Categorías

Relatos Eróticos

Infidelidad

La primera vez que soy un cornudo en vacaciones 100x100 real

Publicado por Esteban el 16/04/2015

Mi mujer Alejandra y yo Esteban, nos casamos jóvenes ella de 26 y yo de 28, siempre nos hemos llevado bien, llevamos mas de 4 años de novios, hasta que ella quedo embarazada y nos casamos apresuradamente, gracias a esto nunca pudimos disfrutar nuestra vida de casados solos, tuvimos que cuidar a nuestro hijo y nos hizo falta viajar y disfrutar de las cosas, aunque tengo que aclarar que nos amamos muchísimo y el sexo siempre fue delicioso. Yo soy un empresario de ropa y accesorios para hombres y ella toda su vida fue bailarina de ballet y jazz, y siempre ha sido maestra de baile, ademas que le encanta ir al gimnasio y siempre mantiene su cuerpo excelente, 4 años después de casarnos ella ya con 30 y yo con 32, la vida estaba mejor que nunca, ella tenia su propia academia de danza y yo me había independizado para abrir mi propio negocio y les tengo que decir que ella esta mas buena que nunca intentare describírselas lo mejor que puedo: es morena clara de ojos cafés, labios carnosos, cara alargada, cabello lacio negro, delgada pero con un abdomen si no marcado pero si definido manos pequeñas y hermosas, tetas no muy grandes pero paradas, pero lo que si tiene es un hermoso par de nalgas y piernas que han sido producto de toda la vida en ballet, respingaditas y preciosas y siempre ha sido una puta en la cama conmigo.

después de 4 años el sexo seguía siendo bueno pero monótono, a veces solo llegábamos del trabajo y nos acostábamos por cumplir a veces nos pasábamos semanas sin tocarnos y cuando lo hacíamos solo era algo tan rápido y sin chiste, yo me masturbaba por mi lado viendo fotos videos o lo que sea porno que encontraba por el internet, un dia encontré relatos cornudos y eso me prendió muchísimo, como las personas describían la manera en que se cogían a sus esposas y ellos disfrutaban e incluso participaban, eso me fascinaba pero nunca pensé en decirle a alejandrina de esto, siempre fue una mujer muy reservada, pero yo me masturbaba salvajemente leyendo estos relatos y luego llegaba a la casa y me la cogía imaginándome a ella cogiendo con otros hombres. un día de la nada decidí comenzar poco a poco a llevar a cabo mi plan para ser cornudo, le compre un consolador con vibrador bien grande muy bastante real al principio se lo mostré y me dijo: Esteban jamas voy a utilizar eso no pienso estar metiéndome esas cosas ademas no se siente igual y no me gusta. Lo deje un tiempo así hasta que un día mientras nos tocabamos le vende los ojos y la empece a besar mientras con mis manos le ponía lubricante al consolador y se lo fui introduciendo poco a poco, ella primero se sorprendió y luego se quito la venda vio que lo tenia dentro y lo tomo con una mano y se lo introdujo ella misma hasta el fondo, yo me hice un lado y disfrute el espectáculo ella desnuda con sus pezones erectos acostada en la cama metiéndose el consolador y moviendo las caderas rápidamente mientras me veía con cara de lujuria que nunca había visto en ella yo empece a masturbar sentado en un sillón mientras la veía disfrutar mi verga estaba dura y roja por ver el espectáculo después de eso ella me hizo una seña con el dedo y me dijo con voz ahogada y gimiendo ven mi amor, me acerque a ella y me puso el pene en su boca le pasaba la lengua por todos el cuerpo y la cabeza incluso jugaba con los huevos mientras el consolador se movía dentro de ella, unos minutos después me dijo: quiero que termines dentro de mi boca amor. esas palabras me excitaron muchísimo y estalle dentro de su boca mientras mi semen se derramaba por las comisuras de sus labios y ella hacia lo mismo con el consolador, saque mi pene flácido de su boca y mi semen le chorreaba por un lado mientras sonreía cansada y jadeando con el consolador dentro, se lo saco y me dijo: me encanto la visita de nuestra amiguito- tenemos que ponerle nombre- le dije- ella sonriendo dijo: lo podemos llamar manuel. era un nombre al azar.

