Categorías

Relatos Eróticos

Infidelidad

Mi mujer con un amigo

Publicado por Anónimo el 30/11/-0001

Me llamo Fernando somos de Bogotá Colombia ,lo que les narro a continuacion me paso realmente y hoy lo cuento pues me paresio bueno compartirlo Llevamos 8 años de casado con mi mujer ella tiene 24 años mide 169 es mona cabello café ojos miel,sus medidas creo son 95 64 96 no es muy hermosa pero es normal atrae miradas y no hemos experimentado cosas interesantes en el sexo.
Una de mis fantasías es acabarle en la cara, otra es verla como la penetra un extraño y muchas mas.
Cada pedido que le hacia ella se negaba y terminábamos siempre en la relación tradicional, ósea la aburrida.
La intentaba convencer de que si le acabara en la cara lo disfrutaría mucho pero jamas accedió a eso, cada vez que me hace sexo oral esta vigilando que no salga el semen.
También me gustaría hacerle sexo anal pero eso ya es mucho pedir. Pues se enoja a pedírselo Claro que no nos va mal como pareja, hasta que un día llamo ,mi amigo de la infancia que también es amigo de Pilar Mi mujer que necesitaba buscar donde quedarse unos días pues su apartamento lo iban a remodelar, que si yo le arrendaba una habitación, para quedarse unos días.
Accedimos los dos sin problemas ya que la relación entre nosotros como amigos fue muy buena.
Mi sorpresa vino cuando note que después de tres días, ella por la noche no se dormía, era como que esperaba a que yo me durmiera, por lo tanto eso hice para que ella se lo crea y ver que hacia.
Ella se asomaba sobre mi para verme si dormía, y hacia como si fuera a la cocina por agua salía de la habitación y se dirigía a la habitación donde dormía Libardo(nuestro amigo).
Nuestra habitación esta en el segundo piso, la de el en el primero . Una vez ella se levanto yo intente no hacer ruido para poder ver que pasaba ,era las 11.30 de la noche , me asome despacio y no podía creer lo que estaba viendo mi esposa la sana la que no quería sexo anal el acto sexual que ella estaba teniendo, justamente ella estaba en 4 patas mirando hacia el frente en dirección, a la puerta me quedo inmóvil y me puse a observarla, libardo le tiraba el pelo hacia atrás mientras la manoseaba por todo lado, me devolví a mi habitación con mucha histeria pero estaba erecto al ver esto, hice ruido como de despertarme enseguida ella llego con un baso de agua como si nada , al otro día al despertar antes de irme a trabajar le dije a Pilar que llegaría tarde tenia una reunión de Gerencia que llegaría después de las 12 de la noche que acostara a las niñas temprano que yo me demoraba, esa noche di vueltas en las vitrinas para calcular las nueve de la noche, para llegar a casa lo hice sin hacer el menor ruido muy despacio, apague el celular por si acaso , me dirigí despacio y allí la vi estaba con la puerta cerrada pero yo me asome por el pestillo de la ventana que da hacia la cocina el la tenia agarrada del cabello como jalándola, ella trataba de no emitir ningún jadeo pero le resultaba muy difícil, siempre se le escapaba algo muy suave de su voz, tenia los ojos entreabiertos demostrando lo mucho que disfrutaba, sus labios separados, y de vez en cuando suavemente se mordía el labio inferior en momentos de pleno éxtasis.
Libardo estaba sobre sus rodillas y totalmente derecho mientras la penetraba, formando un ángulo de 90 grados, a los pocos minutos este decidió cambiar la posición y se apoyo por completo sobre mi mujer, tenia su pene totalmente introducido en su vagina por la posición que había adoptado, su pecho estaba apoyado por completo sobre la espalda de mi mujer. Luego le paso su mano por el cuello y comenzó embestirla muy suavemente mientras le acariciaba la cara y un pecho, metía sus dedos en la boca de ella, ella estaba totalmente excitada sin poder controlarse para nada.
