Categorías

Relatos Eróticos

Infidelidad

Malas compañias, me hicieron que el sexo se convirtiera en mi perversión

Publicado por Carolina el 22/08/2016

A mis 40 estaba encerrada en ese baño dudando en seguir el juego, afuera acostado estaba un hombre que apanas hacia unas horas habia conocido, estaba lejos de mi casa, mi marido sabia que iba a ver a mis papas pero me deje llevar por el momento, mi amiga decia que solo saldriamos a tomar una copa y platicar, lejos de eso ella empeso a coquetear con un tipo y yo me atrape en ese estado de libertad y acepte la copa de un desconocido que desde la barra brindaba conmigo, cuando me saco a bailar este señor, mi amiga ya estaba muy acaramelada con alguien yo entre curiosidad y las copas tenia una rara excitacion que subieron al sentir los brazos de este esxtraño en mi cintura, sutilmente lo fui palpando y eran musculos, no era guapo pero tenia un atractivo que lo hacia especial, intento besarme y lo evadi pero seguimos bailando el me susurro al oido que esa noche seria suya, solo sonrei muy segura de mi, unas piezas mas otros tragos y etaba atrapada en los besos de este hombre que irradiaba seguridad no supe como accedi pero sali con el y en su coche perdi el control, sus manos tocaban mis senos y todo mi cuerpo poniendome a mil, solo afirme con la cabeza aceptando su invitacion a irnos a un lugar mas intimo, y ahi estaba sin pantalon y solo con una bluza dudando como adolecente sobre lo quepasaria, entre a la recamara el ya estaba desnudo sobre la cama, le di la espalda y me quite la bluza, senti su cuerpo atras de mi, le levanto y me abrazo me empeso a besar mi cuello y sus manos acariciaban mis pechos pelliscaba mis pezones senti su enorme pene rozar mis gluteos, sin rodeos lo tome entre mis manos, era sorprendente lo grande que lo tenia eso derribo cualquier duda no me resisti las ganas y volteando me agache para tomar con mi boca y saborear tan tremenda herramienta, el sonreia sabedor de sus dotes me inque para disfrutar ese caramelo el acariciaba mi pelo mintras yo hacia esfuersos por tratar de meterme ese moustro a mi boca, use toda mi experiencia de casada y novia promiscua para hacerlo disfrutar, me dejo acariciarlo pero el tenia otros planes y me jalo a la cama me beso y me acosto me quito la pantaleta y me fue besando las piernas para acabar besando mi sexo, era exquisita su lengua sabia su trabajo y me puso a mil, sus manos se ocupaban de mis pechos y su lengua magistral me vacio una y otra vez, el sabia que estaba a su merced asi que me jalo y asi incado puso mis piernas en sus hombros toco mi sexo y empeso a castigarme con su pene, poco a poco me fue entrando, el parecia disfrutar de ver mi cara gesticular ante el placer de sentir su carne, una vez que la metio toda empeso sus movimientos y en cada estocada sentia morir de placer, nunca habia mojado tanto un falo me castigo un buen rato, me giro y siguio dandome con fuerza, era increible su resistencia y cuando sintio que se vaciaba rapido me jalo para que se lo chupara, se recosto y masajeandose me invito a castigarme y presta me monte en ere rico corcel, el solo me dejaba retosar y sus maos entretenidas con mis pechos y mis gluteos, era increible parecia que se le ponia mas dura y grande con cada montada que me daba, me sugeto de las nalgas y empeso a moverse me estocaba con una fuerza que me volvio loca su pene entraba rapidisimo en mi y solo se escuchaban nuestros jadeos y como rebotaba con mi cuerpo, se arqueo levantandome con el, me lleno de su crema caliente grite de placer sentia que mi sexo hervia de lo caliente, me volteo y asi me siguio penetrando era una maquina de sexo y yo su esclava.. le saquelas ultimas gotas con mi boca, el burlon me recordo el reto yo acepte mi derrota, me entegue a el apenas se recupero, no queria desprenderme de este extraño con tan rico pene... regrese a casa y el ver a mi familia me hiso sentir cierta culpa, pero a los 3 dias la habia olvidado, a la vuelta de mi casa estaba con este galan dandole una rica secion con mi boca a ese caramelo que tanto me facino

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!