Categorías

Relatos Eróticos

Hetero

La profesora de historia

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Mi relato comienza cuando cursaba el segundo semestre de preparatoria, en este semestre tuve que llevar la materia de Historia de México, yo sabía que la historia no me gusta y siempre reprobaba todo lo relacionado con ella.


Paso el tiempo y el primer exámen de historia lo reprobé así el segundo, mi profesora de historia que se llamaba Verónica y ella trataba de ayudarme para pasar su materia; me quedaba varias horas después de clase repasando todos los temas de historia, así pasaron dos meses antes del exámen final para poder pasar la materia; cada vez que nos quedábamos en el salón después de clases a estudiar yo admiraba su belleza tanto en su rostro como en su cuerpo que lo tenía bien formado, ya en confianza mi profesora me pidió que no le hablare de usted sino por su nombre Verónica, ella se puso a escribir en el pizarrón los acontecimientos más importantes de la historia de México, pero yo ponía todo mi atención mirando su cabellera larga y güera que le llegaba a media espalda, su trasera bien delineado que se veía suave, sus piernas hermosas y sus pies que se veían muy bien con unas sandalias, cerré mis ojos y empece a imaginarme como desnudaba a mi profesora y cuando la iba a penetrar, me desparte y frente a mi estaba la profesora llamándome la atención y seguí en mi rollo pero mi mirada se enfocaba a sus senos que asomaban por que traía una blusa casi transparente en la cual también se le observaban muy bien la forma de sus pezones, mi profesora Verónica se dio cuenta de que la miraba con ojos de lujuria y me dijo que pusiera más atención a la clase porque si seguía así no pasaría su materia, yo me olvide de lo que me estaba imaginando y me puse a estudiar historia. Después de un buen rato de clase extra nos retiramos del salón, ya en la calle Verónica me pregunto en que estaba pensando por que me quedaba dormido despierto y yo le conteste àEs que es muy bella tanto en su rostro como en su cuerpo- ella se puso un poco roja y me dijo- Pues tu me pareces muy atractivo- ya en confianza caminando por la calle se me ocurrió preguntarle que si era casada o tenía novio a lo que ella me contestó àNo soy casada ni tengo compromiso alguno con un hombre- yo me saque de onda porque siendo muy guapa no tenía compromiso alguno ella me comentó que todos los hombres con que anduvo nada más querían acostarse con ella y que andaba en busca de su media naranja, antes de llegar al sitio de taxis ella me comentó que mañana no podría quedarse después de clases para dar un repaso de historia conmigo y me dio un papel con su dirección para que fuera a su casa en la tarde para seguir con nuestras clases extras yo le dije àLlegaré temprano- nos dijimos adiós, y cada quien jalo para su casa.


Llegue a mi casa me puse a estudiar un rato y después me dirigí al baño para darme una ducha ya en la regadera e empece a imaginar como se vería Verónica totalmente desnuda y con solo imaginármela, me exité de tal forma que me agarre el miembro y me empece a masturbarme Ahhhh! Maaaaassssss! Ummmmmmmmmm! Ohhhhhhhhhhhhhhhh! Mmmmmmmmmmmm! Acariciándome los testículos y el abdomen llegue al orgasmo escupiendo chorros de semen que escurrían por la pared de la regadera, salí y me dirigí a la cama para ir a dormir.