después de un tiempo manuel nos acompañaba a todos lados, y siempre iba con nosotros incluso mientras yo se la metía a ella, ella chupaba a manuel. un día teniendo sexo le dije: que pasaría si manuel fuera de carne y hueso? aun así lo quisieras?- y me dijo- jamas te podría hacer eso- pero si yo quisiera lo harías- ella respondió- si fuera así me encantaría que otro me la metiera ademas de ti- en ese momento me vine rapidísimo y nos dormimos. Meses después yo solo podía pensar en eso un día le pregunte acerca de lo que conversamos y me djo- fue momento de calentura, una fantasía, no va a suceder. pero yo quería que sucedería y no iba a descansar hasta que pasara.

tiempo después cayeron unos días de vacaciones de mi empresa y ella en su academia decidimos irnos de viaje a la rivera, un hotel todo incluido para descansar y y divertirse, dejamos al niño con los suegros y nos fuimos como unos recién casados, cada quien empaco su maleta y al momento de subirlas al auto. olvide con todo propósito subir la suya. al momento de llegar al hotel y registrarse se dio cuenta que su maleta no estaba- amor y mi maleta- yo muy sorprendido le dije- creo que no la agarre lo siento amor- ella se enojo muchísimo y me dijo algunas cosas pero cuando le dije que iríamos al centro comercial de la ciudad a comprar ropa todo se le paso. olvide su maleta para poder comprarle ropa sexy que mostrara su cuerpo por que quería que otros hombres disfrutaran en verla la morbosearan vean ese culo tan rico que tiene, queria presumir a mi mujer, en fin le compre un par de bikinis que apenas cubrían el pezón y las tangas que mostraban mucha nalga- esta bien estos no te molestan?-me preguntaba- no para nada se te ven muy bien amor- le respondía mientras no podía evitar una erección ella se probaba uno y salia del vestidor y solo podía observar como todos los hombres de la tienda se la comían con la mirada lo que a mi me ponía a mil.

después de eso fuimos al hotel a beber un par de margaritas ella, yo un par de cervezas, ella tenia de esos bikinis le había comprado muchos hombres la veían y eso me excitaba muchísimo estábamos en la barra ya como a las 6 pm y se nos acerco un joven extranjero buen tipo, buen cuerpo estaba junto con dos amigos suyos conversando nos dijo que venia de vacaciones su nombre era carlos, era un tipo fornido músculos marcados, alto de ojos claros y piel bronceada, yo observaba como mi esposa se intereso en el de inmediato, no dejaba de observarlo mientras hablamos y se comportaba como cuando me conoció coqueteaba con el y demás, después de eso el dijo que se quería dar un chapuzon en la alberca que si lo acompañamos, yo dije que no gracias, y mi esposa enseguida dijo : si claro, no te molesta verdad amor?-a lo que dije que no- y ahi se fue ella con los 3 jovenes a remojarse a la alberca yo veía desde la barra como ella y carlos se tiraban agua y se abrazaban, eso me ponía a mil, carlos la subia a sus hombros y se aventaban, en fin estaban jugando, después de un rato salieron - en la noche vamos a la disco si quieren ir con nosotros estaría fabuloso-sin pensarlo ella dijo- claro que si ahi estaremos- yo la voltee a ver y ella solo sonrió a carlos- pues bien ahi nos vemos-dije.

ya estando en el cuarto mientras nos arreglábamos para salir ella estaba en el baño vistiéndose y demás le pregunte: oye y que onda carlos buen tipo no?- si buena onda se me hizo buena persona- te gusta?- le pregunte y ella sonrió- no tiene nada de malo, es guapo y si te gusta pues eres mujer se que puedes ver a gente sin que me enoje- le dije de nuevo, ella sonrió y me dijo- esta muy guapo pero tu lo estas mas amor- salio del baño y lo que pude observar me causo una erección, tenia el cabello lacio peinado y maquillada como nunca se maquilla, se puso un vestidito que apenas le cubría las nalgas, de color negro y que mostraba la espalda el vestido apenas marcaba su tanguita de hilo dental y unos zapatos negros de tacón altos- lista vamos amor- me puse de pie y fuimos para la disco.

