Categorías

Relatos Eróticos

Gays

Taxi!

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Estaba donde unos amigos, a eso de las 4 de la mañana ya estaba muy mareado y decidí irme a la casa, uno de mis amigos me llamo un taxi, salimos a esperarlo, cuando me monte, vi que el taxista era joven, sabia que estaba bueno, pero no me atrevía a mirarlo.

El me empezó a hablar sobre su trabajo, y sobre anécdotas, como mi casa estaba muy lejos fuimos entrando en confianza, después de un rato me dijo que me iba a preguntar algo, yo le dije - que será- sabiendo que iba a ser algo excitante. me dijo que no me lo tomara a mal, pero que a el le gustaría mucho tocarme la verga.

Al escuchar esto el pene se me puso mas grande que nunca, el era flaco, bronceado de pelo negro corto, tenia mas o menos 22 años y llevaba puesta una bermuda, la cual me hizo ver cuando su verga se iba parando.

Yo le dije: uy si que rico, el busco un lugar solo, y paró el taxi, después puso su mano grande sobre mi pantalón por los lados del muslo y empezó a subir, yo ya estaba gimiendo de la excitación. Metió la mano dentro de mi bóxer y empezó a tocarme las bolas y el pene, me estaba masturbando de la forma mas rica, ni yo lo había hecho así, luego me saco el pene y empezó a chuparlo (obviamente me pidio permiso, y obviamente yo lo autoricé) se sentía rico, otro hombre chupandotela, sentía que era lo mejor,


Luego yo le levante la camisa y le mire su pecho, el hacia ejercicio pero era flaco, eso me puso mas caliente empece a tocarlo y no lo deje seguir chupando.

Metí mi mano por debajo de su bermuda y llegue a esa herramienta, no era enorme pero era gruesa y perfecta, empecé a tocarle todo, el pecho las piernas el culo y por supuesto esa verga tan rica.

Estábamos en la mitad de la nada, en plena autopista, el me dijo que saliéramos de carro, salimos con nuestros penes midiendo 100 metros y nos metimos entre la hierba, las luces de la calle dejaban que yo admirara ese cuerpo tan hermoso.

Empezamos a besarnos arrodillados, nos tocábamos, nos chupamos todo, yo tomé su palo y empecé a chuparlo como si supiera bueno, era asqueroso, pero me gustaba.

Nos tocábamos los culos y yo miraba sus bóxer a mitad de sus piernas peludas hermosas.

Nos quedamos mucho rato disfrutando de nosotros, los dos sabíamos que no queríamos penetrarnos, solo lamernos.

Después de habernos regado un millón de veces paso un carro de la policía de carreteras, yo me asuste mucho, nos vestimos muy rápido, y yo me puse a vomitar, el se hizo el que me estaba ayudando y como yo seguía bajo efectos de alcohol, los policías nos creyeron, nosotros nos fuimos de ahi, en el taxi yo me quede admirando su abdomen hasta que llegamos a casa, me baje en otro lugar para que no se diera cuanta de donde yo vivía, el desapareció y espero nunca volverlo a ver, es la experiencia sexual mas asquerosa que he tenido, fue muy animal, fue muy excitante.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!