de lado y a cuatro patas, cuando estaba a punto de correrse se quitó el condón con mucha urgencia y me metió todo el rabo en la boca, se corrió en mi cara y en mi boca mientras le seguía chupando el enorme miembro. -Fantástico, muy bien. Dijo Ernesto. Quedamos para la semana que viene que empezaremos el rodaje y conocerás a tus compañeros. (Continuará)

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!