llegamos y carlos nos esperaba solo- mis amigos se emborracharon y no pudieron venir- nos dijo- ella dijo- pues ni modo nos quedamos nosotros tres verdad amor- si claro, entramos al antro y ahí estaba la vida nocturna tipos bailando con tipas, chicas rubias besándose con tipos musculosos y todo eso nos fuimos a una mesa, pedimos unos tragos y conversamos de cosas triviales los tres, como trabajo escuela y todo eso, poco a poco me fui perdiendo de la conversación , parecía que ellos dos se la pasaban muy bien sin mi, yo deje de beber alcohol, mientras alejandrina seguí tomando tequila tras tequila lo cual la fue desinhibiendo, se jugaba el cabello y le sonreía de vez en cuando le tomaba del brazo a carlos pero no pasaban a mas, decidí apresurar las cosas: bueno ya estoy un poco pasado de copas y ando muy cansado así que me voy al cuarto- ella me respondió- pues vamos amor ya es muy tarde- no ale, quédate tu de verdad no me molesta solo es un rato mas te espero en el cuarto no hay problema-le respondí a lo que ella me dijo- seguro amor??, yo si quiero quedarme un rato mas con carlos aun tengo pila para al rato, te amo- nos dimos un beso y nos despedimos, me despedí de carlos diciéndole- me la cuidas por favor- el sonrió y se despidió, salio del antro pero con la misma me di la media vuelta y volví a entrar me fui directo al segundo nivel donde ponía ver perfectamente el lugar donde ellos estaban y como se comportaban pedí un trago y disfrute de la función. Apenas me tense vi como ella se paso a un lado de el y seguían conversando ahora los dos mas pegaditos casi casi a punto de besarse yo ya tenia la verga bien erecta y queriendo salir del pantalón, tardaron mucho y se fueron a la pista de baile, había una música como tipo salsa o algo así, como les dije ella es bailarina profesional y se mueve delicioso asi que bailaba con carlos de manera sorprendente, como una puta movía las caderas y baja al piso se abrazaban, el vestidito se le levantaba un poco a lo que todos los jóvenes de ahí aprovechaban para verle las nalgas mientras ella disfrutaba un momento el la abrazo de frente y empezaron a baliar con los rostros muy juntos yo no podía aguantar mas mi erección, pero decidí esperar a ver que pasaba, después se besaron, juntaron sus boca y se dieron un beso nada tierno, muy sexual mientras se besaban el le manoseaba las nalgas y ellas dejaba, estuvieron así un buen rato se besaban, el le subía la falda y le jugaba el culo y las nalgas tan ricas paraditas y firmes que tiene mi mujer, un rato después salieron los dos a lo que decidí segurilos de lejos quería ver hacia donde se dirigían , andaban abrazados caminando por el completo del hotel, tome una distancia prudente y se dirigieron hacia los camastros de la playa se acostaron en uno los dos abrazados y yo me puse en otro detrás de ellos en la sombra, no quería interrumpir los cuernos que me estaban poniendo, ella se le monto encima y se empezaron a besar apasionadamente, reían y se besaban, no podía escuchar todo lo que hablaban después de un rato vi como ella le quito la camisa a el y le empezó a besar el pecho bajando lentamente, para este momento yo ya tenia la verga para afuera y me estaba haciendo tremenda paja salvaje, le bajo el pantalon y le saco la verga, ahora pude la verga de carlos, no la distinguí bien por la distancia pero lo que vi, la vi gruesa y gorda no muy larga pero si mas que la mía, y ella se la empezó a mamar, por la distancia por lo que estábamos yo no podía observar con detalle como fue la mamada solo que si escuchaba como intentaba tragársela toda con esos labios tan carnosos que tiene mi esposa, se escuchaba como se provocaba y sacaba la verga de carlos, para tomar aire y volvérsela a comer, así estuvieron unos minutos hasta que pude ver como carlos la tomo de la cabeza y se la empujo fuerte hacia abajo y soltó un gemido fuerte a lo que la muy puta de mi mujer no se hizo un lado, se trago toda su leche, nunca había accedido tragarse la mía, en ese momento no aguante mas y me vine al mismo tiempo, cuando vi que ellos se estaban incorporando me subí en pantalón y corrí a mi habitación, a los pocos minutos llego ella yo me hice al dormido y desperté apenas llego, le vi el cabello revuelto el maquillaje de los ojos corridos, los labios hinchados de tanto chupar y ya sin labial, el vestido fuera de linea, como una puta recién cogida- hola amor como te fue? te divertiste?- le pregunte - si amor ese carlos es buen tipo -me dijo mientras se quitaba el vestido y me mostraba esas tetas paraditas y el culito tan durito que tiene- se acostó a un lado mio la abrace y la bese en la boca, primera ella no quería besarme pero luego se dejo llevar, a pensar de haber tirado muchísima leche hace unos minutos, mi verga ya se había parado de nuevo, al momento de besarla y sentir el sabor del semen de otro hombre en su boca probar esos labios hinchados de tanto mamar, le toque la vagina y ya estaba bien mojada, ese día lo hicimos 3 veces mas sin parar.

