Categorías

Relatos Eróticos

Infidelidad

Aquella que tiene tienda...que la atiendan pero bien atendida

Publicado por Rosy el 15/07/2016

Nunca pense que las cosas llegaran a tal extremo, la verdad los pretextos y mentiras se me estaban acabando pero mi marido parecia con su actitud darme margen de maniobra, llegue y ya estaba dormido, me desvesti y me acoste, no podia dormir me abraso y mi mente estaba llena tan solo de caricias y besos al por mayor, la tienda fue tan solo una alternativa para quitarle el tedio a mi vida, mi marido salia constantemente de viaje y pense que seria una buena idea hacer algo por mi cuenta, lo que nos vino bien como pareja, al estar los 2 ocupados cuando llegaba pues me encontraba contenta y llena de cosas que platicarle, me sorprendia que el negocio funcionara tan bien para mi especialmente en lo referente a las amistades, de repente mi numero de amigos crecio y eso me ponia feliz, hasta en nuestra vida sexual como que me hacia actuar mejor y eso a el le encantaba, pero como siempre nada es mas atractivo que lo prohibido y los piropos de tanto galan me empesaron a mover y me empese a vestir de manera mas atrevida y encontre muy sensual que me adularan y persiguieran tanto, al principio el que disfrutaba era mi marido pues llegaba caliente y le daba unas buenas revolcadas pero sus ausencias y lo insistentes de mis amigos acabo por hacerme caer y una vez que empese ahora no puedo parar, el primero que logro hacerme ceder era un hombre ya maduro que no era de la cd. me seducia muy sutilmente pero logro abrirme a este mundo de infidelidades, me llevo a casa varias veces y se despedia muy correcto pero su aroma y actitud me atraian asi un buen dia sin mas me beso, no lo rechase y simplemente dirigio su carro a un parque cuando empesaron los besos mas intensos y senti su mano en mis piernas sabia que era el momento, el dirigio su auto a un motel y lo que paso fue simplemente delirante, era un buen amante, me desnudo con toda ternura y cuando su boca recorrio toda mi piel sabia que era experto en esto, su lengua hacia magia en mi sexo y sin mas ya que me tenia lista simplemente se paro y le quite su pantalon tenia un pene grande y grueso, le enseñe mis habilidades con mi boca y el simplemente me dejo trabajar, me volteo y sin mas me penetro haciendome disfrutar cada minuto, su ritmo y forma de moverse eran intensos aparte de lo rico que lo tenia sabia moverlo y su pene me enloquecian, por un buen rato disfrutamos y asi llegue a casa, al bañarme recordaba todo y me masturbe, por una semana sali con el y me encantaba ser amante, se fue y para mi sorpresa cuando llego mi marido y tuvimos sexo no tenia la mas minima culpa lo que si el saberme infiel me hacia estar mas caliente a el le encanta hacerlo por atras y lo deje y hasta lo disfrute, no tardo en aparecer otro buen cliente y este era muy joven, estaba estudiando, siempre iba de short o pants, practicaba deporte y su cuerpo me encantaba y por suerte tambien no era de aqui asi que unas sonrisas y platicas intensas fueron suficientes, el no tenia auto asi que se ofrecio a llevarme, ya estabamos en mi coche cuando me empeso a tocar las piernas, me dio un beso y tuve que romper el encanto del momento pues se me habia olvidado algo en la tienda, ver su enorme ereccion que el pants agrandaba me movio el tapete y fuimos a la tienda, pase a la bodega y sus brazos me atraparon sus labios recorrian mi cuello me restregaba su enorme bulto su enorme bulto en las nalgas, el espacio no era grande pero nos dimos maña y asi paradita, me levante el vestido para que el incadito me dio una rica leccion de sexo oral luego yo le di algo de mi repertorio, tenia un pene largo y delgado pero sabia moverlo con furia, me sente sobre un banco y ahi mismo me tomo, fue una sola racion pero me vacie muchas veces, por mas de 40 min me dio con furia su rico fierro, para regalarme una buena cantidad de su leche, me encantaba este chamaco pues tenia un aguante increible ya cuando pudimos irnos a un motel lo disfrute al maximo, asi mi tienda me abrio a un mundo de mentiras y pretextos... ya no voy a reuniones de amigas y familiares pues siempre hay un amigo cariñoso que me logra hacer caer y prefiero ir con ellos,

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!