Categorías

Relatos Eróticos

Hetero

En la oficina

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Esta historia esta basada en un hecho real y como siempre en estos casos voy a omitir los nombres reales por otros por si en alguna etapa de mi vida alguien pueda identificarse con ella no se sienta perjudicado/a por parecer similar su experiencia.


Todo comenzó en un ambiente de trabajo, como es lógico en una empresa con muchos trabajadores entre los que se encontraban bastantes mujeres, muchas más mujeres que hombres, y la edad media rondaba los 27 o 28 años.


Yo tenía un puesto de responsabilidad y debía enseñar a toda la oficina el nuevo sistema informático que se había instalado recientemente, naturalmente debes dedicar bastantes horas a las personas para que aprendan a manejar estos complejos programas y ha todas horas estas colgado al teléfono para atender a sus demandas.


Una vez aclarado el entorno en el que me movía paso a relatar lo que sucedió sin más demora para no hacer tedioso este prologo.


Me encontraba en la empresa a última hora de la tarde, creo que sobre las 8 de la tarde creyéndome solo y entonces como siempre a esas horas paré el sistema para hacer unas copias de seguridad, nada mas hube parado el servidor que contenía la gestión comercial sonó mi teléfono móvil y oí una voz que me resultaba familiar que identifique inmediatamente.Se trataba de Laura que con aire de contrariedad me recriminó que se le había colgado el equipo y que podía pasar, pues tenia unos trabajos pendientes y debía terminarlos para el día siguiente, le comente lo ocurrido y le dije que pondría el sistema en funcionamiento inmediatamente para que pudiera continuar.


Así lo hice y a los 5 minutos volvió a llamarme para decirme que no podía recuperar un archivo que necesitaba, solicitando mi presencia para solucionar el problema que le angustiaba como me hizo saber.Sin pensarlo ni un instante me acerque a su mesa que estaba en el otro lado de la oficina y que desde mi despacho no podía ver, cuando llegue esbozo una sonrisa al verme y me señalo con su mano el monitor para que comprobara el problema; me quedé mirando el monitor y acto seguido la miré a ella dándome cuenta que no había separado la vista de mi desde que llegue (eso es lo que pienso ahora), en ese instante la miré fijamente a los ojos para decirle que debía sentarme en su silla para poder solucionar el problema, ella se levantó y la miré de arriba abajo rapidamente.Llevaba una blusa blanca un poco escotada que se apreciaba su bella ranura entre sus pechos bien tersos, con una falda corta por encima de la rodilla con una abertura por delante (esas faldas que al andar parece que se le puede ver algo), los zapatos negros de tacón bajo y unas piernas bien torneadas.


Nada mas sentarme en su sitio y comprobar que pasaba con ese equipo supe lo que le ocurría, se había colgado de la red, decidí entonces comprobar las conexiones que se encontraban debajo de la mesa, me levanté y le comente que fuera moviendo el ratón mientras yo iba tocando los cables para saber si se recuperaba la sesión o teníamos que reiniciar la máquina, entonces me agache debajo de la mesa y me puse a comprobar la conexión de red, cuando levante la vista hacia la silla pude comprobar que se había sentado y estaba ligeramente abierta de piernas pudiendo adivinar el color de sus bragas, y ante tal espectáculo continué comprobando los cables pero lo único que comprobaba era que podía ver más de aquella mujer que se mostraba ante mi sin ningún pudor.


Entonces me levanté y mirándola fijamente a los ojos le pregunte si se había movido el ratón, me dijo que no y me preguntó si sabia que le pasaba, yo estaba sudando y algo nervioso, le dije que haría otra comprobación y me agache de nuevo, esta vez dirigí directamente la mirada a sus piernas y comprobé con asombro que ahora tenias los muslos mas abiertos que la vez anterior pudiendo comprobar bien su entrepierna y esas braguitas blancas que apenas tapaba su mata de pelos que sobresalían por los costados.Ya no sabia que hacer si continuar comprobando los cables o mirar mas de cerca, así lo hice, me acerque un poco mas con sigilo hasta estar amenos de 10 cm., de sus rodillas, de repente cerro las piernas, creo que por haber notado mi respiración sobre ellas, me retiré rápidamente y a la vez le dije que no veía nada raro y que lo mejor sería reiniciar la maquina.
Cuando me levanté observe una media sonrisa en su boca que me hizo pensar (no se había dado cuenta o sabia lo que hacia), le dije que me dejara sentarme en su sitio para reiniciar la maquina, una vez sentado ella se puse de pie cerca de mi, tanto que notaba el roce de su ropa sobre mi brazo, entonces se agacho apoyando sus brazos sobre la mesa para ver mejor lo que hacia (supongo).