al día siguiente me desperté muy temprano y salí a caminar por el hotel, siempre me gusto ver a las mujeres disfrutar su cuerpo con la vista, ver tetas y culos, me sorprendí que a pesar de estar solo y habiendo muchas mujeres en bikini, ya no me importaban solo quería ver a mi mujer y la quería ver cogiendo con otros y esa noche en especial queria que el hombre que se la coja fuera carlos, fui al restaurante a desayunar y vi a carlos con sus amigos comiendo me senté con ellos y conversamos, sus amigos sonreían como cómplices de algo, estaba seguro que era de la tremenda mamada que le pego mi esposa a carlos. les pregunte si tenían algún plan y me dijeron que se iban de excursión a unas ruinas mayas ( que están por aquí por el caribe mexicano), que regresaban por la tarde y de ahí al antro como ayer, yo les dije que nosotros algo mas tranquilo, como cenar en el hotel y tomar un par de tragos en el bar, a lo que carlos me dijo- de hecho yo quiero algo tranquilo si quieren puedo acompañarlos a ti y a ale- en ese momento mi verga despertó- pues bien, avísame cuando regresen de su excursión y nos vemos en el lobby- finalice y nos despedimos. Regrese a la habitación con el desayuno de alejandra cuando entre ella tenia un bikini de color igual al anterior, las nalgas se me marcaban riquísimo las tetas paraditas como siempre-hola amor te traje el desayuno- gracias- respondió mientras se ponía bronceador, mientras comia me dijo- vamos a la alberca a ver si vemos a carlos y a sus amigos ¿no?- cuando decía carlos se le iluminaba la vista seguro recordaba el pollon que se había tragado una noche antes- no amor, me los acabo de topar y se están yendo de excursión, van a estar todo el día fuera- observe su cara de decepcion- bueno pues ni modos- me dijo- pero, regresan en la noche y le dije a carlos que cenara con nosotros ¿te parece?- vi como su cara cambio seguro se mojo de inmediato- si amor como quieras- me dijo intentando demostrar indeferencia. Todo el día paso lento tanto para ella como para mi, nos bañamos en la alberca tomamos un par de par de tragos y fuimos al cuarto, mientras nos arreglábamos para salir, sonó el teléfono era carlos, quedamos en vernos en el restaurante del hotel a las 7 pm, esta vez la putita de mi mujer se puso un vestido holgado blanco, que apenas le tapaban las nalgas y escotado por la espalda que casi mostraba por donde empezaba su culo, unos tacones rojos altos, se veía como una putita esperando verga- que hermosa te ves amor- gracias esteban- me dijo y nos dirigimos hacia el restaurante. Ya estando ahí carlos nos esperaba nos saludamos y nos fuimos a sentar. pedimos un par de copas de vino y la conversación fue normal. Se termino la cena, carlos se despedía por que quedo de encontrarse con sus amigos, vi la cara de decepción de mi esposa y le dije - oye carlos si quieres puedes ir a nuestra habitación a tomar un par de tragos para seguir conversando- ellos dos se sonrieron y acepto rápidamente, mi verga ya estaba por explotar en este momento. Cuando llegamos a la habitación entramos y nos sentamos en una pequeña sala que tiene un sillón para dos personas y uno para una persona, me senté con ale en el de dos y carlos en el otro, platicamos un rato mas y le dije a carlos que nos tomara una foto a mi y ale como recuerdo y nos la tomo luego le dije que se sentara junto con ale para tomarse una foto con ella, se paso a un lado de ella y tome la fotografía, se quedo ahí, seguimos conversando, con el alcohol ella se pegaba mas a el y el la abrazaba un poco mas- les tengo que decir algo- nos dijo- los admiro mucho como pareja veo que se llevan muy bien y la verdad ale es preciosa te envidio- nos comento, en ese momento decidí jugármela por completo y le respondí- es preciosa ¿verdad? ¿te gusta mi mujer?