Categorías

Relatos Eróticos

Infidelidad

Lucia una amiga de mi novia

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Hola me llamo Alex y os voy a contar lo que me sucedió hace unas semanas. Es una historia bastante excitante y que aun no ha terminado. Yo salgo con mi novia Eva desde hace un año. Ella es muy guapa, dulce y la quiero mucho. Eva tiene 23 años, es de pelo castaño y largo, mide 1.69 y es delgadita. Lo que más me gusta de ella son sus ojos verdes, cada vez que los miro me quedo hechizado.

Bueno resulta que la mejor amiga de Eva se llama Lucia. Ella también tiene 23 años y solemos salir juntos los tres muy a menudo. Lucia es mas rubita, algo mas alta que Eva, y tiene un cuero perfecto. Además Lucia es súper simpática, es la chica más lanzada y alegre que he visto en mi vida.

Esto me paso una noche en la que los tres estábamos en la discoteca. Yo bailaba con Eva mientras que Lucia estaba quitándose de encima a varios tíos. De repente Eva me dijo que la acompañara a la puerta. Yo la seguí hasta fuera donde había un pequeño callejón. Allí nos paramos junto a la pared y ella empezó a mirarme y a reírse. Entonces yo le devolví la mirada al mismo tiempo que fui metiendo mi mano debajo de su blusa. Empecé a jugar con su espalda al mismo tiempo que ella acariciaba mi pelo. Le dije que me moría de ganas de follarla al oído y ella me dijo que a que estaba esperando. Así que rápidamente sin pensarlo y sin mirar no siquiera alrededor le desabroche sus vaqueros y se los baje un poquito, lo suficiente para poder bajar su tanga. Me agache y empecé a darle besitos en su clítoris, a lamerlo ducelmente al mismo tiempo que con mis manos acariciaba sus muslos, ella no tardo en empezar a gemir fuertemente. Le estaba comiendo el coño con todas mis ganas, metiendo mi lengua y dando fuertes lametones.

Entonces ella me levanto y me dio un largo beso en la boca, fue un beso muy húmedo. Al mismo tiempo aprovechó para desabrochar mis pantalones y me dijo que ahora le tocaba a ella comer un poquito. Pero en ese mismo instante un grupo de gente apareció en la calle. Rápidamente ella se separo de mí, estaba muy cortada. Sonrió y me dijo que mas tarde seguiríamos. Yo me quede totalmente empalmado, me moría de ganas de follarmela, pero no pude hacer mas que seguirla hasta el interior de la discoteca.

No veíamos a Lucia así que empezamos a buscarla. Como no dábamos con ella decidimos separarnos para buscarla. Después de diez minutos de búsqueda fallida decidí ir al baño. Entre y me quede boquiabierto al ver lo que allí había. Lucia estaba enrollándose con un tío en el baño de caballeros. Al verme se sorprendió y le dio un pequeño empujón al tío con el que estaba mientras le decía que no quería seguir. Este no le hizo caso y la agarro con fuerza diciéndole que se callara, que era una puta. En ese momento decidí intervenir, cogí a ese imbécil de la espalda y lo empuje hasta la puerta. Yo era bastante mas alto que el así que en cuanto le dije lárgate o te parto la cara desapareció de la habitación. Fui hasta Lucia y la abrace mientras le preguntaba si estaba bien. Ella me dijo que si mientras se le escapaba una lagrima. Yo le seque las mejillas con mi mano y le dije que no dejaría que nadie le hiciera nada. Entonces ella comenzó a acariciar mi polla sobre el pantalón, yo me quede perplejo en un primer momento y le dije que estaba loca. Ella me empujo y entramos en un compartimiento privado del baño, yo estaba casi paralizado, no me esperaba aquello.

Allí dentro estábamos los dos uno enfrente del otro. Rápidamente se agacho y me bajo los pantalones, cogió mi polla que aun estaba dura desde mi encuentro de hacia unos minutos con mi novia, y la metió en su boca. Se la metió hasta el fondo y empezó a jugar con su lengua. Podía sentir el roce de su lengua con mi polla que estaba metida casi por completo en su boca. Entonces comenzó a chuparla despacito, la sacaba y la metía una y otra vez de su boca, mientras que con su mano acariciaba mis huevos. Eso me estaba poniendo a cien, nunca me la habían chupado así. Estuvo tres minutos así hasta que le dije que casi me iba a correr. Se puso de pie, me dio un besito en los labios y rápidamente se volvió de espaldas a mí. Entonces yo ya no me resistí y tome la iniciativa.

Le subí la minifalda que llevaba y le arranque el tanga. Después de acariciar su coño con mi mano para comprobar que estaba húmedo, cogí mi polla y se la acerque al coño. Primero se la restregué un rato por toda su raja, y luego le metí la puntita. Ella me decía que me quería dentro así que yo no la hice esperar y se la metí de golpe hasta el fondo. Entro sin ningún problema y tras unos segundos de espera comencé a penetrarla con fuerza y con ritmo mientras que con mis manos le acariciaba los pechos y con mi boca le lamía su cuello. En cuatro minutos comencé a correrme dentro de ella. Le deje toda me leche dentro y nos quedamos unos segundos parados hasta que ella me empujo contra la pared y me dio la vuelta, se puso de espaldas a mí y me dijo que ahora me iba a follar. Yo en un principio no adivine sus intenciones pero cuando me bajo del todo mis slips y se puso a mis espaldas empecé a imaginármelo. Primero desde detrás me acaricio la polla con su mano para luego llevar su dedo hasta mi culo. En ese momento pensé en decirle que parara pero en cuanto me metió un dedo lo olvide todo, estaba como soñando.

Ella comenzó a meter y sacar su dedo de mi culo. Luego dos dedos y en unos minutos ya usaba tres de sus dedos para follarme lo que nadie había hecho. Una y otra vez se metía los dedos en su boca para lubricarlos y hacer que fuera más fácil la penetración. Yo empecé entonces a masturbarme al mismo tiempo. No tarde en volver a correrme otra vez, nunca me había corrido así. No sabia que hacer, tenia una mezcla de arrepentimiento y de placer, era muy extraño.

Nos pusimos la ropa sin decir nada, salimos del compartimiento y ella me cogió la mano y me dijo que creía que estaba enamorada de mí. Yo no supe que decir, se me vino a la cabeza la imagen de mi novia Eva y salí corriendo de ahí. En ese momento estaba bloqueado así que decidí irme sin ver a nadie, no podía ver ni a Eva en ese momento así que me fui de la discoteca sin decir nada.

Esto paso hace unos días y desde entonces no sé que hacer. Ya os contare como sigue mi historia.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!