La tenia tan cerca que pude oler su perfume y su olor corporal que mezclado hacia sentirme mas excitado cada vez, de repente se giro hacia mi para preguntarme si tardaría mucho pues se hacia tarde y debía terminar ese trabajo, la miré a los ojos y a continuación a su escote, no lo pude evitar, fue muy fugaz pero lo suficiente para que ella se percatase del detalle, distraído le dije que esperaba se arreglara enseguida.


Desgraciadamente para mi, se reinicio y se arregló, ella se sentó de nuevo en su sitio y dándome las gracias continuó con su trabajo, Antes de marcharme le comente que cuando se fuera a marchar me avisara para poder apagar el servidor y terminar mi trabajo.Me retiré a mi despacho dándole vueltas a mi cabeza sobre lo ocurrido, habría sido fruto de mi imaginación, fue todo casual?.


Por más vueltas que le daba me convencía que no podía ser que una mujer con falda sabiendo que un hombre debajo de su mesa tenga las piernas abiertas, me convencí de que era premeditado, seguro.


No pasó mas de media hora cuando de nuevo me llamó por teléfono para comunicarme que estaba acabando y que si podía pasara por su mesa para comentarme un error que le había salido en ese momento, me acerqué inmediatamente pensando en todo lo que había pasado y deseando que se le hubiera bloqueado de nuevo el ordenador, cuando llegué estaba trabajando con toda normalidad y le pregunté que pasaba.


Mirándome fijamente me dijo que creía que el ordenador iba mas despacio ahora y que si podía echarle un vistazo, me puse a su lado y me agache apoyando mis brazos sobre la mesa muy cerca de ella miré el monitor para comprobar si notaba algo raro, después de un par de minutos y girando la cabeza hacia ella le dije que no veía nada extraño.


Fue entonces cuando ella giro su cabeza y muy cerca de mi (apenas cabía un dedo entre nuestros labios), me comento que ahora iba bien, no pude evitar juntar mis labios sobre los suyos y ella entreabrió los suyos para fundirnos en largo y calido beso, la coji de la nuca y la apreté hacia mi metiendo mi lengua en su boca a lo que ella acepto de buena gana pues noté que le gustaba, yo estaba muy excitado y pasé mi mano sobre su pecho
Cuando de repente ella se hecho hacia atrás retirando a la vez mi mano.


Le pregunté si se había molestado, contestándome que no pero que era tarde y tenia que marcharse pues su marido hacia 5 minutos que la había llamado para saber cuando iba ir a casa.Comprendi inmediatamente a lo que se refería y acepte sin mucha gana la situación.Sin mediar palabra apagó el ordenador y dándome un beso en la boca se marchó.


Yo me quedé un rato más sin parar de pensar en ella y en todo lo que había ocurrido y sabiendo que al día siguiente volvería a verla con todo el mundo alrededor, que pasaría y como reaccionaria al vernos de nuevo, no quise sacar más conclusiones y me marché también.


Al día siguiente me levante pensando en ella y con ganas de llegar al trabajo, hacia tiempo que no tenia tantas ganas de llegar pero que caray, aquello merecía la pena.


Cuando llegué a mi despacho me apresuré a realizar mis primeras tareas lo antes posible para poder cuanto antes acercarme a su mesa.Cuando terminé fui a su departamento revoloteando y disimulando mis ansias por verla, hasta que al acercarme a ella dándole los buenos días le pregunté que tal iba el ordenador, mirándome me comento que todo iba bien y acto seguido me sonrío, no podía decirle nada pues había alrededor mucha gente y habría que disimular, ya habrá otro momento pensé, y me retiré de su lado.


La jornada transcurrió con toda normalidad para todo el mundo menos para mí que paraba de pensar en todo lo del día anterior, deseaba que llegará la noche para saber si se quedaba y acercarme a su mesa.


Llego la tarde y sobre las 7 mas o menos recibí un correo de ella en que me decía que se iba a quedar y que no desconectara el servidor, no fuera a pasar lo de ayer y tuviera problemas, terminando el mensaje con un beso, rápidamente le contesté diciéndole que no se preocupara que la tendría en cuenta y preguntándole hasta que hora iba a quedarse para yo así poder planificar mi trabajo.


El siguiente mensaje me decía que hoy no tenia tanta prisa como ayer pero que si yo quería desconectar antes que se lo dijera, naturalmente le dije que no hasta que decidiera marcharse.


