Categorías

Relatos Eróticos

Hetero

Aniversario en la Universidad

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Les relataré lo que pasó en el aniversario de mi Universidad, el cual se celebró hace algunas semanas. Empezaré diciendo que las actividades del aniversario se desarrollaron en una sede grande, con amplias áreas verdes y hartos salones de clase. Las distintas carreras de la universidad estaban agrupadas en alianzas, para conseguir un gran premio al final de las festividades.

Yo no estaba muy interesado en participar (de hecho me iba a tomar esa semana, como una semana de vacaciones, por que no iban a haber clases), pero mis amigos me convencieron de ir. De los 5 días de actividades, yo solo participé en uno solo. Ese día llegué a la sede cerca de las 15:00 horas y caminando hacia el escenario en el que se desarrollaban las actividades principales (y las más osadas, por cierto), me llaman a mi teléfono celular, el cual para contestarlo, me siento en una banca y al frente de donde me senté, estaba una compañera de curso jugando “Ping-Pong” (tenis de mesa). Al principio no me di cuenta de que estaban jugando ni de ella que estaba jugando, hasta que yo miro al frente y estaba ella y de inmediato me llamó la atención al verla de una forma que nunca la había visto, pues estaba con un peto súper corto y ancho, que tenía un gran escote, además del escote me percaté que ella no llevaba sostenes, ya que se le notaban sus pezones en dicho peto.

Terminé mi llamaba, pero seguí observándola (simulando que conversaba por teléfono) y creo que ella se dio cuenta, por que ella hace que la pelota de ping-pong se caiga al suelo y ella se agacha, mostrándome gran parte de sus pechos a través de su escote. A raíz de eso, me comencé a calentar y para simular mi naciente erección me puse el bolso sobre mis pantalones. Luego de unos minutos, ella repite dicha escena en varias oportunidades, calentándome cada vez más. Durante ese rato, deje mi celular de lado y me comencé a observarla, sin reparos. Pasaron uno minutos, cuando ella se acerca a mi y me dice:

- Vamos Jaime al escenario central, ya que allá esta el resto del curso.

Me tomó de la mano y caminamos por la facultad, pero yo iba imaginando y buscando la posibilidad de volver a ver esos hermosos senos.

Luego de caminar un poco, llegamos al escenario y ella se coloca delante de mí, ya que es un poco más baja que yo (yo mido 1:75 y ella 1:65) Yo estaba súper caliente en esos momentos ya que había un concurso de poleras mojadas (que consiste en que algunas están con una polera blanca y sin sostén y comienzan a mojarse, mostrando las formas de sus pechos) y las chicas que estaban participando, estaban empapadas y una de ellas se saca la polera, quedando con sus pechos al aire y para no ser menos, las otras chicas la imitan. En esos momentos, creo que todos los hombres estábamos que allí presentes nos quedamos muy calientes y yo tenía una considerable erección.

De pronto, la multitud presente comienza a empujar hacia delante y con mi pene erecto comienza a rozar el trasero de mi amiga Javiera, por sobre la ropa. Ella al principio hizo como si nada, pero luego comenzó a mover sus caderas de tal forma que quedó mi pene al medio de tu trasero. Ella comienza a apegarse a mi cuerpo calentándome demasiado y de pronto me dice que la abracé y yo la abrazo y entonces ella toma mis manos y la comienza a pasar por sobre sus pechos y al sentir esos senos en la piel hace que mi erección sea aún mayor (en esos momentos no sabia que era lo que más me calentaba, si al ver esas chicas bailando en Topless, recordar el escote de la Javiera o sentir sus pechos en mi mano o sentir mi pene en su trasero). Pasaron varios minutos y comienza a haber un gran alboroto alrededor de nosotros, entonces la Javiera me dice:

- Jaime, vamos a otra parte.

Y comenzamos a irnos.

Yo en esos momentos, pensaba en donde ir, para follar con ella, tenía en mente ir a un motel que estaba a una cuadra de la universidad, pero subimos una escalera y ella me conduce por un pasillo en donde ella abre la puerta de una sala de clases que estaba en un tercer piso, la cierra con seguro y allí me dice:

- Al fin voy a realizar mi fantasía, que es hacer el amor en una sala de clase.

Dicho eso, ella me comienza a besar de forma muy apasionada y se saca su peto, saliendo al instante unos pechos grandes y duros. Al ver ese espectáculo y con la adrenalina al tope, me saco mi polera y me acerco a su cuerpo y con suavidad y rapidez le comienzo a bajar sus pantalones, quedando solo con sus colaless rojos y llenos de encaje. Luego se acerca a mi cuerpo y comienza a besar mi cuerpo, mientras que sus manos me bajaban mis pantalones, hasta que me los bajó por completo y allí sin dudar se metió mi pene en su boca que rico se sentía, ya que era el primer contacto sexual que tenia con una mujer, ella se lo metía completo en la boca pero lo acariciaba con su lengua, era una tremenda mamada, ella seguía en su mamada y yo solo disfrutaba, hasta que le dije:

- Ya parece que viene mi orgasmo.

Un momento después de eso le arroje toda mi leche en su boca, ella la trago toda y limpió completamente mi pene, que gran orgasmo tuve en ese momento, solo el pensar que me podía follar a una compañera de curso, deseada por muchos y que nos pudieran sorprender follando en una sala de clases de la universidad hizo que me regresara rápidamente mi erección.

Luego de estar jugueteando un rato con nuestros cuerpos, terminé de desnudarla quitándole sus colaless y al ver ese monte peludo en mis ojos hizo que me pusiera a cien, me tendí desnudo y con mi pene erecto sobre el escritorio del profesor y la quise sentar sobre mi pene y ella acepta. Y estando penetrándola así y luego de verla gemir, disfrutando de un orgasmo y viendo aquella imagen siempre deseada por mí, moviendo sus pechos al ritmo de un orgasmo, sentada sobre mi pene no aguanté mas y me abalancé sobre ella y deje a ella debajo de mi, y comencé a jugar en sus pezones, se los mordía siempre los había querido tener en mi boca, ella gemía de gusto ahí. Estaban erectisimos yo solo les pasaba la lengua y los mordía ligeramente esto la hacia gemir más y más.

Luego comencé a bajar besando todo su abdomen hasta llegar a su monte, se lo comencé a besar por encima y comencé a abrir sus labios con mis dedos ahí pude notar lo mojada que estaba, luego abrí sus labios y salió a la vista esa vagina rosada de inmediato me fui a lamer su clítoris en ese momento lanzo un gran gemido y me decía:

- Vamos, hazme sentir mujer.

Y yo comenzaba a notar como su vagina se mojaba más y más, así que comencé a meterle mi lengua en la vagina, y ella gemía y arqueaba su espalda estaba a punto de un orgasmo, por lo que apresure mi trabajo, en ese momento, lanzo un gran gemido y me lleno la boca con sus jugos y me los chupe toditos.

Después de varios minutos comenzó a acariciarme el pene de tal forma que ella quería que se volviera a parar, y lo logro hasta que mi pene estaba de nuevo en su punto máximo y comenzamos a hacerlo de nuevo, mis manos acariciaban sus senos mientras yo buscaba su vagina para volvérsela a meter, al lograrlo ella comenzó de nuevo con gemidos. Durante esa tarde tuvimos sexo varias veces y disfrutamos del placer que nos brindaba el sexo y de múltiples orgasmos.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!