- el se puso nervioso y ale me miro con ojos grandes como de pena-emm os ea si me gusta pero no quiero que te ofendas- para nada carlos yo se que es preciosa, ale ponte de pie por favor- ella me miro - que haces esteban?- pregunto- confía amor ponte de pie- ella obedeció y se puso de pie a un lado de carlos- que te gusta mas de mi mujer carlos?- el nervioso no sabia que responder- hasta que dijo toda ella es preciosa, sus piernas cara, boca todo- ale sonrió frente a el, me puse de pie detrás de ale le desabroche el vestido y cayo al piso, dejando a ale solo con su tanguita y sus pezones al aire- ella ya estaba excitada y no dijo nada solo veía a carlos de frente- le dije a carlos puedes tomar lo que quieras de ella ¿ verdad amor?- a lo que ale solo se mordió el labio y asentó con la cabeza. Carlos la jalo hacia el y le empezó a chupar las tetas, yo regrese a mi sillón y decidí disfrutar el espectáculo. carlos le mordía las tetas mientras ella gemía luego se le monto encima a carlos y le quito la camisa, ella aun tenia la tanga puesta, yo veía como su culito se movía fuertemente para sentir el miembro de carlos debajo del pantalón, luego ella se hinco frente a carlos le abrió el pantalón y me giro a verme como para pedirme permiso- adelante amor puedes hacer lo que te plazca- le dije- ella me sonrió y le saco la verga, ahora si la pude ver gorda y venosa, sin vello púbico se veía recién rasurada, la mano de ale y cerraba toda su verga tenia que masturbarlo con ambas manos, carlos solo cerraba los ojos y mandaba la cabeza hacia atrás gimiendo, yo me saque la verga en ese momento y empece a jalarmela, ella se la empezó a mamar, se la metia toda y luego la sacaba, carlos empezo a seguir- segui asi putita, te gusta verdad zorrita, asi como ayer, dejamela seca- yo no podia mas al ver a mi mujer meterse esa verga dura y cabezona, tragarsela toda me acerque a ella mientras estaba hincada me hinque a un lado de ella y la empece a dedear, ella ya estaba bien mojada- ya es hora le susurre- se puso de pie le quite la tanga y le mostro a carlos su vagina roja e hinchada, carlos seguia sentado- ven mi amor te haré disfrutar como nunca- dijo el- a lo que mi mujer solo respondió con un si, ella se le monto y le metió la verga hasta el fondo, empezó a cabalgar sobre el el le tocaba las tetas y el culo le besaba el cuello mientras ella cabalgaba, me senté a un lado de ellos para seguir masturbándome veía las caras de placer de ella se mordía el labio cerraba los ojos- yo me masturbaba con una mano y con la otra le tocaba el culo o las tetas- te gusta mi verga dura amor??-preguntaba carlos- si me gusta tu vergota- decía ella-cógeme rico por favor- me miro y me dijo- gracias amor me encanta muchas gracias- en ese momento me vine por primera vez tire toda mi leche sobre mi ella la toco con una mano y se la puso en los pezones y las tetas , con la leche quedaron húmedas y brillosas tomo de la cabeza a carlos y lo acerco para que se las chupara, mi verga ya estaba parada de nuevo luego carlos la llevo a la cama, fui tras de ellos, la acostó y se la empezó a mamar le chupaba la vagina a mi esposa y ella gemía de placer sus caderas se movían rápidamente y apretaba la sabana de al cama yo me acosté a un lado de ella y la empece a besar mientras dejaba mi verga lista para otro round, luego carlos se puso de pie y la coloco a la orilla de la cama, ahí se la metió carlos hasta el fondo, ella hecho un grito ahogado, mientras carlos la bombeaba fuerte yo seguía besándola y jalandomela mientras se la cogía