Llegaron las 8 en la que todo el mundo se marchaba y yo estaba nervioso como nunca, entonces pensé que a lo peor alguien mas se podía quedar y entonces no estaríamos solos, fue cuando se me ocurrió lo de enviar un mensaje a toda la red comunicando que por motivos de seguridad tenia que desconectar los servicios y que tardaría un par de horas en restablecer su funcionamiento, rápidamente lo hice pero sin pasárselo a ella, al momento comprobé que las conexiones de todos los equipos esta desconectadas menos uno (el de Laura).


Por si las moscas me di una vuelta de reconocimiento para comprobar si estábamos solos, efectivamente ya no quedaba nadie, era el momento para acercarme a su mesa y así lo hice, cuando me vio aparecer sonrió y eso me alegro mucho, le dije que ya no había nadie que lo había comprobado y si le faltaba mucho, me dijo que no pero que no tenia prisa y que si quería podía comprobar los cables otra vez porque pensaba que no iba bien el ordenador, no me lo pensé dos veces y me agache a comprobarlo, esta vez no miré los cables mis ojos fueron directamente a sus piernas pudiendo comprobar que ahora estaba totalmente abierta de piernas y podía ver perfectamente sus bragas sin esfuerzo, llevaba una falda parecida a la de ayer de color azul marino y sus bragas eran negras, me di cuenta que no se veían pelos, se habrá depilado pensé.


Me levanté excitado y acercándome a ella la bese sin mediar palabra a lo que me respondió con fuerza, nos fundimos en beso apasionado entrelazando nuestras lenguas y abrazándonos fuertemente, no pasó mucho tiempo para con mucho cuidado acercar mi mano a su pecho, no hubo rechazo y continué con mi exploración ahora por debajo de su camisa llegando hasta su pecho pequeño y duro con su pezón erecto que acaricie con cuidado, ella suspiraba profundamente mientras yo mordisqueaba su cuello y besaba a la vez.


Estábamos los dos muy excitados, sobre todo yo que mi erección iba en aumento y deseaba sacar mi pene al exterior pues me apretaba el pantalón, le cogí la mano y la dirigí a mi entrepierna diciéndole " mira como me tienes", a lo que ella me contesto pues si supieras como estoy yo?, sin pensar baje la mano por su trasero levantando su falda y metiendo mi mano por debajo de sus bragas alcanzando su zona húmeda que realmente estaba mojadísima, en ese instante pensé en bajarle las bragas y comenzar a comerle tan sabroso bocado, pero me di cuenta de que ese no era el mejor sitio para no ser sorprendidos si alguien entrara en ese momento.


La cojí de mano y le dije que me siguiera, nos acercamos a l cuarto de baño que estaba cerca de allí y nos encerramos dentro, puse el pestillo y dirigiéndome a ella comencé a quitarle la camisa dejando al descubierto su ropa interior, baje el sujetador y dejando sus pechos al descubierto me los lleve a la boca saboreando sus ricos pezones que se pusieron erectos al contacto con mi lengua, mientras tanto ella había dejado caer su falda y ahora podía ver sus diminutas bragas negras que girándola para verla por detrás comprobé que su culo estaba completamente desnudo solo le atravesaba por su ranura una fina tela que hacia mas sexy su culo respingón y blanquito, desde esa posición le baje las bragas y abriendo sus nalgas pude ver su chocho que al tocarlo note que estaba muy mojado y sonrosado, puse mi lengua sobre el notando ese sabor salubre tan agradable que lleno mi boca entremezclandose con mi saliva, le pedí que se agachara un poco apoyando sus brazos sobre la taza del baño, y abriéndose de piernas tenia ante mi un hermoso coño dispuesto a disfrutarlo.


Con mis dedos comencé a acariciar su clítoris suavemente con un ritmo que iba acelerando a medida que notaba que ella suspiraba y jadeaba dando pequeños grititos de placer, cando note que su clítoris crecía por la excitación pase a meter un dedo primero y otros dos después en su vagina, ella movía su culo adelante y atrás jadeando de placer así hasta que me pidió que parara pues estaba a punto de correrse.


A continuación dándose la vuelta la vi de frente con su monte de venus poblado de vello castaño, no tenia mucha mata y se había depilado las ingles, me amorré a él como si me lo fueran a quitar y apartándome la cara me dijo que quería vérmela, sin dudar un instante me puse de pie la bese en la boca para que saboreara sus propios jugos que no dudo en chupar mi boca, le pegunte si le gustaba y me dijo que no era la primera vez que lo probaba sobre todo cuando se masturbaba solía chupar sus dedos.


