Categorías

Relatos Eróticos

Infidelidad

La masajista de ciudadela

Publicado por Sr. R el 28/11/2015

Hacia dias que me molestaba un dolor de espalda, y me recomendaron una masajista de la zona de ciudadela, la llame por telefono, y acordamos una cita, ella atiende en su casa, para mi sorpresa era una mujer madura (cincuenta y pico de años), me hizo pasar a la cocina donde atiende a su clientela, es una mujer muy bonita de cara con buenas tetas y un culo espectacular, en medio del masaje me di cuenta que me miraba mucho y empece a seducirla, me dijo que tenia que hacerme dos masajes por semana para solucionar las contracturas y luego un mantenimiento cada quince dias. En cada sesion la mina cedia mas y mas a mis galanterias, hasta que un dia mientras me masajeaba, sentia su respiracion agitada cada vez que manoseaba mi cuerpo sentia su exitasion, me di vuelta totalmente al palo y veo su cara de sorpresa al ver el tamaño de mi miembro, la tome del cuello y le comi la boca, al principio se resistio pero luego sentado en la camilla comence a masturbarla hasta que acabo, totalmente entregada me la garche en su cama matrimonial por espacio de media hora y teminamos bañandonos juntos, de ahi en mas cogimos varias veces en su auto en el mio y fuimos a varios albergues transitorios donde recibi masajes gratis, ella entre polvo y polvo me conto que el marido ya estaba viejo y gastado y nunca le hizo sentir lo que yo le hacia vibrar, que esto le habia pasado pocas veces pero nadie la habia echo sentir lo que yo le hacia sentir, me costo un poco hacerle el orto porque le dolia pero despues a los gritos me pedia mas y mas, PARTIME AL MEDIO gritaba la puta y la concha parecia una canilla por donde no paraba de escurrir flujo. Realmente la pase muy bien y logre que sea mi esclava sexual, se enamoro de mi y empezo a acosarme entonces deje de darle bola, entoces empezo a pedirme por whatsap y sms que volviera a cojermela estaba desesperada, la deje ahi asi la agarraba recaliente y un dia la lleve al telo y como despedida le hice de todo, la deje loca y ahora cada vez que tengo ganas tengo una puta a mi disposicion. Este fue un masaje con varios finales felices que puedo repetir cada vez que se me ponga dura.
y pensandolo bien me duele un poquito la espalda.
Al que quiera le pase por privado la direccion o el telefono, realmente vale la pena..

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!