carlos me acosté a un lado de ella y le puse mi verga en su boca, ella me la empezó a chupar rápidamente con la velocidad que carlos se la cogía, ahí tuve mi segunda venida me vine en su cara y en su pelo ella no se lo limpio siguió gimiendo de la cogida de carlos un rato después carlos saco su verga y se vino en la barriga de mi esposa, la leche carlos llego hasta la cara de ale, con la fuerza que tenia le mancho todas las tetas, cara y pelo se besaron un rato y se acostaron un lado de mi. después de eso yo estaba exhausto pero carlos aun tenia para mas al igual que la puta de mi mujer, con todo el semen de nosotros dos, ella se fue a la regadera- ¿ me acompañas?- le pregunto a carlos- yo pensé tremendo putón que tengo de mujer- fueron a la regadera y los seguí, entrando a la regadera se empezaron a besar, mi verga de nuevo estaba bien parada y yo me tocaba mientras los veía carlos la tomo de las piernas, la cargo y se la metió hasta el fondo, ella solo enredo las piernas en la cadera de carlos y se pusieron contra la pared para coger solo escuchaba los gemidos de ella y decía muy bajito- cógeme cógeme, me encantas cógeme- salieron de la regadera y carlos la llevo a la cama, la puso en cuatro patas con su culito paradito viendo hacia el y hacia mi- gracias esteban por prestarme a esta puta- me dijo y se fue a comer el culo y el coño de ale, ella ahora gritaba- cometelo todo por favor cometelo- yo me masturbaba frenéticamente, se puso de pie carlos y se la metió ahora ella en cuatro patas, carlos se la metía fuerte- te gusta puta? siempre has deseado una verga así verdad ?-ella respondía- si me encanta tu verga soy tu puta carlos, tuya para siempre- en ese momento le acerque a ella y le tire mi leche en la cara, ya me había venido por tercera vez y mi verga se paraba de nuevo, carlos siguió cogiendosela de 4 patas hasta hasta que la volteo la acosto y acerca su verga a su cara, a lo que ale se la metio a la boca y carlos tiro toda su leche dentro de la boquita linda de mi mujercita, vi como el semen se le salia por los labios y ella solo cerraba los ojos para esforzarse a tragar mas leche, tenia mi leche en su cara y toda la leche que salio de carlos ellos se besaron la boca apasionadamente con y luego la bese a ella le quite el semen con la lengua por su cara y nos acostamos los tres a dormir. ella en medio de los dos, caí en un sueño profundo cuando desperté en la madrugada vi a ale cabalgando a carlos vio que desperté y me dijo- hola amor- se cogió a carlos hasta que se vino dentro de ella y se me monto a mi- carlos durmió y ella me saco la ultima gota de leche que tenia, me vine dentro, sintiendo la leche carlos mezclándose con la mía, volvimos a dormir, me desperté como a las 10 de la mañana ellos dos seguían desnudos durmiendo ella se veia como una puta con semen seco en la cara y la vagina hinchada- desperto ella y me dijo- buenos días mi amor- me acerque y le di un beso- buenos días mi amor, ¿cansadita?- si amor después de que te dormiste carlos y yo no hemos parado de coger- eso me excito muchísimo- en serio amor? que rico te gusta mucho carlos verdad?- me encanta amor pero me gustas mas por dejarme disfrutar así- y nos besamos, carlos despertó unos minutos después con una sonrisa en la boca nos saludo y abrazo a ale- buen día- le dijo, los tres estábamos debajo de las sabanas. Esos días que pasaron carlos prácticamente se quedo a vivir en nuestra habitación y cogimos de muchas maneras, desde ese día soy cornudo y me encanta..

Hay otras historias si quieren saber mas de la puta de mi mujer les dejo mi correo pulpo3591@hotmail.com

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!