Categorías

Relatos Eróticos

Hetero

Un camino de placer

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola a todos, la historia que les voy a contar me paso hace como dos semanas; era las 2 de la tarde y acorde ir con una amiga a un cibercafe a conversar con amigos por el msn. Cuando llegamos pedí una maquina privada y me puse a leer la mejor página de relatos eróticos "Buscorelatos.com", en eso sentí que mi polla se había puesto durísima y me dieron ganas de hacerme una paja, pero me contuve por que mi amiga estaba al lado mío.

(Bueno hago un paréntesis para describir a los protagonistas de esta historia).

Yo soy un joven de 19 años, soy de mediana estatura y de una polla majestuosa. Mi amiga es casi de mi estatura, tiene un año menos que yo, o sea tiene 18, tiene unas tetas pequeñas pero firmes, un culito bien paradito, o sea una mujer bien rica.

Al salir del cibercafe le dije para ir por el camino del cementerio en vez del clásico, ella acepto y emprendimos el viaje de retorno, íbamos conversando de varias cosas, pero yo no le prestaba atención, solo pensaba en los relatos que había leído, me imaginaba que ella y yo éramos los protagonistas de cada historia y eso hizo que mi polla se vuelva a parar y entonces lo único que me interesaba era desvirgar a Ángela (mi amiga), no sabia como hacerlo así que busque el camino mas fácil pero mas riesgoso; la tome de una mano, la voltee hasta que me estuviese mirando, lleve su mano a mi polla que estaba a punto de explotar, le dije:

- Mira Ángela como me pones, por pensar en ti se me ha parado.

Yo pensé que ella iba a retirar su mano instantáneamente, pero no fue así, ella comenzó a masajear mi polla por encima del pantalón diciéndome:

- Gracias Jorge, siempre quise tener tu polla entre mis manos pero nunca me había atrevido a pedírtelo.

Luego de eso la comencé a besar en la boca, luego baje por su cuello hasta sus senos que ya estaban con los pezones erectos.

Como por ese lugar no pasaba gente y el camino era de pasto todo fue más fácil.

Comencé a masajear sus senos a lo cual ella me respondía con fuertes gemidos; comencé a desvestirla sin dejar de besarla, luego de un momento ya estábamos los dos completamente desnudos sobre el pasto, seguíamos besándonos y le pedí que me la chupara; ella un poco que se asusto por la petición pero al cabo de un rato ya tenia mi polla en su linda boca, comenzó a besar y chupar mi polla muy lentamente para luego hacerlo como una loca.

Luego le pedí si se la podía meter, pero ella me dijo que era virgen y que no estaba segura si ya quería perder su virginidad, aparte del miedo que sentía pensando que le iba a doler. Yo insistí con mi petición y ella acepto, me eche en el pasto y le dije que se sentara encima de mí, así lo hizo luego sentí la cabeza de mi polla en esa puerta divina de su vagina, mientras ella bajaba la sentía sudar a chorros, pero una vez que ya tenia toda mi polla dentro de ella comenzó a subir y baja lentamente. Después le dije que aumentara el ritmo y así lo hizo; al cabo de un rato comenzó a cabalgar como una loca desenfrenada, luego cambiamos de posiciones y la seguí follando por la concha, luego le pedí para follarla por el culo a lo que ella se negó, yo no insistí pero me quede con las ganas.

Estuvimos follando como media hora, en esa media hora ella tuvo varios orgasmos en los cuales voto gran cantidad de jugos, yo también me vine dos veces; una en su concha y otra en su boca, esta ultima fue la mejor por que fue un poco obligado pero sé que le gusto, por que yo no le pedí que se tomara mi leche pero ella lo hizo.

Después de eso no vestimos y seguimos caminando, pero me hizo prometer que follaríamos cada vez que ella me lo pidiera, y yo me hice una auto promesa de que en la próxima vez le follaría el culo y sé que la voy a cumplir.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!