Me baje los pantalones y los calzoncillos que ya tenia mojados y mi pene emergió por fin liberado de aquella cárcel respirando el aire fresco que tanto deseaba, ella se agacho y tomándolo entre sus manos mirándolo fijamente me dijo que le gustaba mucho tocarla cuando estaba dura, le dio un beso tras otro por todo el capullo y por todas partes mientras con una de sus manos me tocaba los huevos apretando suavemente, me excitaba verla desde arriba como acariciaba con cariño mi pene, no tardo mucho en metérsela en la boca poco a poco, lamiéndola por todos lados y metiéndose los huevos en la boca, me tenia mojado todos mis genitales y le dije que si seguía así no podría aguantar correrme en su boca, me miró diciéndome que no le importaba que me corriera en su boca, pero mi propósito no era ese sino que necesitaba metérsela en ese chochito tan bonito que aun mantenía su sabor en mi boca, entonces le dije que quería penetrarla ahora mismo que no aguantaba mas, se levanto y mirándome a los ojos me dijo que si tenia un condón si, que ella no tenia, me quede pensando un momento para recordar si lo tenia y me di cuenta de que no, no, le dije y me contesto que entonces no pues no estaba segura de mi pues me conocía tiempo pero como estaba casada y con su marido había relaciones seguras y tu no se con quien vas.


Me hizo comprender y yo también me hice cargo y le propuse hacernos un 69 en el suelo si no tenia inconveniente, me dijo que no había problema y entonces cogi la tolla del baño y la puse en el suelo para que se recostarme la espalda en ella, ya que yo me puse en el suelo y ella encima bien abierta de piernas viendo su hermoso culo blanquito y aquel chochito sonrosado todo para mi, note como sin vacilar un momento se la introdujo en la boca y comenzó a succionar lentamente, pasaba la lengua sobre la punta del capullo notando el calor de su boca húmeda en mi pene, yo mientras tanto le lamía el clítoris y al mismo tiempo la penetraba con mi dedo índice a ritmos acompasados hasta legar a penetrarla con tres dedos a la vez, con la otra mano comencé a tocar su culo para empezar a introducir lentamente mi dedo gordo, hasta que ya entro y comencé a moverlo despacito, esto era divino y mi gusto no paraba de elevarse, es entonces cuando le dije que me correría dentro de poco, y tu?, le pregunte, ya me he corrido una vez tu sigue y correte cuando quieras, fue decirlo y eyacule en segundos.


Pensé que al correrme retiraría mi pene de su boca y cual seria mi sorpresa que no fue así, mantuvo mi miembro dentro de su boca hasta que ya no quedo ni una sola gota de semen, giro sobre mi y besándome en la boca aun con restos de mis jugos nos abrazamos estrechamente.


Nos levantamos del suelo y volvimos a besarnos placidamente, entonces me dijo que debía marcharse porque debía ser tarde y tenia obligaciones en casa, lo entiendo le dije, tengo que lavarme un poco me contesto, y cogiendo la toalla del suelo la mojo y sentada en la taza del baño comenzó a lavarse, le pedí hacerlo yo aceptando con "vale" y comencé a hacerlo lentamente pues aquello me agradaba bastante, fue cuando me dijo que se estaba excitando mucho, quieres que te masturbe ahora?, le pregunte, contestándome con un "si quieres?", entonces comencé a frotar su clítoris con mis dedos al mismo tiempo que habría su chocho con la otra mano para ver bien su hermoso chocho, no tardo mucho en correrse cuando le metí tres dedos dentro de su chocho con un ritmo muy acelerado con ese ruido de chapoteo tan peculiar que hace cuando se esta lubricando la vagina, note en mis dedos y en sus gemidos que se corría apretando sus muslos sobre mi mano y convulsionándose repetidas veces, era maravilloso verla en ese estado de excitación.


Cuando paro de gemir se relajó y abrió sus muslos dejando liberada mi mano que saque lentamente de su vagina pudiendo contemplar como la tenia llena de un liquido parecido al semen, había tenido una eyaculación bestial, me miró y al ver como me quedaba extrañado de lo que veía, me dijo que ella en algunas ocasiones cuando se masturbaba también eyaculaba que sabia que no era muy normal y me pregunto si me daba asco, conteste que no evidentemente, eso me excitaba más todavía.


Me puse de pie y ella entonces se lavó sola, vistiéndose a continuación rápidamente por lo tarde que se había hecho, yo también me lave y me vestí, antes de salir del baño nos dimos un beso calido en los labios y saliendo ella primero miró alrededor por si alguien se encontraba por allí pudiendo advertir nuestra presencia, cogio su bolso y se marchó rápidamente.


Yo me quedé un poco mas pensando en todo lo que había pasado y deleitándome al mismo tiempo, y me dije que quizás a partir de mañana tengamos mas oportunidades y tendremos que aprovecharlas no?.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!