El comenzó a aumentar el ritmo de las penetraciones, le paso sus dos brazos por debajo de las axilas de ella abrazándola al revés. Ami empezó a ponerse duro el pene Luego a el se le noto completamente excitado y comenzó a golpearle los muslos con sus piernas, su pene se introducía rápidamente y estaba totalmente erguido, sus testículos golpeaban en las hermosas nalgas de mi mujer.
De pronto el salió de adentro de ella de golpe y la dio vuelta en un ademan para sentarla sobre el, ella no puso resistencia y en muy pocos segundos ella cabalgaba sobre su pene, el cual ahora quedaba por completo a mi vista y podía ver como los labios de su vagina se dilataban para dejar entrar ese tremendo elemento.
Ella continuaba cada vez mas saltando sobre su pene pronunciando gemidos muy silenciosos, el estaba a punto de dejarle toda su leche en su vagina por la expresión de su rostro, pero en su momento culmine vi algo que me dejo perplejo y excitado a la vez, el la empujo para sacársela de encima y en el mismo empujón ella cae boca arriba sobre el colchón, el se le acerca arrodillado y comienza a largar todo su semen en el rostro, ella tiene que cerrar sus ojos porque la leche se le escurre por toda la cara, el sigue vaciando su pene y su semen continua cayendo sobre las facciones de mi mujer, eso me éxito tanto que casi yo también acabo desprendiéndome de toda mi leche.
Mi asombro fue que lo que ella tanto me negaba ahora no parecía disgustarle, si bien es cierto que ella no hacia nada mas que recibir el semen en su cara pero tampoco daba vuelta la cabeza o trataba de evadirse.
Cuando ella noto que su rostro estaba completamente lleno de semen y que a el se le desprendían unas gotas mas, trato de salir de esa posición sumisa, pero el en un rápido movimiento le sostuvo la cabeza y le penetro la boca con su pija toda bañada en leche, ella ahi si que quiso rechazar esa actitud pero no pudo, el le estaba violando la boca y ella no podía hacer absolutamente nada. , hasta que le volvió a crecer su pene en su boca El comenzó a lavar su pene en su boca con su saliva, ella intentaba a comerse todo ese semen y esa carne El se quedo inmóvil un rato sin forzarla mas, ella lo quedo mirando e intento sacar su pija de su boca, el no opuso resistencia y ella se retiro para atrás, se quedaron mirando los dos y ella succionando y con la mano cogía parte de la leche que se le escurría por la comisura de los labios, ella no quería sacárselo y lo increpo con una mirada, como diciéndole que no se lo sacara.
Yo me derrame dentro de mi pantalón viendo esto el se lo saco y le lavo de nuevo la cara en semen , mi mujer lo miro mal como diciéndole que no lo volviera hacer Por lo visto eso no le gusto para nada a el y se fue de frente a ella y la agarro por los pelos y le sujeto la cabeza hacia atrás mientras le decía, no te hagas eso te gusta , yo no soy tu estúpido maridito que se deja de ti putita", ella le pedía que no la tratara así y el le dijo tu quisiste hacerlo conmigo acuérdate antes de casarte como te gustaba, se exaspero mas y le advirtió que otra actitud mas de ella así y le perforaría el ano con su pene esto me puso a pensar esos dos ya tiraban antes de que nos casáramos, ella le hizo un gesto como provocativo diciéndole atrévete hazlo,...
ella le hizo un ademan de desprecio y eso lo termino de enfurecer, por lo que la agarro mas fuerte y la puso boca abajo en el colchón, ella comenzó a desirle no no lo aras a implorarle que no le haga eso, pero el no se detuvo, todo lo contrario, comenzó a amenazarla pasando su pene, que comenzaba a erguirse de nuevo, por todo su hermoso culo.
Ella trataba de salirse del colchón pero el la sujetaba y en voz baja le dijo: "déjame y veras lo bueno hay dos opciones, o te la aguantas y te penetro o se entera tu marido por tus gritos, pero que yo te penetro eso no lo evita nadie".
El comenzó, besar su culo lo llenaba de saliva y metía sus dedos y pasaba suavemente a rozar la cabeza de su pene por su ano el cual no se dilataba, ella apretaba los dientes con pavor.