Al otro día saliendo de la preparatoria mi profesora me dijo àTe espero en mi casa para seguir estudiando de historia por que ya se acerca el examen final y quiero que pases mi materia- yo le respondí àLlegare temprano-Pasó el tiempo me dirigí a la dirección de la casa de Verónica para estudiar, toqué el timbre y ella salió a recibirme muy amablemente, pasé hasta su sala me dio un refresco para tomar y nos dispusimos a estudiar, yo no le pude quitar la mirada de encima por que se veía muy provocativa por que traía una blusa pequeña enseñando su sexy ombligo con una perforación, una diminuta falda que dejaba al descubierto sus hermosas piernas y finalmente unas sandalias que hacían que sus pies se vieran sexys. Yo no me pude concentrar en lo que estabamos estudiando ya que Verónica me provocaba demasiado, estaba tan nervioso que mis lapiceros cayeron debajo de la mesa, me apure a sacarlos pero mire sus pies sexys y entonces decidí darle un masaje en aquellos pies que parecían de seda , Verónica no me dijo nada y yo seguí dándole masajes en sus pies, sentí como ella se empezó a exitar al igual que yo, estaba tan exitado que empece a lamérselos del tobillo hasta los dedos, Verónica no pudo más al sentir tanto placer que empezó a gemir Aaaaahhhhhhh! Asssssiiii! Maaaaaaaaaaassssss! Aaaaaaaahhhhhhh! yo sentía que me pene crecía cada vez más y empece con mi lengua a lamer sus piernas ella gemía Aaaaahhhhhhh! Asssssiiii! Maaaaaaaaaaassssss! Aaaaaaaahhhhhhh!, llegue con mi lengua hasta su minifalda, Verónica se la quitó y observe que su diminuta tanga estaba húmeda por sus jugos vaginales, le empece a besar el abdomen, su ombligo y ella gemía Aaaaahhhhhhh! Asssssiiii, con una mano le empece a bajar poco a poco su tanga pero ella se resistía por que cerraba sus piernas, entonces decidí desabrocharle su blusa elle nada mas gritaba de placer por que la besaba y la lamía, entonces yo la cargué y la lleve sobre la alfombra y le empece a besar y a lamer sus cuello a acariciar su cabellera rubia que me exitaba, Verónica me quitaba mi camisa, me quito los pantalones hasta dejarme en puro boxer, yo le pude quitar se bracier y sus senos salieron al descubierto, los empece a lamer y acariciar nada más escuchaba sus gemidos Aaaaahhhhhhh! Asssssiiii! Maaaaaaaaaaassssss! Aaaaaaaahhhhhhh!, ella estaba tan exitada que le pude quitar su tanga, yo me quite mi ropa interior y Verónica tomó mi pene y lo puso entre sus senos yo me sentía en la gloria a la vez que los dos gritábamos de placer Aaaaahhhhhhh! Asssssiiii! Maaaaaaaaaaassssss! Aaaaaaaahhhhhhh! Aaaaahhhhhhh! Asssssiiii! Maaaaaaaaaaassssss! Aaaaaaaahhhhhhh!, saque me pene de sus senos y lo empece a rozar por su pierna derecha hasta llegar a su pelvis, Verónica muy exitada abrió sus piernas y me dijo Métemelo Meeeetttttttteeeeeeemelo! yo la penetre y ella grito con mucho placer Aaaaahhhhhhh! Asssssiiii!! Aaaaaaaahhhhhhh!, Verónica se colocó de tal manera que sus pies apretaban mi espalda cada vez que sentía pequeños orgasmos y a mi me exitaba cada vez más, sentía como derramaba sus jugos en mi pene y testículos yo sumergí uno de mis dedos y se le empece a meter por el ano con un movimiento circular ella me decía Asssssiiii! Maaaaaaaaaaassssss! Aaaaaaaahhhhhhh!, Verónica acariciaba mi espalda con sus pies que parecían de seda y sentía mucho placer cuando lo hacía, después de un rato su reparación se volvió un poco agitada sentía como su vagina y su ano se preparaban para el orgasmo ella y yo gemíamos con tanto placer Aaaaahhhhhhh! Asssssiiii! Maaaaaaaaaaassssss! Aaaaaaaahhhhhhh! Aaaaahhhhhhh! Asssssiiii! Maaaaaaaaaaassssss! Aaaaaaaahhhhhhh! Hasta que llegamos al orgasmo, nos quedamos abrazados por un instante y platicamos de lo sucedido.


Llego el día del exámen y lo pase, mi profesora Verónica me felicito y medio un gran beso en la boca diciéndome que el próximo semestre no me daría clases de Historia de México por que impartiría otra clase diferente y solo nos veríamos por los pasillos o a la salida de la preparatoria, y me confeso que tenia 21 años de edad, 2 años mayor que yo, después de lo ocurrido fuimos novios por un tiempo y después terminamos, en la actualidad somos buenos amigos y me pide algunos consejos para tener una mayor placer y disfrutar de las relaciones sexuales con su nueva pareja.


Eso es todo lo que paso con aquella profesora.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!