Categorías

Relatos Eróticos

Infidelidad

Cumpliendo promesas de infidelidad

Publicado por Vero el 20/06/2016

No pensaba que un recuerdo me llevara a esto pero aqui estaba y no habia vuelta atras, ibamos en silencio el apenas sonreia y de cuando en cuando me acariciaba las pernas, nos alejabamos de la cd. pues sabiamos que alguien nos podia ver y nuestras parejas se podian enterar, pasamos por aquel paradero donde termino nuestra relacion y ambos solo sonreiamos, habiamos sido novios hacia mucho tiempo, yo queria desquitarme de su amigo que en ese entonces fue mi novio y luego de una mala experiencia donde perdi mi virginidad acabe con el amigo y me hice novia de el nuestra relacion era buena y los fajes se ponian cada vez mejores asi llego el dia y me vesti de acuerdo a la ocasion y mi falda corta y una blusa suelta eran ideales, cuando me vio sus ojos brillaban de lujuria y rapido se dirigio a la carretera me llevo a ese paradero que era ideal para nuestras intencione, despues de perder la virginidad en un compacto sabia que la van era ideal para el sexo nos pasamos para atras n0 tardo en caer la ropa, al fin pudo tomar mis pechos y besar mis pezones , estabamos a mil y el nervioso hacia malabares para tocar todo mi cuerpo, yo me dejaba llevar, senti su mano en mi entrepierna, ya tenia mis pechos a su disposicion y no se daba abasto para besar y morderlos, me empeso a bajar la pantaleta y lo ayude, cuando me la quito por un momento se quedo admirando mi sexo, lo jale y abri mis piernas empeso a bajar y se coloco sobre mi sexo, sentia su respiracion y empeso a besar mi boyito, le jale los cabellos de lo rico que me hacia sentir y su lengua empeso a moverse rico, miclitoris era su blanco favorito, me vacie en su boca y el sabia que estaba lista, se levanto y se saco la verga aunque ya habia probado una me espanto pues esa era enorme, la masageaba y se coloco entre mis piernas, yo estaba lista para sentirla, empeso a moverla y lo mojado que tenia el boyo facilitaria todo, empeso a metermela y mi sexo hervia, apenas senti la enorme cabeza de su verga y me vine, pero un carro se acerco donde estabamos y el se espanto, yo solo me gire y esperamos que se fueran, fue algo horrible pues le dio miedo y nos fuimos, esa fue la ultima ocacion que nos vimos pues me fui fueras a estudiar y nunca mas lo vi, pero un buen dia al salir del gimnacio oi un claxon y era el, no me negue a acompañarlo y pensaba que no era malo aunque estaba ya casada pero la pasion es la pasion y en uno de mis viajes a visitar a mis papas nos citamos y un beso desemboco todo, su voz me saco de mis pensamientos estabamos llegando a una cd vecina y nohabia mas que decir se dirigio al motel, parecia que no habia pasado el tiempo, tan luego que entramos me tomo de los hombros y me empeso a besar el cuello, me puso bien caliente, sus manos rapido acariciaban mis pechos y su bulto lo restregaba en mis nalgas, me quito el vestido y empeso a besar cada parte de mi cuerpo, me adulaba mi piel y mis pechos se sento en la cama y le acerque mis pechos, era claro que era mas experimentado ahora y su boca con maestria me hacia disfrutar, se levanto le quite la playera y empese a besarle su cuerpo ya maduro pero bien marcado, le toque ese bulto que alguna vez me espanto y estaba duro y rico como lo recordaba, no se hiso del rogar y se bajo los pantalones y al fin pude tenerlo a mi disposicion nuevamente pero no era mas esa niña timida me lo llevea la boca y como pude me lo meti, tenia una enorme y roja cabeza, se lo chupe y el entre gemidos adulaba mis talentos, me acosto y me volvio a dar una rica chupada de boyo, ahora si sabia bien su juego y me vacie dos veces en su boca, se coloco sobre mi y me la metio de un solo jalon, me vacie y grite de placer empeso a moverse y me daba con toda su energia unas buenas estocadas, por un buen rato me dio una rica cogida por todas las formas posibles, me tenia extaciada esa verga que alguna vez se me nego, para coronar la jornada me dejo montarme y asi pude sentir su leche vaciarce dentro de mi, platicamos un buen rato de nuestra vida y nuestro noviasgo, algo de ello nos tenia ahi , volvimos a coger otra vez y como un buen adios me pidio hacermelo por atras y yo no me negue asi ahora teniendo en mi culito su enorme fierro puedo decir que valio la pena mantener este recuerdo

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!