De pronto ella emite un pequeño grito de dolor y era que el la había desvirgado por su preciado culo. Empezó a moverse lentamente dentro de su culo viendo de perfil la cara de ella, ella intentaba que eso pasara rápido pero no, ese pene entraba y salía plácidamente por su culito ya dilatado.
,note que ella gritaba de dolor pero almismo tiempo gemía note que le salía un poquito de sangre ,El le empezó a preguntar que opinaba ahora y ella con pequeños llantos le imploro que le hiciera pasito o la deje, el la intimo a que si la dejaba me lo contaría a mi, así que ella dijo adelante sigue pero suave.
Ella se mordía el labio, no podía mas, el se la metía toda porque su pelvis chocaba contra las nalgas de mi esposa.
Ello lo quería empujar hacia atrás pero el le sacaba las manos.
En una de esas el la termino de penetrar metiéndole lo que quedaba afuera de su pene su culo se dilato por completo y a ella se le llenaron los ojos de lagrimas, en ese momento yo estuve a punto de saltar a defenderla, pero me excitaba tanto verla en esa situación que no hice nada.- El continuaba abriendo su culo con su pene ella lloraba pero gozaba sus huevos golpeaban con firmeza en las nalgas, ella tenia todos los ojos llorosos y no había posición para evitar eso.
El sin sacársela se sentó en el colchón levantándola a ella y haciéndola cabalgar sobre su pene, en ese momento fue cuando no aguanto mas y grito de dolor, su culo había sido violado.
Yo no atine a moverme ya que cada minuto me excitaba mas, el se quedo en silencio y quieto unos segundos al parecer también le dolía su pene.
Al ver que no notaba nada raro continuo haciéndola cabalgar, ella estaba sentada sobre su pene de frente a el, le veía la cara de felicidad.
Luego de unos minutos asi el siguió sentado y la dio vuelta sobre su pene, sin sacársela, quedando ella de espaldas a el pero todavía penetrada, le dijo que se moviera y ella adolorida lo hiso, yo la veía de frente, veia sus gestos, sus ojos llorosos, sus labios quebrados, sus tetas nunca estuve seguro si era dolor o placer, creo que ambos.- Ella abrió un poco las piernas dejándome ver su vagina, estaba obligada a seguir metiéndose esa verga en su culo, asi que trataba de hacerlo lentamente.
En un momento observo que su cara frunce el ceño y lentamente comienza a venirse sobre el, estaba claro que el con su verga la había echo gozar. Ella tenia que controlar el dolor ,pero no podía, sus ojos se cerraron y vino por completo dejándose entrever su vagina como le saltaba el liquido de su orgasmo El final se acercaba ya que a el se lo veía bastante satisfecho, así que el le dijo que ya podía salirse y ella sin perder tiempo asi lo hizo, el se empezó a masturbar delante de ella y ella supuso lo que le esperaba, mas leche en su cara.
Ella se nego y el no hizo nada, seguía masturbándose, ella penso que había quedado libre, pero cuando se da vuelta lentamente para levantarse e irse, el la toca muy suavemente en el hombro y ella cierra los ojos, como si supiera lo que le espera.
Ella se da vueltas y sin pensarlo se dirige a su verga, comienza a masturbarlo para terminar pronto con todo pero el se niega, sigue el haciéndose la paja.
Su boca estaba a unos poco cms. de la verga ella tenia toda la cara sucia de semen, ya que ninguno se había ido a lavar.
El comenzó a apurarse en su masturbación hasta que ella hacerco su boca ya salía, ella cerro los ojos y espero ese liquido caliente el cual fue a dar nuevamente en toda su cara, ella rompió a llorar mientras el la ensuciaba mas y mas de leche, el la agarro suavemente por detraes de la cabeza y sin hacerle fuerza la trajo hacia su pene para que se diera cuenta que tenia que hacer, ella lo hizo, se llevo toda la leche que pudo a la boca y trataba de evitarle la mirada, el ya había acabado antes por lo que ahora era menor la cantidad de semen, cuando termino ella se alegro pero el dio su ultimo golpe, "quiero que la tragues" - le dijo, ella hizo un esfuerzo sobrehumano y trago toda esa leche, provocándole nauseas pero se lo trago.

 

¿Ganas de SEXO? No desesperes, descubre quien más quiere sexo en tu zona!